Ganadores Premios YouAreWriter 2018

Mejor Autor/a del año 2018: Ana Gutiérrez Mejor escritor masculino 2018: Fran Rubio Mejor escritora femenina 2018: Ana Gutiérrez Mejor poeta 2018: Sara Ramirez Mejor escritor/a revelación 2018: J.D. Arias Autor/a más participativo/a: Ana Gutiérrez Mejor relato corto 2018: Sonreír es luchar por Sara Ramírez Mejor novela 2018: La Oscura Contraposición por Fran Rubio Varela Mejor poema 2018: En blanco y negro por Ana Gutiérrez Mejor poema/corto en vídeo 2018: Eternity por Ana Gutiérrez Mejor Microrelato 2018: Abrázame por Ana Gutiérrez Mejor relato corto o de amor/juvenil: Sonreír es luchar por Sara Ramírez Mejor relato corto de ciencia ficción y/o policíaco/suspense/ terror: La cabaña por J.D. Arias Mejor relato corto de drama: Una segunda oportunidad por JEM Celeste Mejor relato corto o poema de fantasía, acción/ guerra y aventuras o rol: El valle del miedo por Almaescritora Mejor relato corto de reflexión/ crítica y varios: Manteniendome a flote por Ana Centellas Mejor poema de amor / drama: La sombra de su velo por Fran Rubio Mejor poema de reflexión/ crítica y varios: El fantasma del mar por Mar Ball *Concurso #LegadoNicolásLópezMoreno: – Mejor poema en vídeo: “Buscarás” por Ana Gutiérrez – Mejor poema/corto: “Legado” por Fran Rubio Varela – Premio […]

Seguir leyendo

“El demonio de la máscara de hielo” por Asilo Oscuro, Ikormar, Olga LaFuente, Luis Miguel Loaiza, JJ Kastle, Informático Farero, Nicolás Oleinizak, Dagmar Sola, Nefelibata y Elena Siles

El demonio de la máscara de hielo @AsiloOscuro El invierno se había extendido más de lo normal. Las noches eran tan largas que las personas llegaban temprano a casa como si en la atmósfera existiera un miedo comunitario por la oscuridad. @Ikormar Los postigos de las ventanas permanecían cerrados. Nadie sentía curiosidad por ver lo que acaecía fuera. Los hogares estaban siempre cargados de leña. Nunca el fuego debía de apagarse. Las sombras, más oscuras que la noche, recorrían las calles. @Olga_LaFuente Una de ellas corría sin rumbo por las callejuelas del barrio chino, jadeaba y miraba hacia atrás. En su mano derecha llevaba un machete sangriento y en la otra, un colgante con un amuleto totémico. Parecía dudar, pero de repente, paró en un local presidido por dos figuras de león y los farolillos rojos, entró, atravesó el local que solo tenía dos clientes en una escondida mesa y franqueó.una puerta con un cartel de “Solo personal”. En aquel cuarto de ambiente nebuloso y una luz roja de baja intensidad, se encontraba la matriarca. De una de las más poderosas familias chinas llegadas de la ciudad hacía casi un siglo. La anciana no esperó. —¿La tienes? Una adolescente caucásica […]

Seguir leyendo

“El color de la muerte” por Elena Siles, Asilo Oscuro, Nefelibata, Eidsei, Dagmar Sola , Informático Farero, J.J Kastle, Olga LaFuente, DsWaltz y Ana Centellas

@ElenaSilesB En mitad de la oscuridad se escuchaba los pesados pasos de un hombre caminando por una carretera tan solitaria como la luna creciente que iluminaba el firmamento. Su rostro estaba tapado por una capa, pero podía deslumbrarse   @AsiloOscuro una mirada violenta, de las que traspasan hasta el alma cuando se cruzan con ellas. El eco de sus pasos era un llamado a las más oscuras criaturas del inframundo. En su mano derecha tenía un cuchillo que goteaba líquido carmesí y en la otra, una botella de   @jardindebonsais (Nefelibata) vino vacía con un mensaje dentro, que acababa de recoger en la playa. Tal y como vaticinó la profecía, el comunicado le había sido transmitido justo tras el sacrificio. Aún no se creía lo que acababa de leer, pero no podía vacilar en ejecutar la siguiente orden: debía   @Eidsei acabar con todos y cada uno de ellos. Inclusive él mismo. Dejó de caminar en algún punto, con la mirada fija en el arma, aunque siguió su recorrido casi de inmediato. No era momento para dudar, pensó, estrechando su agarre en el cuchillo. Ya había   @DagmarSola cercenado varios cuellos de camino hacia allí y la policía ya estaría […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 16 por Elena Siles

Capitulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-15-por-elena-siles/ Capítulo 16 Shire se levantó cansada debido a que la otra noche apenas había dormido pensando en lo que le había comentado Irina. Sí, sus nuevos sentimientos la hacían sentir miedo y confusión. Había instalado en su corazón un odio inculcado por su propia experiencia y por su dolor, pero ahora parecía que esos sentimientos estaban siendo remplazados por un amor que no comprendía. Ni si quiera tenía una relación, pero la atención de Johan y su carisma se había abierto poco a poco en su corazón. Shire se vistió con desgana, tenía bastante sueño y a continuación desayunó en su habitación. Al terminar unos ruidos afuera de la taberna llamó su atención, así que abrió su ventana y vio una multitud fuera gritando. Intrigada bajó y allí se encontró con Johan esperándola.   — ¿Johan? — preguntó Shire. — Buenos días Shire. Me preguntaba si querrías dar un paseo conmigo en esta maravillosa mañana y después invitarte a comer. Quiero compensarte por no poder haberme quedado durante tu concierto y así conocerte mejor. ¿Qué me dices? Hank que estaba en la barra asintió alegre y Shire suspiró — Déjame ponerme un vestido más adecuado para la […]

Seguir leyendo

“Giros de la rutina” por Nefalibata, Elena Siles, Dagmar Sola, Eidsei, Dswaltz, Informático Farero, JJ.Kastle, Olga Lafuente, Dianamarcelared y Ana Centellas

Giros de la rutina @jardindebonsais (Nefelibata) Como cada domingo tras la sobremesa, le sobrevino la típica depresión post-fin de semana y pre-lunes. En momentos como ése, lo único que deseaba con todas sus fuerzas era…   @ElenaSilesB poder tener un solo segundo de paz para sí mismo. Conocía demasiado bien la rutina que lo abrumaba diariamente. En momentos como ese, sencillamente pensaba que no podría continuar al día siguiente. Sentía como si el tiempo se le escapara entre los dedos y no…   @DagmarSola lograba alcanzarlo nunca. Tanto metafórica como literalmente. Escurridizo como él mismo, todas las alteraciones que había sufrido en el periodo en el que había estado durmiendo eran imposibles de reparar. Y venga trabajar para arreglarlo aún así. El guardián no comprendía   @Eidsei por qué seguía intentándolo, si cada vez que lo lograba volvía a caer en aquel duermevela del que despertaba para trabajar. Una y otra vez. Dejó las divagaciones de lado y se puso manos a la obra, moviéndose como una máquina. O quizá era una, llevaba demasiados…   @dswaltz Meses atrapado por aquella rutina: trabajar, comer, trabajar y caer en su estado de duermevela para volver a trabajar. Lo raro era que su […]

Seguir leyendo

Ojos muertos por Gala Rama

Bajo la indiferencia de ver el mundo con ojos muertos. Caminamos sin sentir el dolor ajeno. Anesteciados, bajo el conjuro extremo de un consumismo que sin darnos cuenta nos consume poco a poco. Hacemos alarde de una humanidad ausente y nos vemos jueces del error ajeno, más somos incapaces de aceptar los propios. Desdibujamos una realidad con falsos espejos que creamos para vivir en un mundo de fantasias. No hemos vuelto incapaces de gritar la verdad, entonces creamos el murmullo que dejamos caer en el hombro del otro como si así pudieramos quitarnos ese descontento con la vida, como si eso nos aliviara esa pesada carga. La desconformidad a pesar decompartirla como reguero de polvora avanza entre nosotros abierta y libre sin que ninguno se atreva a encender la llama. Nos sentimos agredidos, desconsiderados, olvidados y mal manejados con quien ostenta el poder. Hablamos, criticamos,nos enojamos más la palabra solo se transmite de uno a otro como un gran secreto a voces. Pero lejos, muy lejos está esa actitud de unirnos. Simplemente continuamos en ese tren de vida donde se critica pero no se actua. Como entonces pretendemos se originen los cambios. Desde nuestro como sillón en nuestra casa. Desde […]

Seguir leyendo

Premios YouAreWriter 2018

En YouAreWriter hemos decido volver a celebrar los premios de YouAreWriter. Se llamará premios YouAreWriter 2018. Su objetivo será valorar a los autores y relatos que se han unido a nosotros hasta el momento. Tendréis para votar desde el día 1 Octubre hasta el dia 15 de Octubre. Aquellos relatos que se publiquen a partir del día 1 de Octubre contarán para los premios del próximo año. ¡Así que no dejéis de publicar!. Debido a que en otros años ha habido un abuso en las encuestas hemos decidido hacerlo más personal. Las encuestas elegirán a los 2 finalistas de cada categoría. Finalmente la directora y los votos de los autores (por privado) elegirán al ganador. Para que sea mas justo la directora no va a participar en estos premios en ninguna de las categorías. Además este año tenemos nuevas categorías para los autores más participativos. Además este año habrá una dedicatoria especial para Nicolás López Moreno que ya veréis cuando se anuncien los ganadores de este año. Recordamos que en las encuestas podréis seleccionar a 2 finalistas en todas sus categorías. El día 15 de Octubre se dará por finalizada todas las encuestas (aunque luego sigáis votando no contará). Bien […]

Seguir leyendo

DESPEDIDA por Ana Gutiérrez Expósito

Algún día, con el ondear de mi cabello y mientras miramos al horizonte hallando sin buscar, encontraremos una razón que sea suficiente para dejar de echarnos de menos y entender que sólo hay una manera única de amar: dejar que, por separado, igual que los pájaros, surquemos otros cielos para dar tregua a la libertad Sabes que fuimos como las olas que un día vienen y al instante se van. O como el viento que hoy nos mece y mañana se olvida de volar Ambos sabíamos que en algún momento, tendríamos que devolver nuestras cartas al mar, para que quiénes se quieran de verdad las encuentren y cuenten el secreto de que, por siempre, repetiríamos la misma historia una y otra vez más.. (Ana GE Robles ©)

Seguir leyendo

La Oscura contraposición cap 3 por Fran Rubio

De inmediato todo cambió. Una sensación de mareo y profunda angustia la invadió. Su cuerpo parecía que iba a desmembrarse de tanta presión que sentía. Todo pareció acelerarse como si fuera absorbida por un inmenso sumidero en forma de espiral. Su grito se alejaba aún más rápido de lo que salía por su garganta. Sintió un vértigo desconocido hasta ese momento para ella y ya… no recordó nada más. Saiara que así se llamaba la joven, tomó conciencia de nuevo de sí misma. Su cuerpo estaba dolorido pero se sentía más ligera de lo normal, cómo decirlo… más elástica y ágil. A su mente volvió todo lo acontecido. Se encontraba tumbada y su rostro enfrentado a un cielo de un color anaranjado y turbio que jamás había siquiera imaginado. El aire que inhalaba por su nariz, era seco, áspero y notaba cómo rascaba en el interior de su garganta. Se percató de que no tenía prenda que la cubriera; se encontraba completamente desnuda y su piel había cambiado de tono. De su piel blanca y delicada no quedaba rastro. Mirándose los brazos se dio cuenta que ahora era de un dorado cobrizo y mucho más gruesa, aunque seguía manteniendo su […]

Seguir leyendo

Mi último escrito por Ana Centellas

MI ÚLTIMO ESCRITO Sábado. Llevo toda la semana sumida en la desidia y ni una sola palabra coherente ha conseguido escapar de mi cerebro aturdido por el calor. Solo me quedan dos días para enviar mi colaboración con el más importante de mis clientes y aún no he sido capaz de escribir nada. ¿Estaré perdiendo facultades? ¿Será la edad? ¿O tan solo será este maldito calor del mes de julio que mantiene atrofiada mi capacidad creativa? Espero que sea esto último porque si no, estoy perdida. Sí, como lo oís, literalmente perdida. Jamás me había ocurrido algo así y mi parte victimista no puede evitar regodearse en la desesperación y centrarse en un único pensamiento: ¿por qué a mí? Bueno, no seamos tremendistas. Aún quedan dos días, cuarenta y ocho horas completas para poder realizar mi trabajo como de costumbre. ¿Desde cuándo mi pensamiento es tan negativo como para llegar a decir «solo quedan dos días»? No, aún quedan dos días. Mucho mejor. Mi mente parece despejarse ante esta idea. Seguro que un café la ayuda un poco con la tarea. Cinco horas. Ya han pasado cinco horas desde que me senté frente a mi fiel máquina de escribir. Cinco […]

Seguir leyendo