Querida Ana por Adelina G.N

Ana no quería alardear en aquella ocasión de la vida pudiente que llevaba con su recién estrenado marido… Víctor descansaba en aquel ataúd que la compañía funeraria le había adjudicado, un simple féretro sin ninguna señal de poderío del cual podía presumir cuando lamentablemente le llegó su final. Era penoso ver a la viuda llorar desconsolada mientras los familiares acudían a darle el último adiós al difunto. Frotándose las manos y no por el frío, lamentablemente. Ana sabía que el hambre de dinero era lo único que les acercaba al bueno de Víctor, que siempre había sido muy bondadoso con los más necesitados, pero desde que decidieron vivir juntos las cosas habían cambiado. Aquello era lo que mis primos me contaron cuando sus quejas por Ana me llegaban con aquellas llamadas telefónicas que no tenían fin. Bueno me presentaré, soy Eric el hermano del fallecido, digamos el apestado, la oveja negra de la familia, pero que gracias a la herencia de nuestros padres, no me había hecho falta reunirme con él asiduamente. Yo vivía mi vida y Víctor hacía de igual modo con la suya. Aunque nos llevábamos bien, él por su parte y yo por la mía. En esta […]

Seguir leyendo

Pequeña asesina por Adelina G.N

En un paraje verde lleno de vida después de las lluvias, estaba Mercé, paseaba con su cesta colgada del brazo, recogiendo aquellas setas que nacían escondidas. Anduvo unos metros encontrando algo que no tenía explicación. Una gran llanura se abría delante de ella pero, en el centro un gran socavón deslucía el paisaje, escuchaba un silbido extraño y aquel ambiente frío no era el de siempre. Aún con el sol fuera sus manos y su rostro se helaban por momentos. Sé acerco recelosa a la circunferencia que humeaba una niebla grisácea, preguntándose en todo momento ¿qué diablos era aquello? Al momento se dio cuenta de que aquel humo era una especie de gas que le irritaba los ojos. Asustada se retiró de allí y sentada debajo de un árbol, seguía preguntándose. Volvió a escuchar aquel sonido, nunca antes había oído algo similar, estaba clavado en sus sienes, quería que cesase pero, persistía. Sujetándose la cabeza con las dos manos y tapando sus oídos a la vez, Mercé se acurrucó en el suelo, viendo uno de aquellos hongos justo delante de su nariz. Algo le pedía que cambiase de postura y destapando sus orejas recogiese, aunque distinto, uno de aquellos boletus […]

Seguir leyendo

Creador de sonrisas por Adelina G.N

Piero era sin duda un artista, toda su vida había estado rodeado de arte, sus máscaras lucían hermosas en el carnaval, eran obras maestras, inconfundible, su sello de identidad que estaba representado por la amplia sonrisa que dibujaba en cada una de ellas y en cualquier acontecimiento que requiriese ocultar el rostro de quien la llevase. Aquella mañana terminando un encargo que tenía, pensaba en su pronta jubilación, sus ojos se entristecen, habían sido tantos años trabajando en aquello que le hacía feliz que no imaginaba su vida sin aquella tarea, que también hacía feliz a tantas otras personas. Sus máscaras sonrientes ocultaban de un modo u otro, todas las penas y adversidades, momentos trágicos y a veces amoríos infieles, pero siempre con una gran sonrisa. La noche se acercaba a Piero aún le quedaba mucho trabajo, su descuido no había sido otro que aquel pensamiento triste que tuvo durante el día, demasiada tristeza tenía, que ahora, observando su encargo sentado en aquel taburete, con una de sus obras en la mano, veía como todas llevaban una mueca de tristeza… Y comenzó a tener una conversación con él mismo… Todo en la vida tiene un principio y un final, una […]

Seguir leyendo

Terroríficamente erótico por Adelina G.N

La historia que os contaré ha sobrevivido a mi locura, una demencia que adquirí aquella noche en la que el pánico reventó mis arterias, debido al miedo que mi sangre contenía a consecuencia de los hechos allí ocurridos… Todo comenzó alrededor de las once de la noche, cuando conseguimos apartarnos del grupo con el que habíamos ido a visitar el Palacio de la Sangre, una excursión que contaba con la visita, cena y pernoctar donde tantos asesinatos habían dado nombre al lugar citado… La gentileza de la entidad bancaria, al ingresar una gran suma de dinero, no agradaba demasiado a la mayoría de parejas que reunidas entorno a aquella mesa de estilo medieval, poco a poco iba levantándose y subiendo a sus habitaciones para pasar una pre noche de bodas. Eso mismo hicimos nosotros, Felipe improvisando un ligero dolor de cabeza me pedía que abandonaramos tan apático comedor y en el que la cena fue lo único apetecible que sirvieron. De camino a la habitación, mi novio no dejaba de manosearme el trasero, el vino sangre de toro que nos sirvieron nos había chispado un poco, estaba segura de que ninguno de los dos aguantaría, que perderíamos los papeles allí […]

Seguir leyendo

Momento azul por Adelina G.N

Ahora que todo ha pasado, que los sentimientos están calmados, que las sensaciones ligeramente oprimen al corazón enamorado, me atrevo a redactar lo que fue mi vida contigo. Yo, Alex, simplemente, diré mi nombre, pues desde que la conocí, este, estuvo acompañado por el de ella, fue mi sombra enamorada, la mujer que calmó mi ajetreada vida, aquella que me enseñó a amar de verdad, a querer con el alma, a dejar a un lado cualquier leyenda urbana, que eclipsara nuestra unión. Ella la que me contó su problema, aquella tarde en la playa, la que me habló de su enfermedad con tanta naturalidad que conmovía escucharla. Con pocos meses Alma, presentaba claros síntomas de “Cianosis” una enfermedad que pigmenta la piel a causa de una ligera interrupción en el flujo sanguíneo, pero aquello no pudo con mi enamoramiento repentino, pues continuó diciéndome que con la edad la afección incrementa su peligro y el empeoramiento es inminente, hasta poder causar la muerte. Siguió hablándome de ella de su peculiar enfermedad, que la falta de oxigenación en la sangre en cualquier momento la podría volver azul. Yo, la escuchaba veía en ella a una joven, entonces, acostumbrada a sufrir y que […]

Seguir leyendo