El sabor del beso por Cristino Vidal

No hay nada comparable a ese sabroso y largo beso en la adorada boca, cuando un firme deseo nos convoca con un espíritu febril y ansioso. Viene a ser en dulzura generoso y todavía así resulta poca, pareciendo por ello un abreboca cuando el amor es por demás fogoso. Produce ese sabor voluptuoso que en el alma se mete y la provoca un sentimiento asaz apetitoso, con el que fácilmente desemboca en un placer que sobre venturoso incluso hasta la misma gloria evoca.  Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia:  http://cristinovidal.wordpress.com/  

Seguir leyendo

La mercancía del poeta por Cristino Vidal

La poesía que el poeta vende es la que su clientela solicita y a ella muchas veces se limita, pero nunca del todo, pues depende de si la musa por su parte entiende que puede ser muy bien su favorita, pero aparte también la hay exquisita y más que digna de escribir por ende. También hay ocasiones en que cuenta sus cuitas y venturas con esmero recurriendo al auxilio de su pluma, y en otras con ingenio las inventa a medias o hasta incluso por entero y unos con otros a sus versos suma. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

¿Qué tengo que decir? por Cristino Vidal

¿Qué tengo que decir que no haya dicho y qué podría hacer que no haya hecho? ¿Viste siquiera en mí que en algún trecho no hubiera relación con lo antedicho? No me puedes poner en entredicho, porque pienso que siempre he satisfecho tu deseo más mínimo; repecho a veces remonté por tu capricho. Es tan cierto y verdad lo susodicho, que no existe razón para el despecho que utilizas a modo de predicho, por estar al socaire y al acecho, a ver si oyes de mí cualquier maldicho que te pueda sonar como maltrecho. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Me resisto a ser viejo por Cristino Vidal

Me resisto a pensar que me hago viejo, pues gozo de perfectas facultades e incluso ganaría a otras edades en todo, mas quizás no en el espejo. Gustamos del sabor del vino añejo sus sanas y sabidas propiedades y vemos el valor de las verdades que la gente mayor da en un consejo. No tengo, la verdad, ningún complejo ni pienso vaya a hacer heroicidades, pues no pondré jamás en mi entrecejo aquello que en lejanas mocedades me extasiaba sin duda, al ser reflejo del ansia de encentar mil variedades. Referente a amistades antiguas, quedarán o las alejo, si pensamos igual o disparejo. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia:  http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Llegamos hasta el paroxismo por Cristino Vidal

De usar tanto el amor, se terminaba, pero enseguida y con tremenda furia, lo hacíamos de nuevo y la penuria moría, y a mejor vida pasaba. Sentir su cuerpo era un sonar de aldaba llamando y atrayendo la lujuria, que era empleada con enorme curia, y el deseo a seguir nos obligaba. Emprendimos camino a la locura juntando mi pasión y su dulzura, traspasando el umbral del erotismo para entrar en un éxtasis de ensueño y todo lo anterior se hizo pequeño al abrirnos la puerta el paroxismo.

Seguir leyendo

Asi empezó todo por Cristino Vidal

Se rozaron tus labios con mi boca y al punto el paraíso nos cubría, volviéndome yo loco de alegría, como tú de alegría también loca. La gloria, que es tan grande, se hizo poca al lado de la tuya y de la mía, porque vimos que el cielo sonreía y sabemos que nunca se equivoca. Vivimos un edénico momento tan lleno de felices situaciones, que dudo por los sueños superado, siendo protagonistas de este cuento cargado de promesas e ilusiones, tú rebosando amor, yo enamorado. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia:  http://cristinovidal.wordpress.com/        

Seguir leyendo

El engaño de la vida por Cristino Vidal

La vida, mentirosa siempre ha sido, con vanas ilusiones y fracasos y momentos felices muy escasos, además de que rápidos se han ido. Si miras todo aquello que has vivido, verás que iban siguiéndote los pasos desdichas a granel, que en muchos casos te obligaron a darte por vencido. Pensaste que este mundo en que habitabas era como adelanto de un Edén y te las prometías muy felices, hasta que en fuertes muros te estrellabas que te obligaban a decir amén sin admitir razones ni matices.  Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia:  http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

El ansia me devora por Cristino Vidal

El ansia por tenerte me devora, pensando de tus dedos las caricias ardientes y en la boca seductora por donde entregarías las delicias de tantos besos que serán llenura, para posarse en mi sedienta piel dejando en ella tu sin par dulzura, de la que toma su sabor la miel. Late mi corazón en galopada cada que pienso en esa flor que espera ser con viva pasión acariciada como nunca jamás antes lo fuera. Me tienes como en celo permanente, porque no te separas de mi mente. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Si te vinieses conmigo por Cristino Vidal

Si piensas en lo mucho que te quiero y en ese paraíso que te digo, no dudo que vendrás pronto conmigo, porque serás en él todo y primero. Te puedo asegurar y soy sincero, que voy a conseguir y lo consigo, abrir para los dos ese postigo que es del sumo placer el cancerbero. El tiempo alargaré para gozarnos llegando al infinito en los placeres como nunca jamás hayas soñado, pues sólo por el hecho de juntarnos va a superar con mucho a lo que hubieres quizás alguna vez imaginado. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/  

Seguir leyendo

La gloria está con nosotros por Cristino Vidal

Estamos de la gloria a un solo paso pero no la sabemos encontrar, porque nos empeñamos en buscar lejos de donde estamos. Por si acaso, debiéramos pensar llegado el caso, que sería prudente comprobar si está junto a nosotros, para entrar a gozarla hasta el fondo y sin retraso. Hay veces que miramos hacia afuera por ver de conseguir un buen encuentro con algo que nos llene de alegría y pasamos así la vida entera, pero si escudriñásemos adentro, sin duda cada cual lo encontraría. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo