Había soñado por Fran Rubio

Y era ese aire, que creaba magia. Hubiera podido sentirse hada, diferente a nada de este mundo. Hubiera podido elegir cualquier nube, en cualquier cielo, cualquier arcoiris naciente entre la lluvia. Aquél aire todo lo permitía, era magia pura para respirar… Era alma de sol y canción de luna. Era camino de estrellas y caricias de gigantes. Pero ella quiso ser lo que siempre había soñado. Ella solo ansiaba ser mariposa entre las flores…

Seguir leyendo

«Dolor y vida» por Fran Rubio

Ella amaba la vida. El dolor la habia enseñado a hacerlo, las heridas del corazon por las que había suspirado, el dolor de las emociones y todas las lágrimas derramadas. Sin dolor no se estaba viva. Cada instante deseado había sido acompañado de un tipo de dolor distinto. El nacer sus hijos, la partida de los seres que junto a ella habían caminado, el arduo trabajo y todos los tropiezos, hasta sonreír había sido doloroso en demasiadas ocasiones . Respirar y respirar profundo, y sentirse viva acompañada de todo ese dolor, que tanto la habia enseñado en su camino. No había sido facil de comprender, tantas cuestiones hirviendo en su cabeza, tantos ciegos motivos y tanto dolor en todos ellos. El cuerpo sólo había sido su instrumento, un regalo sin duda para poder aprender y ahora, ahora comenzaba a aprender lo que era el espíritu de vivir. Era nacer cada día a pesar de cualquier dolor, era respirar dentro de cualquier dificultad y querer…querer sin límites. El dolor le había enseñado a ser humilde y a crecer dentro de las alegrías, despertar un alma que bostezaba y cantar de su mano una canción a la vida. Si, ella amaba a […]

Seguir leyendo

«La casa» por Fran Rubio

La casa…., podría estar horas hablando de ella, y ciertamente algo hablare sobre ello….Era una vieja mansión que había estado por generaciones ocupada por mi familia, mis tatarabuelos, bisabuelos, abuelos, mi madre, y finalmente yo, estaba edificada sobre un promontorio desde donde se divisaba el pueblo entero y gran parte del contorno y si de día a la luz del sol ya intimidaba, no os quiero contar las noches de tormenta, cuando los relámpagos cimbreaban las sombras de sus ángulos,….hasta los más pérfidos demonios hubiesen temblado a sus puertas, oyéndola crujir al compás del granizo y la lluvia, si, ciertamente podríamos decir que tenía un aire tétrico y misterioso., La verdad era que nos gustaba así, nos gustaba que su sola presencia nos librara de curiosos y gente entrometida. Las gentes del pueblo siempre nos habían tratado de brujos y hechiceros….casi queman a uno de mis antepasados, pero se libro….jajajaja y esa es una historia para otro día, hoy no le corresponde, hoy quiero hablaros del paraíso, más concretamente de sus puertas….y de su guardián, sí, habéis acertado, de mí, el guardián de las puertas del paraíso, y que mejor forma de ocultarla que disfrazándola de oscuridad?. No cualquier miembro […]

Seguir leyendo

«Porque todo llega» por Fran Rubio

La coraza del tronco, protege aquella savia, se alimenta de un sol y cada noche respira, encaramandose a cualquier universo. Quien necesita anclarse a una estrella si solo cerrando los ojos se puede volar mas allá del abrazo de esta luna. De tu lánguido abrazo, solo recuerdo el calor de tu cuello en él había promesas tan reales vestían y con alas se adornaban. Quien las ólvidara, si a ese nido no se ha de volver, aquella gaceta lo escribió una mañana, una historia sin fin, pero con su punto final. Y las acacias en cada primavera visten de nuevo su esplendor, porque todo llega sobre las mareas del mar, que es profundo y de vida se llena. En cada suspiro todo se escribe, todo camino gusta de su piedra preferida, pero ahí esta su estrella, una a la que llamaban fugaz pero que siempre enciende con su destello, el arcoiris de un ser.

Seguir leyendo

«Querido Pescaíto » por Fran Rubio

Eres de este mar entre las olas un pececillo, y fuiste amor para ahora ser esperanza. Eres el despertar de una cancion que canta en cada mente, entre las lagrimas tu despedida. Siento ese dolor del que he de aprender, un pececillo de este mar fue arrebatado… Eres ya un grito para éste mundo!! Nadie se atreva a decir que tu vida fue efimera ni que tu muerte es en vano. Tú nunca buscastes ser una estrella, pero desde aqui todos te miraremos, tan fugaz tu vida y tanto amor que has despertado. Ya eres un grito para este mundo!! y todos te miraremos ahora que ya eres estrella, no una más, si no una de esperanza de vida. Querido Gabriel, todos te abrazaremos cuando contigo partamos. Más allá de tu infortunio pececillo de este mundo, tu nos has enseñado que todo puede ser amor entre las lagrimas y el dolor… «Para Gabriel»

Seguir leyendo

«Para vosotras mujeres» por Fran Rubio

Para todas vosotras mujeres… No dejes que llegue la tormenta, no dejes que que vuelva a llover sin amarme una vez mas. Antes de ti, antes de mi, antes de nosotros, el aire afixiaba con sus murmullos. El sol brillaba, pero su calor no alcanzaba ni mi sonrisa vestía. Antes de ti, antes de mi, antes de tu amor el mundo era gris, y la tierra yerma cantaba su soledad. Canta tú, mujer. Canta tu fuerza y tu dignidad, alumbra esta tierra de tu fertil necesidad de amar. Tú, mujer!! Eres sol y aire eres mar y eres tierra, eres el fuego de la creacion. No dejes que vuelva a llover sin que te ame otra vez.

Seguir leyendo

El no poeta por Fran Rubio Varela

Subía escaleras arriba, despacio y sin prisas, miraba las puertas que transcendían a sus pasos, todas dormían en el silencio de la noche, sin ni siquiera sospechar lo que se les estaba viniendo encima. Él en su palidez estaba dispuesto a engullirlo todo, y no se inmutaría ni una pizca si tuviera que hacerlo, pronto estuvo frente a su destino. La vieja y ajada puerta de roble no seria rival para él, por sus rendijas pasaría sobradamente sin atisbo de problema. Con tranquilidad se pego a la vieja madera impregnándose de su aroma a betún gastado, suavemente se fue colando por cada resquicio. Dentro, la habitación era amplia, con un suelo de encerado, que trataba de mostrar un mosaico que alguna vez debió de ser bello y lleno de motivos, ornamentados de vivos colores, ahora solo era una sombra de un pasado. Las cortinas caían desde  los marcos de las ventanas tratando de ser elegantes, pero lo cierto es que ya estaban deshilachadas y remendadas en todas sus costuras, por los vidrios se veía el brillo del neón del cartel publicitario del edificio de enfrente, que con su intermitencia trataba dudosamente de atraer la atención de los transeúntes que por allí acertaran a pasar. También […]

Seguir leyendo

La sombra de su velo… por Fran Rubio

Para él era bonita … hermosa como un amanecer que lo encendía de vida, había aprendido a beber de su mirada, a existir en su sonrisa a pelear con su aliento a reír con su sonrisa. A cada día más la había amado cada noche más la había soñado a cada año más la había aprendido con cada arruga mas la había abrazado. Para él era bonita incluso en ese momento, allí tumbada, enmarcada en el noble cedro dispuesta para su viaje solitario, a la sombra de su velo blanco. Y él la aprendería de nuevo,sabiendola, en cada nube en el cielo en cada destello de sol, a cada minuto de su mente lúcida. Su oscuridad la vestiria con toda una vida de amor hasta su reencuentro pactado.

Seguir leyendo