Memorias felinas, por Javier García

Me llamo Mushi. Tengo cinco años, aunque este dato era desconocido para la gente con la que vivo hasta hace poco. Dicen que soy siamesa, pero yo no me lo creo. Sé que nací en un pueblo de Asturias. Ahora mismo estoy golpeando con mis patas en este aparato, escribiendo desde donde tantas veces he visto a Javier enfrascado. Es bastante fácil, no se porque se altera tanto cuando algo falla. Si se borra, se vuelve a empezar y ya está. Estos humanos se estresan por minucias. Por si alguien aún no se ha dado cuenta, soy una gata, de la orgullosa y elegante especie de los felinos. Pero una gata que sabe mucho acerca de la peculiar humanidad. Este, en donde ahora me encuentro, es el lugar perfecto para mi. Aquí no tengo más que dejar oir mi voz para recibir toda la atención. Hice bien en adoptar a estos ejemplares humanos e instalarme con ellos en nuestra casa. Tengo todo lo que necesito, incluso todo lo que me da la gana, podría decir. Mi propio rincón que en realidad es toda la casa. Nada me está vedado. Sillas, camas, sofás, todo está a mi disposición. La comida es […]

Seguir leyendo

Astronauta solitario por Javier García

Armando se levantó rápido de la cama, abriendo ruidosamente la persiana para comprobar que  hacía un buen día. No quedó decepcionado, a través del cristal pudo ver que lucía un espléndido sol. Tras dejar la ventana abierta para airear la casa y combatir el calor, se vistió y desayunó ágilmente para salir a disfrutar de lo que había visto a través de la ventana, no sin antes hacer una pequeña parada en el cuarto de baño. Al pisar la calle le dió la sensación de que el aire era distinto, menos cargado. Como en los últimos días, las calles se encontraban casi desiertas, con apenas coches aparcados, y mucho menos circulando por ahí. Tiendas cerradas. Las personas con las que se encontraba en su paseo exploratorio fueron escasísimas, como si un terremoto silencioso se hubiera tragado a la mayoría de los habitantes de la ciudad. Se sentía como un astronauta, explorando en solitario nuevos territorios completamente desconocidos, sin ningún conocido a la vista, con todo lo que veía a su alrededor para su disfrute. La ciudad redescubierta desde otro ángulo y vacía como su pequeño patio de recreo, mientras todos los demas pasaban horas en los aeropuertos o hacían rutas […]

Seguir leyendo