El señor del inframundo por Sergorc

Siempre dejaba de mirar a atrás cuando las filas enemigas estaban pegadas a su espada, arengaba a las tropas como nadie y nadie más que ellas le odiaban. Fenrish era tan odiado como amado. General de vanguardia, el más loco de las tropas, el primero en llegar, el último en irse. Avanzaba jaleando bañado por el sol, inundando el campo con el reflejo de pelo color perla y regresaba tras la batalla bañado en la sangre de sus enemigos. La diosa nunca fue benevolente con él, años atrás, las mismas diosas arrancaron gran parte de su poder… nunca supo por que, solo quiso creer que era por su bien…..mentira, fue por miedo. Poco a poco Fenrish amasó un poder tan terrible que ni el cielo, el infierno, el inframundo y todos los ejércitos de la Tierra hubieran podido con él, cada enemigo muerto se sumaba a su fuerza, a su vida, a su poder para regenerarse, era un semidios con mas poder que la Diosa que lo hizo así. Nunca supo que era la maldad en su corazón, defendía sin dudar cualquier indicio de maldad, crueldad o intento de destruir la tregua entre el cielo y el inframundo. Sus Diosas se mantenían […]

Seguir leyendo

¿Cómo?

¿Cómo puedo volar sin estas alas?, sin saber que el aire de mis pulmones me arrastraba hacia el sol, sin saber que las plumas y la cera ardería sin más al acercarme a tu piel. ¿Cómo sobrevivir a los días sin tenerte? Si al paso de un segundo en soledad siento que muero, que muero sin el remedio de los besos que me debes, sin saber si habrá más de aquellos que elevan mis pies. ¿Cómo respirar habiendo estado muerto por dentro? Si mi vida viene y va, se va en tu coche cuando me dejas en casa y vuelve cuando bajo del tren. ¿Cómo vivir sin ti? Eres la medusa de mi pasión, pero es todo al revés… Si me miras vuelvo a latir, si me abandonas mi alma se vuelve piedra y se hunde ella sola en la falta de latidos de mi corazón

Seguir leyendo

Vivo en las Alturas

Sigo subiendo, Vivo en tu marea, Balanceado por las nubes Vivo en tus alturas.   Sigo subiendo, Vivo en las estrellas, Arrullado por el brillo Vivo en las alturas.   Sigo caminando, Y no necesito dinero, Corriendo por la vida Vivo en las alturas.   Vine hasta aquí descalzo Y no quiero ni un segundo, Ni minutos ni horas Que no sean contigo.   Sigo ascendiendo, Vivo entre rayos de sol, Bronce en la piel Vivo en las alturas.   Sigo respirando, Y joder, es por ti, Acariciado por tu sueños, Por ti soy feliz.   Sigo escribiendo secretos, Sigo como poeta muerto, Sigo corriendo tras sueños lejanos, Sigo detrás de ti. Acunado por tus besos, Vivo en las alturas de tu amor.

Seguir leyendo

Volveremos…

Estás en las sombras de mi vida, recubriendo de extrañas luces el dolor, dando vida a la muerte, dando placer al amor, recordándome que quizás, solo quizás, tenga una segunda oportunidad. Iré a buscarte a mis ganas de gritar, a mis ganas de perseguir un futuro que alguien negó. Mis derrotas no me matan me enseñan a vivir, me enseñan que vuelvo a levantarme contigo o sin ti. Estás en las sombras de mis sueños, me llenas de risa, de rabia y de amor, dando la vuelta a lo que siempre he creído, sufres conmigo, sigues mi camino. Nadie dijo: fácil, pero aquí seguimos. Volvemos a donde todo empezó, donde quizás el viento algo se llevó, desapareciendo el pasado, nublando el futuro, pero aquí seguimos, llevando este camino. Estás en las sombras de mi habitación, dormida entre mis brazos, noto tu corazón, pausada respiras, sonries estando dormida, ya no hay vuelta atrás, te quiero en vida, no te dejaré escapar.

Seguir leyendo

Testigos

Son silencios que dicen más, Mas que a susurros Te amo, más. Son susurros que enamoran más, Mas que frases escritas En pequeños trozos de papel Y gritando al cielo quizás se entere De qué siento y a quien quiero, Pero gritar no te hace tener la verdad, Y yo te escribo Entre susurros ahogados en mi mente Y latidos del corazón Que quizás no sea perfecto Pero estamos aquí solos los dos. El infierno fue testigo del calor Del sofoco que vivió bajo nuestras miradas, De los sudores y temblores De las piernas cansadas. Y el cielo miró a otro lado, Con lascivia y envidia, Con dolor y resentimiento, Miran de reojo al pecado de tu piel, Con ambición y penumbra Miran de reojo el pecado de existir. Y me enamoró Como enamora el viento a las flores, Y la quiero Como la necesidad del aire a mis pulmones. Y la luna bajó, A sentir la lluvia bajo su manto, A oír el repiqueteo Bajo la uralita de su techar. A tender sonrisas en tu piel a calentar los labios y las miradas de aquellos cuyos rostros iluminó y los te quieros de este papel se hacen de sabores, […]

Seguir leyendo

Mundo Perdido

En un mundo perdido Allí donde olvidé el corazón Vienes a recordarme cada día Que en mi corazón cabías Sabias donde cavar Donde arañarme el alma Para encontrar La felicidad que perdí un día. Ha pasado un año Y ahora me tienes en tu vida Ligado a tu alma hasta llorar Ligado a tu vida Hasta no poder más. Prometiendo remover las brasas del infierno Si hiciese falta bajar, Prometiendo que te buscaría En mil y una vidas Solo por verte pasar. Y ahora, tras un mes contigo, Digo y repito, Que te quiero, Que eres de mi vida lo más importante Que eres de mi sino El principio y el fin. Que quiero despertar a tu lado Que sólo quiero amarte a ti, No me importa el cielo, Ni los pecados ni su perdón, No me importa el infierno, Ni el frío ni el calor, Me importa tu sonrisa, Me importa que seas feliz Mas allá de mi propia vida. Renunciaría a la luz del sol, Por vivir bajo tu mirada, Renunciaría a la visión de la luna, Por sentir tus labios en mi piel. Renunciaría al aire que respiro Si tu olor no estuviese en él. Renunciaría a […]

Seguir leyendo

Esperando a la Noche

Bajo una luna muerta deshecha en la vida, vaga y altiva en las noches pelea con rayos y estrellas por hacerse hueco en tu piel. Sabe donde volaban antaño los versos perdidos de soledad, donde pasaban los veranos bajo la frescura de sus labios, y olvidados año a año sentimientos enterrados, se sacudían la arena y el polvo para, por encima de todo, sobresalir. Bajo un sol de justicia, donde la diosa no la reparte, ocultaron bajo las hojas de un roble sus besos y amores, plasmando en la hierba el paso del día, esperando la noche para hacerla lasciva.

Seguir leyendo

¿Quieres saber una cosa?

Podría amarte la eternidad pero solo tengo una triste vida. Podria hacerte vibrar pero solo puedo besarte cada día. Querría decirte que esto es algo más pero no hay palabras que puedan ser escritas. Podría decir que sería inmortal, solo por verte en más vidas y recordar por siempre que eres mía. Podría abrazarte y no llegar a soltarte para no dejar de sentir tu calor a mi lado. Bajar a los infiernos o matar por una sonrisa en tus labios. Volar en lo alto del cielo y subirte conmigo, para enseñarte las estrellas y que veas que tu brillo vale más que ellas. Llevarte a la luna y hacerla sonrojar con miradas y te quieros de ahora a nunca jamás. Querría tenerte una eternidad y me conformaría con un minuto para volverte a besar. Te quiero y no sabes cuanto voy hacerte sentir como nunca lo han llegado a lograr.

Seguir leyendo

Nada Había Pasado

Arrastraba el alma por el fango, Como si nada pasase a su lado, ¿La vida? Cubierta de barro, ¿La alegría? Negra en las manos. Movía sentimientos olvidados Esquivando las reacciones Del futuro y del pasado, Olvidando lentamente Que jamás había amado, Y suspirando brevemente Por creer que alguna vez Había pasado.

Seguir leyendo

Sigo las nubes

Sigo el camino que marcan las nubes, perdiéndome entre rayos y destellos del sol, verás que calorcito cogeremos, aquí los dos, Si contando estrellas pierdo las horas, si esperando noticias pierdo noches sin dormir, espero encontrar el sentido a este placer sin ti. Tu, perdida en recuerdos marchitos y yo, jugando con futuros inciertos, luchando conmigo mismo para no perder el son, lanzando piedras a mi propio tejado olvido daños y grietas a cambio de abrazos y pasión. Escribo versos en papeles manchados de sangre, lagrimas y amor, emborronando los pensamientos que pillados por pinzas luchan por salir de mi. Marchito palabras, formando versos exentos de sentido como si de algo sirviese perder aquí el tiempo, que pierdas el tiempo leyendo conmigo.

Seguir leyendo