Amelia Earhart por Maria H.L.

Amelia Earhart Fuiste una de las diez primeras mujeres que cambiaron el mundo, siempre me ha llenado de admiración la aventura que fue tu vida. Te aferraste a un sueño y nada fue obstáculo para desviarte de él, querías cruzar el mundo volando en tu rudimentario avión, nada te detenía, ni la tormenta en mitad de la noche, valerosa decisión, tú sobrevolando el mar en medio de la lluviosa oscuridad, sin asomo de cobardía, derecha a cumplir tus metas, firme en tus propósitos, triunfadora en una época en la que la sombra masculina no dejaba entrever lo que se reservaba en el alma de muchas mujeres, sedientas de sueños que llevar a cabo, siempre luchando y tratando de tirar todos aquellos muros que no les dejaban sacar del armario todo aquello que las endiosaría, que abanderarían en representación del género humano y sobre todo del sexo “débil”. Desapareciste en medio de la nada, todavía hoy nos seguimos preguntando, dónde sigue tu espíritu errante, sediento de aventuras en las alturas, trucada tu leyenda, ya de por si grande, por un fatal accidente, por la limitada tecnología de esos años algo que para ti no suponía un obstáculo porque confiabas en que […]

Seguir leyendo

Un lugar mágico por Ana Gutiérrez

29: Nuevamente, como cada 29 de abril, estoy aquí. En el sitio donde el sol nace en las estrellas y su brillo se observa en el alba. Estoy en el mismo sitio donde una vez me enseñaste que el sol nunca se apaga si confías en que su luz, pase lo que pase, siempre te acaricia el alma. Sigo en el mismo lugar que durante tantos años nos mostró que si uno de los dos se iba y el otro se quedaba, su esencia siempre permanecería viva. Y como cada abril, he vuelto a buscarte en el reflejo que juntos formábamos sobre el agua… Los destellos de mis lágrimas hicieron que mirara al cielo… Y ahí estabas. Sólo tuve que cerrar los ojos para escuchar tus palabras: “Intentaré arreglarte de nuevo. Entre los dos en verdad no hay distancia, sólo la que tus ojos quieren que haya. Si miras a lo lejos, allí donde el ocaso se entrega cada tarde y cada mañana, cierras los ojos y miras con tu mano puesta sobre el corazón de los dos latiendo, sobre todos nuestros te quieros, podrás notar mi alma. Hazlo siempre que quieras verme y te guiaré a casa. Es decir… […]

Seguir leyendo

Enseñanzas Ancestrales por Ana Gutiérrez

En función de todo lo que he aprendido hasta ahora, si algún día me convierto en madre, me gustaría que mi hij@ guardase lo siguiente: Querid@ hij@: Vienes a un mundo difícil. Un mundo en el que no quiero que brilles sino que tu sonrisa sea el brillo que alumbre tu mundo. Quiero que seas feliz sobre todas las cosas. Sé que te tocará caerte, pero quiero que sepas que el caerte no quiere decir tocar fondo sino que la vida te pide un tiempo para que reflexiones y encuentres tu paz interior. Para que aprendas a buscar y hallar dentro de ti. Para que descubras en verdad quién eres. Sé que sentirás dolor. Pero no en la piel. Sé que tu corazón llorará a veces. Sé que será difícil. Te harás preguntas. Pero cuándo te las hagas, recuerda estas palabras de alguien que te ama, te amó y te amará siempre: -Si alguna vez sientes que te hieren mucho, bendícelo. Sé que será difícil. Sé que no quieres hacerlo. Pero te hará libre. A mí tambien me ha costado mucho… Pero tras mucho caerme, observé que no había mayor triunfo que agradecer, bendecir y sentir como una enseñanza todo […]

Seguir leyendo