Las mil y una vidas, por Alma Escritora

Era un muchacho corriente, sin ninguna cualidad que a simple vista le hiciera destacar sobre el resto, algo bajito y con el pelo siempre revuelto. Había vivido mil y una vidas, visto dos mil y un lugares y conocido la crueldad humana en toda la extensión de la palabra. De todo aquello había sacado algo en claro; sólo existía una cosa pura, verdadera e inagotable en el mundo: el amor. No un amor cualquiera, sino un amor capaz de atravesar mares y escalar montañas para alcanzarse. En efecto, superficialmente podía parecer un chico más del montón, pero en realidad era excepcional. La primera vez que la vio supo que pasaría el resto de su vida con ella. Y en efecto, así fue. Se enamoraron rápidamente, se casaron al poco tiempo y envejecieron juntos. Sin embargo, ella fue la primera en morir de los dos. En su lecho, ya muy enferma, casi delirando, le hizo prometer que nunca la abandonaría. Fue en ese momento cuando él comprendió que jamás podría hacerlo. Perdido sin ella, se dedicó a viajar por el mundo hasta que su hora llegó. Poco antes de morir, se juró que no descansaría en paz hasta no haberla encontrado […]

Seguir leyendo

Una paloma blanca, por Alma Escritora

Cuenta una vieja leyenda que en tiempos pasados sobre el viejo cerro se erguía un imponente palacio blanco. Ordenado construir por el tatarabuelo del rey que por aquellos años gobernaba, acogía entre sus majestuosos muros a todos aquellos fatigados pies peregrinos que venían de tierras lejanas. Se hablaba de que las caballerizas de la edificación eran realmente las más lujosas de todo el reino, lo cual también atraía a muchos curiosos que pedían aposento solo para verificar el rumor, hecho que obligaba al rey a contratar numerosos mozos de cuadras. Entre ellos un joven muchacho recién llegado, que no tardó en hacerse con varios amigos, sobre todo el príncipe. Pasaba tardes enteras en las caballerizas hablando con él. Algunas malas lenguas empezaron a hacer circular rumores sobre la extraña relación que tenían. Pero la verdad era que el joven criado había visto mundo mientras que el joven heredero, encerrado en su aburrida vida noble, no había salido más allá de los dominios de su padre. Rara vez había estado en el pueblo, así que el día que conoció al mozo, tan cargado de bellas aventuras, lo atosigó a preguntas. Y allí pasaba las tardes el joven príncipe, embelesado con las historias sobre los países vecinos. Nunca se había visto a dos personas […]

Seguir leyendo

La resolución de John por Sergio Pazos

John estaba sentado en una silla de la fría sala de interrogatorios. Ya hacía unas cuantas horas que lo tenían allí. No le habían dado tiempo a terminar su trabajo. Le preocupaba, tenía mucho que hacer. Tres personas entraron en la estancia. El primero fue un hombre joven, ataviado con un traje elegante, que se sentó frente a él. La segunda en ingresar fue una mujer mayor, con unas gruesas gafas y una bata blanca. Ocupó el asiento al lado del joven. El tercero fue un hombre grandullón del cuál no supo determinar la edad y que, sin quitarle el ojo de encima, se situó al lado de la puerta.     -Sujeto C-93 -comenzó el hombre joven-. ¿Sabe que está haciendo aquí?     -No -respondió John, con total sinceridad.     El joven y la mujer intercambiaron miradas.     -¿Es consciente del incidente en el que se ha visto implicado esta mañana?     -Sí.     -Cuéntenos lo sucedido con sus propias palabras.     -Esta mañana, alrededor de las once, me encontraba en mi puesto de trabajo en la obra. Estaba soldando unos paneles. Es importante soldarlos de una determinada forma o de lo contrario… […]

Seguir leyendo

Noche de Halloween por Rain Cross

Era ya de noche cuando James se sentó al fin en el confortable sofá marrón de su casa. Aunque aún no tenía los treinta, estaba cansado, ya no aguantaba el día a día como cuando era más joven. Había sido un día muy raro, de llamadas sobre gente haciendo conjuros, sacrificando animales, muertos que caminan… En la comisaría del pequeño pueblo costero donde vivía no dieron veracidad a ninguna de esas llamadas, e incluso enviaron a los bomberos a que vieran si era cierto lo que decía sobre un aquelarre haciendo una hoguera en el porche de una casa que invocaba a Satanás. Resultaron ser cuatro adolescentes vestidas de negro quemando unos apuntes de instituto. En Halloween siempre ocurría lo mismo, recibían llamadas estúpidas de gente loca. Parecía que ese día despertaba a los perturbados. James se duchó nada más llegar a casa, se puso sus viejos tejanos y una camiseta blanca sencilla, y se había tumbado en el sofá con una cerveza en la mano. Puso la televisión esperando una buena película de terror,  daban de nuevo El Exorcista, y la dejó de fondo mientras repasaba el día de nuevo. Llamadas tontas; Tim el novato, un chico flacucho recién […]

Seguir leyendo

La Despedida

Durante ocho años compartimos una vida juntos, hasta que el cáncer llegó para quedarse. En todo este tiempo habíamos sido unos compañeros inquietos con ganas de vivir y de contar historias. Aquella mañana fue muy extraña, fue la primera vez que el silencio se convirtió en la incomodidad más grande en toda la casa. Me preparé un café mientras ella dormía y tras un largo sorbo de esa taza pensé que debía prepararme para lo peor. Para el mediodía me encontraba en un estado de pasividad que no había experimentado, con el rabillo del ojo alcanzaba a mirarla, me daba miedo sostenerle la mirada y me aterraba pensar en la soledad eterna que me esperaba. Caminé y caminé de la sala al comedor, de la cocina a la habitación, el suave sonido de mis pies descalzos y las gotas de lluvia que resbalaban por la ventana eran testigos de la agonía y de la desesperada frustración de no poder hacer nada. Pero ella no quería que hiciera nada. Nos habíamos rendido en una lucha que estaba perdida desde hace mucho tiempo. Cuando la noche llegó ambos estábamos exhaustos, me quedé dormido en el sofá y una corriente de aire frío […]

Seguir leyendo

Sin City por Alex Medina

Sin City: Un set fuera de cancha Hace 10 años fui una promesa del tenis, pero una lesión de hombro arruinó mi carrera para siempre. Desde entonces me dedico a dar clases particulares de tenis. Hace 7 meses me vine a Sin City tras recibir una suculenta oferta de Jason Martino, un mafioso asociado al Senador Roark. Aunque sabía que no jugaba limpio, acepté trabajar para él entrenando a Stacy, su chica, que se preparaba para un torneo benéfico en el Club de Tenis. Como Martino era el copropietario, a él le interesaba que ella ganara para lavar su imagen. Aún recuerdo la primera vez que vi a Stacy, estaba de espaldas, y lucía una silueta perfecta, vistiendo un top blanco y una minifalda que dejaba entrever su ajustado maillot negro. Era un auténtico placer colocarme detrás de ella para enseñarle algunos trucos para golpear la raqueta, y muchas veces sentía que ella estaba cómoda entre mis brazos, y sintiendo mi aliento con mis labios cerca de su nuca. Al jugar juntos lo hacíamos con mucha energía y precisión, era bastante buena alumna, así que no fue difícil entrenarla. Era evidente que entre ambos había química, pero teníamos un principal […]

Seguir leyendo

El Cazador por Elena Siles

Un hombre de mediana edad y ojos verdes miraba por la mirilla de su rifle esperando el momento idóneo para disparar. Sostenía el rifle con su mano derecha y con la izquierda acariciaba el gatillo pues sabía que en breve debería disparar a su presa. Su presa corría despavorida entre el maizal sin saber que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir… El hombre disparó e inmediatamente su presa cayó inerte al suelo; y éste sonrió satisfecho. Había empezado a cazar hacía tres años, cuando conoció a un grupo de cazadores en un bar; pero Christopher estaba cansado de cazar presas normales así que al principio no estaba muy interesado en entrar en el grupo. Sin embargo pudo escuchar que sus presas no era las presas a las que él estaba acostumbrado; las presas de aquel grupo eran inmigrantes que ellos mismos traían prometiéndoles un trabajo y una vida mejor en EEUU. Christopher estaba tentado por aquella nueva presa: el hombre; así que decidió ingresar en el grupo. Cuando cazó a su primera presa se sintió como un dios, un ser superior. Aquellos hombres no eran más que blancos fáciles para su experta puntería con su rifle, otros animales más para […]

Seguir leyendo

Masacre a Medianoche por Rain Cross

— ¿En serio te vas a comer todo eso tu sola? —  Karen la miraba extrañada, ¿Cómo siendo tan pequeña podía comer tanto? Dos hamburguesas, patatas fritas grandes y encima había pedido postre. — Si lo he pedido, es que puedo con ello — contestó Judith guiñándole uno de sus ojos azules. — Está bien — suspiró mientras se recogía su pelo rojizo en una coleta- pues como te iba diciendo, después del cine podrías quedarte a dormir a mi casa, así no tienes que coger el coche. — Me parece buena idea — Judith dio un gran mordisco a su hamburguesa. —  menos mal que lo aparqué al lado de tu casa. — Miró el reloj —  vaya, la peli empieza en 30 minutos — Empezó a engullir la comida rápidamente. Karen ya había terminado con la suya. Quedándose sin postres por la demora, fueron directas a la taquilla del cine. — Dos para ‘Masacre en el paraíso’ por favor — Judith miró a su alrededor haciendo que su cabellera emitiera destellos dorados a la luz de los focos- menos mal que no hay mucha cola. Por esa razón habían decidido ir a la sesión nocturna. Habría poca gente y al estar en un centro comercial, podrían cenar antes de la película. Compraron […]

Seguir leyendo

Redención por Rain Cross

-I- Kat  fregaba los platos mecánicamente en la pequeña cocina del apartamento que compartía con su marido. Tenía la vista perdida, y su mente repasaba lo ocurrido minutos antes en el comedor. Había llevado la comida a la mesa y Howie, al probarlo, le lanzó el plato a la cara porque la sopa estaba fría. Le dio en el ojo y le mojó toda la cara, pero no hizo ningún gesto de dolor. Kat ya estaba acostumbrada a ese comportamiento, así que en silencio, tratando de parecer invisible, recogió el plato del suelo y limpió la mesa mientras la sopa le acariciaba el rostro y veía marchar a su marido por la puerta entre gruñidos. Seguramente se dirigía al mugriento bar de la esquina. Howie siempre encontraba cualquier excusa para ir a ese lugar. Cuando la cocina y el comedor estuvieron limpios, Kat fue a darse una larga ducha. Eso la relajaba y dejó que el agua la envolviera en una sensación de calidez y bienestar. Repasó su vida, lo feliz que fue de niña junto a sus padres, cuando conoció a Howard, siempre intentando hacerla reír, era tan galante…pero con los años esa galantería se transformó en violencia, en […]

Seguir leyendo

Shock por Rain Cross

Parece mentira como la vida puede cambiar en sólo un instante. Un segundo. Una elección desafortunada. Un golpe del destino. Nadie me iba a decir que esa mañana, de camino a casa, todo iba a cambiar. Fue casualidad que eligiera ese camino en vez de otro. Quieres aprovechar que un semáforo está en verde, y sigues recto. Debí esperar a que cambiase, pero seguí. Esperé en el siguiente cruce. Mirando como el cielo auguraba tormenta. Era una carretera de un solo carril. Había una hilera de coches aparcados en cada uno de los lados. Sólo me faltaban cinco minutos y estaría en mi hogar. Miré al frente. Había un chico, de mirada perdida. Puso sus ojos en mí, parecían tristes. Le devolví la mirada y giré la cabeza a un lado. El semáforo estaba tardando en cambiar. Miré hacia delante de nuevo, el chico seguía observándome. Aunque en ese momento creo que no me veía, que solo miraba a la nada. Empezó a caminar hacia la carretera, un camión estaba a punto de pasar. Grité, y levanté mi mano para que se detuviera. Todo parecía a cámara lenta. El camión arrolló al chico sin darse cuenta siquiera. Su sangre me […]

Seguir leyendo