“Porque todo llega” por Fran Rubio

La coraza del tronco, protege aquella savia, se alimenta de un sol y cada noche respira, encaramandose a cualquier universo. Quien necesita anclarse a una estrella si solo cerrando los ojos se puede volar mas allá del abrazo de esta luna. De tu lánguido abrazo, solo recuerdo el calor de tu cuello en él había promesas tan reales vestían y con alas se adornaban. Quien las ólvidara, si a ese nido no se ha de volver, aquella gaceta lo escribió una mañana, una historia sin fin, pero con su punto final. Y las acacias en cada primavera visten de nuevo su esplendor, porque todo llega sobre las mareas del mar, que es profundo y de vida se llena. En cada suspiro todo se escribe, todo camino gusta de su piedra preferida, pero ahí esta su estrella, una a la que llamaban fugaz pero que siempre enciende con su destello, el arcoiris de un ser.

Seguir leyendo

Perdidos en una isla por Maria H.L.

Perdidos en una isla Somos dos yermos islotes donde habita la desolación, a merced del viento y la corriente, extraviados en alta mar. A bordo de nuestra canoa, huimos a la caza de nuestro edén. Sobrevuelan los esquivos alcatraces nuestro oculto y eclipsado celeste. ¡Divisamos tierra! Nos lanzamos desde la piragua a las turquesas aguas del coralino arrecife. Los pececillos rojos, dorados y de áureo oro, nos orlan fulgurantes y una tortuga marina se amedrenta con nuestro alegre alborozo. Un cachalote nos escolta en esta aventura revestida de un vidrioso azul. Enmarañados en un frenesí de braceo, zambullidas y brioso forcejeo con orfeón, arribamos a la orilla, engalanada de blancas arenas, sumergidas en su virginal calma, alejadas en su apartamiento de las míticas epopeyas de allende los mares. Embelesados de embriagante delirio, presos de un arrebolado encantamiento, causado por la exuberante vegetación y las verdes colinas de la mítica isla. En sus entrañas late el espíritu del anciano conocedor de la historia de las ruinas que albergan en su corazón, de sus mitos y leyendas. Nuestras hadas se hayan de solemne festejo, por formar parte de esta mítica novela y de su memoria, forjada de aventuras de piratas seductores e […]

Seguir leyendo

“España” por Sara Ramirez

¡España! ¡España! ¡Yo soy español! Se escucha a la gente decir. En boca de todos estamos. Por el fútbol, su afición. Por la crisis, su perdición. Por su amor, soy español. Una nación patriota, no hay duda, no se cuestiona, una nación muy devota. Sea por su paisaje, sus tierras. Sea por su gente, ¡por lo que sea! Es ¡España! y no otra. Sus campos vestiditos en primavera con un gran sol y una chistera. Las flores relucen, la luna asoma; llega la noche, vienen los cantares. La gente canta bailes, bailes populares. Suenan castañuelas, guitarras, palmas; cantares y más cantares. Todo suena como ¡España! ¡Sí! Una de las más populares. Cuando los chiquitos van danzando por las antiguas y modernas calles, los extranjeros preguntan: “niños, ¿cuáles vuestras raíces son que tan alegres danzáis?”. Ellos responden: “amables señores, de nuestra tierra somos y seremos, en nuestro país hemos nacido y en nuestra nación nos quedaremos hasta el final del mundo entero”.

Seguir leyendo

En blanco y negro por Ana Gutiérrez

Buscamos en la vida el eco de nuestro refugio interno. Sin retorno, sin demora, sin respiración, sin tiempo. Y corren rápidas las hojas. Rompen fuertes las olas. El viento. Los cinco elementos. Y miramos al pasado como si nos estuviésemos mirando en un espejo. Y retrocedemos. Con su especial y esencial vértigo. Es ahí cuando conectamos con nuestros recuerdos olvidados sin importar que recordar nos vaya a dar demasiado miedo. Y como el brillo de un relámpago, sin demora, los recuerdos recorren cada recodo de tu yo pasado como si irrumpiera en ti un inmenso estruendo. Y al regreso, mientras tú no estabas, las horas de este espacio modifican los colores por el blanco y el negro. Y ya no nos reconocemos. Pero aprehendemos. Quizá a no voltearnos más. O tal vez, a no dejar nunca de querer hacerlo. Y es que, una vez que te has ido y has experimentado nuevamente el calor del fuego, aunque te haya quemado, da demasiado respeto tener que saber reconducir nuevamente el vuelo..

Seguir leyendo

Especial Nicolás López Moreno #DEP

Buenas lamento comunicar que nuestro compañero de letras Nicolás López Moreno ha fallecido. YouAreWriter hemos decidido hacer un especial para él en el día de hoy. Siempre serás nuestro compañero , querido Nicolás. Así que durante el día de hoy en Twitter  #DEPNicolasLopezMorenoYAW para aquellos que quieran compartir uno de sus poemas o vídeos de su canal.: Canal de Youtube de Nicolás: https://www.youtube.com/channel/UC9d00eSPsFJONFGo1YbKSeA Perfil de autor: http://youarewriter.es/author/nicolaslopez2/  

Seguir leyendo

“Querido Pescaíto ” por Fran Rubio

Eres de este mar entre las olas un pececillo, y fuiste amor para ahora ser esperanza. Eres el despertar de una cancion que canta en cada mente, entre las lagrimas tu despedida. Siento ese dolor del que he de aprender, un pececillo de este mar fue arrebatado… Eres ya un grito para éste mundo!! Nadie se atreva a decir que tu vida fue efimera ni que tu muerte es en vano. Tú nunca buscastes ser una estrella, pero desde aqui todos te miraremos, tan fugaz tu vida y tanto amor que has despertado. Ya eres un grito para este mundo!! y todos te miraremos ahora que ya eres estrella, no una más, si no una de esperanza de vida. Querido Gabriel, todos te abrazaremos cuando contigo partamos. Más allá de tu infortunio pececillo de este mundo, tu nos has enseñado que todo puede ser amor entre las lagrimas y el dolor… “Para Gabriel”

Seguir leyendo

“Para vosotras mujeres” por Fran Rubio

Para todas vosotras mujeres… No dejes que llegue la tormenta, no dejes que que vuelva a llover sin amarme una vez mas. Antes de ti, antes de mi, antes de nosotros, el aire afixiaba con sus murmullos. El sol brillaba, pero su calor no alcanzaba ni mi sonrisa vestía. Antes de ti, antes de mi, antes de tu amor el mundo era gris, y la tierra yerma cantaba su soledad. Canta tú, mujer. Canta tu fuerza y tu dignidad, alumbra esta tierra de tu fertil necesidad de amar. Tú, mujer!! Eres sol y aire eres mar y eres tierra, eres el fuego de la creacion. No dejes que vuelva a llover sin que te ame otra vez.

Seguir leyendo

Encarcelado en mis versos por Maria H.L.

Encarcelado en mis versos Ecos lejanos en mis pupilas me indican que tu llama no debo permitir que se extinga. Trato de tallarla en el mágico pergamino para que no se confunda con la ausencia y tenga el crepitar milenario Vas cobrando vida te la insufla la tinta de mi pluma. Rozo tus labios con mi lápiz y les narro un bello beso, sellado en la noche de los tiempos, su existir, su celeste sabor más allá del oscuro universo Tu delirante piel se revela a mi olfato, tratando de enfrascarla en la mina de mi pluma. Tu ser volcado en mi lienzo me esboza una fragante sonrisa que araña mis entrañas, hambrientas de tu erótico verso, hambrientas de soñarte…

Seguir leyendo

“Vos” por María del Rocío y Pablo Carvajal

Vos, que te habías hecho un horizonte. Un horizonte, sin camino, sin ruta, sin paso que hiciera en ti una hondura, un tajo, un abismo. Vos que de tan lejana eras pasado o serás mañana. Vos, que te haces del viento llegando al todo, a la nada, qué invisibles fronteras traspasas. Vos qué tomas, vos qué largas. Vos, ni alma ni cuerpo, ni de aquí, ni de allá pero siempre dentro. Anidando mi abismo, despuntando mi cumbre. Vos, que eres todo: Agua, fuego, tierra, luz, sueño, añoranza. Vos qué de ser tanto, eres mi nada. Vos, agonía y paraíso. Fuente, Averno, sombra que ampara, astro qué luce, quema y mata. Vos. Vos, que eres nada eres mi todo!

Seguir leyendo

“Tiempo lejano” por Sara Ramírez

Maduras, creces, maduras, quieres volver al pasado, a la infancia, a la par el tiempo robado, a la ignorancia, a lo pasado.   Tienes ese dese, ese sueño, ese anhelo de ser una niña de nuevo; donde la responsabilidad no existia donde todo era sueño y fantasía.   Recuerdas ese mundo extraño, diferente, ese mundo, esa vida, llena de ilusión; solamente ignorancia e imaginación. Recuerdas ese mundo que por sí se desvaneció.   Infancia, la llaman los mayores, algunos: niñez, otros muchos adultos, pero ¿Infancia? ¿Niñez? ¿Realmente importa? ¿Importa realmente su denominación?   Simplemente otra etapa en la vida, pero no es solo “otra” etapa que transcurre. Son años, años de felicidad, de alegría, de reír y llorar, llorar sin razones, sin más.   Años de ignorancia, sin problemas, nada más. Porque la sonrisa de un niño es la más sincera, la más bella y hermosa, solo una sonrisa despreocupada, como un te quiero sin espada.   ¿Por qué no volver a niño ser? Porque todos tenemos un niño; somos niños y tenemos que dejarnos ver; dejar de fingir, de actuar, y empezar a ser.    

Seguir leyendo