Que la vida

Que la vida te sonría, tal como me sonreías a mi, que la muerte nunca olvide, que eres lo que yo nunca fui. Que te vayan los suspiros.. Que te vayan bien los amores.. que en esta puta vida ya nadie se altera, que no me voy a callar, lo voy a decir, Que la vida es algo más que pasar, es algo mas que sufrir, es sentirse vivo en la muerte no sentirse atrapado en la vida. Que la vida te sonría, como yo te sonreí a ti, que en la vida nunca olvides, lo que nunca fui. Que te vaya bien corazón, si alguna vez consigues domarlo, que te vaya bien el alma, si la recuperas entre abrazos… que en esta puta ya nada importa, que puedes cerrar la boca, no lo vas a decir, Que tu vida anda loca y lo vas a sufrir, que ahora a mi me toca, que ahora a mi me toca avanzar, dejar de sentirme atrapado y no mas pensar. Que la vida te sonría, como piensas que lo hará siempre, que recuerdo cada instante de mi vida, desde un llanto, cada lagrima, hasta un suspiro, cada latido. Que te vayan bien […]

Seguir leyendo

Antes

El cansancio se apodera de mis pies, de mis piernas. Me falta el aire, me envenenas, mi piel, mi alma, mi corazón y recorres mis venas. Me dejo hacer, me dejo llevar, siento el frío dentro, me vas a matar. Me dejo cansar, me dejo pasar, olvidando el cansancio, volviéndome a armar. Me fallan las piernas, me tiemblan las rodillas, se me nubla la vista, me voy a desmayar. Tengo el corazón en la boca, se quiere escapar, antes para decirte cuatro cosas, ahora para no saber nunca más

Seguir leyendo

¿Quién?

Hola Mundo, sin esperar respuesta, como si nada importase, sin tener nada a mi vera. Como el pasado asalta de los sentidos las lagrimas, de los latidos, acelerar, de mi piel erizas sin quererme nunca más. ¿Quién da más en esta ruleta de la vida? En estos oscuros días en los que nadie te deja escapar. ¿Quien te roba el aliento en un beso, el dolor del corazón?, robándote sonrisas y desarmando tu corazón. ¿Quién regala llantos cuando solo estoy yo? Cuando el destino me aparta y pierdo la razón. ¿Quien espera sentado esperando otra opción? Perdiendo los sentidos en un mar de dolor,. ¿Quién escapa de las garras de la muerte y del calor del infierno más oscuro que jamás nadie espero?

Seguir leyendo

Dulce Mortalidad

Hay momentos para huir, momentos para dejar escapar, para dejar de sentir, para olvidar soñar. Momentos de pánico que quizás nunca olvidarás, momentos para cerrar los ojos y no volver a pensar, no volver a pasar por los rincones más oscuros de tu puta libertad. Hay segundos que marcan a fuego en tu alma recuerdo que quizás, jamás habrías querido guardar. Segundos para obviar que quizás alguien te ame más, para pensar en los oscuros delirios de un poeta sin par, que tras dulces versos oculta su autentica realidad. Dulce mortalidad, ya no siento tu presencia, dulce mortalidad, cobrate ya la sentencia, pues la idea de no tenerte me quema la conciencia, me arras el alma y me despelleja a tiras finas de sangre mi maldito corazón. Rugiendo solo en mi cama, algo que nunca llega, rogando una salvación, perdido en mis mantas olvide la razón y ahora, loco, tuerto, sin perdón recorro los pasajes de mi vida recordando cada canción.

Seguir leyendo

Arrasa

Arrasa la vida con una simple palabra, donde un adiós deja marcado a fuego el sentido. Arrasa los sueños, pasiones y miedos, hacia un apartado recoveco lejos de tu ultimo resuello Arrasa el mundo, dejando jirones de abandono, de dolor, pero no queda ningún color Arrasa mi cama, solo allí quise luchar, para quedarme absorto viéndote caminar. Arrasa el alma, si no la vas a utilizar, deja que la cuide que nadie mejor lo hará… Jamás.

Seguir leyendo

Mira el Futuro

Mira la muerte, como te recorre, con la mirada escruta tu alma y siempre sabe cuando acabas. Miro al infierno, con la mirada de un sabueso, lo conozco como la palma de mi mano y mi destino queda sellado. Ya no sabes, que es lo que fuí, por cobarde, por inquieto, te perdí. Y es que tengo un dolor en el pecho… un dolor que no me deja respirar, y quiero bajar a los infiernos, para dejar de sufrir ya. Mantengo la mirada perdida, ya no voy a buscar, de los silencios una llamada, de los pesares algo más. Aguanto la respiración, no voy a dejar escapar, ni un instante de vida, ni un suspiro más.

Seguir leyendo

Perlas de un Mundo Roto

Perlas de un mundo roto que deje olvidar que deje escapar. Sueños de un mundo vacío que olvide cerrar que olvide continuar. Páginas en un mundo en blanco que queme al mirar que rompí al llorar. Lágrimas de un mundo loco que olvide secar que no se debieron derramar Sonido acuciante de una pesadilla que te persigue de un dolor que no cesa, de un sufrimiento impredecible. Locura que guía mi agonía, que me rompe día a día que no me deja descansar Trato de darte mi verdad, mi vida y mi alma, nada mas, pero el regreso de mi reino aun esta por llegar, y después de tanto desvelo podrás volar. Dejar de sufrir, poder escapar, dejar de luchar, poder respirar. Donde ya nada importa donde el cielo no brilla donde la luna arde y no existe nada mas. Donde los sueños son retazos del peor de los mundos hallados, mi mundo, mi vida, mi cuerpo y todo sin alegria, mi cielo, mi honor cualquier lugar lleno de dolor. La muerte y la vida, el destino no avisa, la guadaña que sigue a todo alma viva, que no deja escapar. Suspiros del alma, por la perlas de un mundo, […]

Seguir leyendo

Cielo Negro

Cielo negro Que empaña mi reino, Oscuro destino, Ardiente incendio, Que arrasa mi vida Que me quema por dentro. Y si levanto el vuelo, Mis alas de ceniza Se vuelan con el viento; Y si me quedo quieto Muero a fuego lento, Atrapado en la curvas de tu cuerpo.

Seguir leyendo

Silencios

Silencios mirándote, como si el tiempo no pasase, para que la noche no acabase, para que nunca me marchase. Silencios y sonrisas, como si no existiese el mañana como si el sol nunca fuese a aparecer.

Seguir leyendo

Los temores de la Noche

Los temores de la noche, que vagan sin cesar, de los que la gente hace milenios se olvidó, hacen que nos hagamos confiados ante las sombras de nuestra vida. Pero no toda noche a la luz de la luna nos da la misma sensación. Caminando entre las sombras, de una ciudad perdida, entre la misma codicia que corrompe el mundo, con la gracia soltura del gato más pardo y la loca confianza en sí mismo de un simple borracho. Sediento, hambriento y solitario caminando de regreso a su confinamiento, luchando por no ceder a su hambre. Y de repente sin más, se cruza ante él la mujer que desata cada noche sus más oscuros instintos, aquella que nunca le mira ni le mirará pero que el pierde el norte en caderas, se hunde y desaparece en sus ojos y sin embargo nunca podrá estar en su cobrizo cabello, en su extraña sonrisa, en sus posibles miedos. Hoy es el día se decía cada noche, cuando de lejos veía como sus piernas le guiaban hacia él. Y de nuevo pasó de largo, y como siempre se imaginó que ella pensaba lo mismo, y, como cada noche, se reía de sí mismo. […]

Seguir leyendo