Buscando refugio por Ana Centellas

BUSCANDO REFUGIO Desde aquí, desde mi refugio, mi lugar secreto, ese que no conoce nadie, al fin encuentro ante mí la serenidad que tanto ansiaba. Sentada sobre la nieve, con una taza de chocolate caliente entre las manos, contemplo la maravilla que necesitaba para templar mi ánimo. No es la primera vez que desaparezco. Lo hago con cierta frecuencia. Reconozco que hay veces en que la vida me viene grande y necesito desaparecer durante unos días. Romper con todo. Trabajo, amigos, incluso familia. Mi ritmo siempre es tan frenético que llega un momento en que la única necesidad que tengo es la de tirar del freno de mano y salir volando de aquí atravesando el parabrisas de la vida. Y lo hago, porque si no lo hiciera dejaría de ser yo para convertirme en un autómata cualquiera que sigue con los ojos cerrados la rutina auto impuesta. Ese sería mi fin. Un par de veces al año, tres en el peor de los casos, mi familia llega a casa y encuentra una nota mía cuidadosamente sujeta a la puerta de la nevera con un imán cualquiera. Una despedida temporal más, un hasta pronto sentido, una escapada de urgencia. Para cuando […]

Seguir leyendo

Abrázame por Ana Gutiérrez Expósito

Y entonces, sólo deseé abrazarte. Sentir todo tu dolor en mí. Sentir la sal de tus lágrimas caer por cada poro de mi piel. Sentir tus ganas de gritarle al mundo lo infeliz que eras. Sentir tus ganas de odiarme, de abofetearme, de irte sin decirme adiós. Pero en el fondo, pese a tu mar bañado en llanto, sabías que tú también deseabas que te abrazara. Deseabas pedirme una explicación.  Por qué ahora. Por qué a mí. No entiendo nada… estoy en un laberinto indestructible para mí. Llévame hasta la salida porque siento que me ahogo. Llévame hasta el sigilo de la noche donde podamos sentirnos, amarnos, abrazarnos sin demora, apretar nuestros corazones tan fuerte que parezca que dejan de latir. Abrázame fuerte. Pero déjame que me rompa en llanto hasta caer sobre tu regazo. Déjame que te mire y desee odiarte. Déjame que te odie y que al mismo tiempo desee tenerte entre mis brazos susurrándote al oído cuánto te quiero. Déjame que desee alejarme de ti para que cuando me vaya, sólo desee y anhele buscarte. Déjame jugar a quemarme para después volver a hidratarme besándote sin retorno. Vuelve a mi lado… Pero sobre todo, abrázame. Siente mi […]

Seguir leyendo

Enseñanzas Ancestrales por Ana Gutiérrez

En función de todo lo que he aprendido hasta ahora, si algún día me convierto en madre, me gustaría que mi hij@ guardase lo siguiente: Querid@ hij@: Vienes a un mundo difícil. Un mundo en el que no quiero que brilles sino que tu sonrisa sea el brillo que alumbre tu mundo. Quiero que seas feliz sobre todas las cosas. Sé que te tocará caerte, pero quiero que sepas que el caerte no quiere decir tocar fondo sino que la vida te pide un tiempo para que reflexiones y encuentres tu paz interior. Para que aprendas a buscar y hallar dentro de ti. Para que descubras en verdad quién eres. Sé que sentirás dolor. Pero no en la piel. Sé que tu corazón llorará a veces. Sé que será difícil. Te harás preguntas. Pero cuándo te las hagas, recuerda estas palabras de alguien que te ama, te amó y te amará siempre: -Si alguna vez sientes que te hieren mucho, bendícelo. Sé que será difícil. Sé que no quieres hacerlo. Pero te hará libre. A mí tambien me ha costado mucho… Pero tras mucho caerme, observé que no había mayor triunfo que agradecer, bendecir y sentir como una enseñanza todo […]

Seguir leyendo

Una segunda oportunidad por J.E.M. Celeste

“Un sueño solo puede triunfar sobre la realidad si se le da la oportunidad.” Stanislaw Lem, escritor polaco. El sonido chirriante de la puerta apagó toda la algarabía que los inquilinos del lugar emitían. Un hombre de unos treinta y cinco años de edad que vestía con unos trekkings, pantalones de montaña gris oscuros y una camiseta azul con el logotipo del refugio, entró cogiendo con su mano derecha una correa que un agitado perro, blanco como la nieve, mordía como queriendo jugar con ella. Lucas llevaba cinco años como voluntario en la perrera y sabía perfectamente el lamentable estado en el que llegaban. La heridas físicas sanan con el tiempo, pero las psicológicas son las más costosas de curar, pues para alcanzarlas tienes que ser capaz de penetrar en el corazón lacerante del enfermo. El paciente carácter del joven permitían con el tiempo llegar hasta ese organo dañado y rescatar lo que quedase de él. Al percibir el miedo del cachorro, se agachó poniéndose a su altura y con un suave susurro lo intentó calmar. —Tranquilo, compi. Yo sé que eres un buen chico, pronto encontrarás a alguien que también lo sepa ver —dijo mientras acariciaba su cabeza—, pero […]

Seguir leyendo

Un amor para recordar por J.E.M Celeste

Coloqué su taza de chocolate caliente sobre la mesa. Mis ojos se posaron sobre ella, no podía dejar de observarla, la volvía a tener a mi lado. Su mirada, aún perdida, se posó sobre la mía. «Aún no me ama», pensé para mis adentros. Pero lleno de un optimismo que había vuelto a asentarse en mi ser, me dije: «si una vez conseguí conquistar su corazón, ¿Por qué no podría volver a hacerlo?». Me senté frente a ella. Le di un pequeño sorbo al humeante chocolate recién hecho; su olor, su sabor me trasportaban a través del tiempo. Siempre al mismo momento. Al día en que todo mi mundo se esfumó por completo para dar paso al suyo. —¿Quieres que te cuente una historia? —le pregunté. Sus inocentes ojos se posaron en mi. Expectantes. «Es como una niña», pensé. Mientras asía su taza con una mano y con la otra acariciaba la cabeza de Vida, nuestra atolondrada perra, afirmó animosa con su cabeza. Suspiré «¿me siento preparado?», dudé, por un momento, de lo que iba a hacer. Pero no era un relato doloroso o triste, sino que fue la historia que cambió por completo mi vida, sin duda y aunque […]

Seguir leyendo

Nunca he sabido responder por Jose Luis Fernández Ferrero

Nunca he sabido responder a los por qués heridos; unas veces de rabia, resignación, los más, de miedo. La cobardía es un mal ave de presa, y yo he sido más de gavilanes al vuelo. No me preguntes aquello para lo que no tengo respuesta, ¿acaso la flor preguntó al verano por qué la seca o por qué el arroyo cesó repentinamente? Son cosas para las que no existe repuesta. Mi amor se agostó como la tímida flor ya sin raíz, el pez que buscó en el viento su alivio y no lo encontró. Ya no te amo y no tengo respuesta.

Seguir leyendo

Dama fría y helada por Nicolás López Moreno

Hola, dama fría y helada, reina de mis madrugadas cuando te veo, sonríes esa sonrisa me parte el alma… Hola reina y señora del invierno donde haces mis días eternos por un te quiero una plegaria y por un beso doy mi alma… Piel que resbala al tacto ajeno manos frías como escarpias por tomarte daría mis entrañas aunque seas reina del invierno… Algún día aunque no quieras saldrá el sol en tu corazón ablandara los hielos que te adornan y dejarás de ser reina del invierno… Mientras espero el amanecer siempre pienso en mismo son por Dios que salga el sol y caliente tu helado corazón… Mala suerte la mía, así soy yo mi cálido corazón se enamoró del corazón más helado que existió…

Seguir leyendo

No te dejaré caer por Jose Luis Fernánez Ferrero

SINOPSIS Luana Le Bon, mujer de éxito, actriz, modelo, empresaria, extraordinaria belleza, madre desesperada que guarda un terrible secreto Alexander Vargas, escritor, bohemio, trotamundos, trasgresor, desahuciado de la vida. En apariencia dos vidas totalmente opuestas como agua y aceite imposibles de mezclar que descubrirán en tan solo diecisiete días cuando los sentimientos son verdaderos nada es imposible, ni la muerte puede vencerlos. Juntos, de un modo absolutamente casual, se entregarán al amor sin reservas ni condiciones. Una historia dramática cuyo timón guía el barco de las pasiones y los milagros. Dentro de un escenario preciso: Río de Janeiro, París, Barcelona, Madrid y Zamora palpitan los corazones de unos seres que demuestran que son y ala vez, nada es lo que parece. Alexander Vargas nos pregunta: ¿Qué harías tú si de pronto, sin opción a errores médicos, te dicen qué te quedan quince días de vida? Da miedo pensarlo ¿verdad? él nos enseña un modo magistral de aceptar esa realidad.  AUTOR Jose Luis FERNÁNDEZ FERRERO, nace en Carbajales de Alba (Zamora) en 2963. A bien temprana edad crece en él la pasión por la literatura. Es entonces cuando comienza a interesare por este mundo tan difícil como apasionante. Hilvana sus primeras […]

Seguir leyendo

Terroríficamente erótico por Adelina G.N

La historia que os contaré ha sobrevivido a mi locura, una demencia que adquirí aquella noche en la que el pánico reventó mis arterias, debido al miedo que mi sangre contenía a consecuencia de los hechos allí ocurridos… Todo comenzó alrededor de las once de la noche, cuando conseguimos apartarnos del grupo con el que habíamos ido a visitar el Palacio de la Sangre, una excursión que contaba con la visita, cena y pernoctar donde tantos asesinatos habían dado nombre al lugar citado… La gentileza de la entidad bancaria, al ingresar una gran suma de dinero, no agradaba demasiado a la mayoría de parejas que reunidas entorno a aquella mesa de estilo medieval, poco a poco iba levantándose y subiendo a sus habitaciones para pasar una pre noche de bodas. Eso mismo hicimos nosotros, Felipe improvisando un ligero dolor de cabeza me pedía que abandonaramos tan apático comedor y en el que la cena fue lo único apetecible que sirvieron. De camino a la habitación, mi novio no dejaba de manosearme el trasero, el vino sangre de toro que nos sirvieron nos había chispado un poco, estaba segura de que ninguno de los dos aguantaría, que perderíamos los papeles allí […]

Seguir leyendo

Momento azul por Adelina G.N

Ahora que todo ha pasado, que los sentimientos están calmados, que las sensaciones ligeramente oprimen al corazón enamorado, me atrevo a redactar lo que fue mi vida contigo. Yo, Alex, simplemente, diré mi nombre, pues desde que la conocí, este, estuvo acompañado por el de ella, fue mi sombra enamorada, la mujer que calmó mi ajetreada vida, aquella que me enseñó a amar de verdad, a querer con el alma, a dejar a un lado cualquier leyenda urbana, que eclipsara nuestra unión. Ella la que me contó su problema, aquella tarde en la playa, la que me habló de su enfermedad con tanta naturalidad que conmovía escucharla. Con pocos meses Alma, presentaba claros síntomas de “Cianosis” una enfermedad que pigmenta la piel a causa de una ligera interrupción en el flujo sanguíneo, pero aquello no pudo con mi enamoramiento repentino, pues continuó diciéndome que con la edad la afección incrementa su peligro y el empeoramiento es inminente, hasta poder causar la muerte. Siguió hablándome de ella de su peculiar enfermedad, que la falta de oxigenación en la sangre en cualquier momento la podría volver azul. Yo, la escuchaba veía en ella a una joven, entonces, acostumbrada a sufrir y que […]

Seguir leyendo