Inmoral cap 7 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-6-por-elena-siles Capítulo 7 Kalan estaba cazando un conejo cuando Borg se la cercó por la espalda y le asustó, provocando que Kalan fallase el tiro. Kalan maldijo para sus adentros. Borg siempre le hacía ese tipo de bromas, todo para sacarle de quicio, pero a Kalan le encantan aquellas bromas sin ella, ¿cómo iba a pasar el tiempo con Borg? A parte de su atracción mutua no tenían nada en común. Borg era un miembro de la alta corte muy importante y él no era más que un campesino. Habían comenzado aquella relación hace un año y medio, quizás más si se contaba el tiempo que tardo Borg en aceptar que era uno de los temidos inmorales. Sin embargo con el tiempo, en parte gracias a Kalan, Borg había aprendido a aceptar su condición y a amar a aquel hombre que le había sacado de la tristeza y le había llevado hasta un amor sincero. Kalan era un hombre robusto y alto, con el pelo castaño, corto y lacio; y los ojos del mismo color. No era en realidad un hombre demasiado apuesto, pero lo suficiente para enamorar a Borg y hacerle quebrantar una ley que podría cavar con […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 6 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-5-por-elena-siles Capítulo 6 Shire llegó a la ciudad expectante, después de recibir la carta de su amiga Irina pidiéndole ayuda había decidido acudir a su petición. Después de todo ella le había salvado la vida hacía dos años. Cuando el padre de Shire le concertó su matrimonio nunca creyó que pudiera librarse de tal carga. Ella no amaba a aquel viejo decrepito salido y machista, era tan solo una moneda de cambio en los negocios de su padre. Su amiga Irina era bailarina, ella la había sacado de casa y le había dado una vida nueva. Había conseguido librarse de una vida llena de sufrimiento y de la cólera de su padre gracias a Irina, sin ella la vida que ahora llevaba jamás la hubiera podido conocer. Le debía mucho y estaba dispuesta a devolverle el favor. Shire sabían que las intenciones de Irina no eran del todo honestas con el rey, pero tampoco le importaba demasiado aquello. Era un rey cruel y déspota, si había alguien que pudiese meterle en cintura era Irina. Será divertido ver cómo se contemplaban los acontecimientos. Además estaba deseando visitar la capital, a pesar de que había visitado varias ciudades, ninguna era comparable […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 5 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-4-por-elena-siles Capítulo 5 Aelle había pasado la noche pensando en Lydia y no había podido pegar ojo. ¿Por qué le atraía tanto aquella mujer? Aquello era inmoral e impensable y sin embargo no podía apartar las dudas de su cabeza. ¿Sería ella una inmoral? ¿Lo habría heredado de su madre? Tenía que encontrar la forma de olvidar a aquella mujer, quizás su prometido pudiera ayudarla en ese aspecto. No es que se sintiera atraída por él especialmente, pero era un buen hombre y Aelle sabía que sería un gran marido para ella en el futuro. Estaba apunto de dormirse cuando escuchó un gran alboroto fuera de palacio. Aelle curiosa se levantó y abrió las ventanas. – ¡Inmorales!- gritaban algunos soldados en las calles- Han huido dos inmorales de Rausvai. Ayúdenos a atraparles, ¡rápido!. Sorprendentemente una gran multitud fue a ayudar a los soldados a buscar los dos inmorales que habían conseguido escapar de la justicia- ¡Muerte a los inmorales! Aelle cerró las ventanas y se tumbó de nuevo en la cama, pero siguió sin poder dormir en toda la noche. Al día siguiente Aelle se levantó de la cama con el primer rayo de luz que entró en su […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 4 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-3-por-elena-siles Capítulo 4 Jarld caminaba por las calles de la capital de Rausvai, Rox, decidió a dar muerte a aquella mujer siguiendo las órdenes de su superior; como había hecho siempre. Jarld jamás se había cuestionado las órdenes de sus superiores por muy extrañas o ilegales que pudieran ser siempre las cumplía a rajatabla. Aquello le había otorgado una fama de asesino conocida por todos en Rausvai, sus iguales le miraban con respecto e incluso con envidia, pero los ciudadanos de Rausvai le miraban con miedo. La mayoría de las mujeres no querían tener relaciones con él al saber quién era, sólo las mujeres de la noche seguían a su lado. Gastaba más en mujeres que un marquesa en joyas; pero no le importaba con tal de mantener su reputación. Jarld llegó a la casa de su objetivo y sacó su cuchillo de su cinturón. Jarld forzó la cerradura de la puerta de la casa y entró dentro. Se dirigió hasta la habitación y escuchó ruidos, estaba teniendo relaciones con un hombre. Aquello complicaba las cosas, tendría que esperar a que la pareja terminase para poder entrar y matarla. El rey Horlk II gritaba de placer mientras penetraba a […]

Seguir leyendo

Abrázame por Ana Gutiérrez Expósito

Y entonces, sólo deseé abrazarte. Sentir todo tu dolor en mí. Sentir la sal de tus lágrimas caer por cada poro de mi piel. Sentir tus ganas de gritarle al mundo lo infeliz que eras. Sentir tus ganas de odiarme, de abofetearme, de irte sin decirme adiós. Pero en el fondo, pese a tu mar bañado en llanto, sabías que tú también deseabas que te abrazara. Deseabas pedirme una explicación.  Por qué ahora. Por qué a mí. No entiendo nada… estoy en un laberinto indestructible para mí. Llévame hasta la salida porque siento que me ahogo. Llévame hasta el sigilo de la noche donde podamos sentirnos, amarnos, abrazarnos sin demora, apretar nuestros corazones tan fuerte que parezca que dejan de latir. Abrázame fuerte. Pero déjame que me rompa en llanto hasta caer sobre tu regazo. Déjame que te mire y desee odiarte. Déjame que te odie y que al mismo tiempo desee tenerte entre mis brazos susurrándote al oído cuánto te quiero. Déjame que desee alejarme de ti para que cuando me vaya, sólo desee y anhele buscarte. Déjame jugar a quemarme para después volver a hidratarme besándote sin retorno. Vuelve a mi lado… Pero sobre todo, abrázame. Siente mi […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 3 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-2-por-elena-siles Capítulo 3 Johan disfrutaba de una buena cerveza fría en la taberna con sus amigos mientras escuchaban actuar a Maverick cantar. Era un gran gozo escuchar las melodías más populares de la voz de Maverick pues poseía una alegría natural y una voz melodiosa difícil de superar. Sin duda Mav- así le llamaba Knut- era un gran cantante. Johan y sus amigos, Knut, Armian y Jarld, cantaban junto al resto de los hombres de la taberna. Cuando terminó la última canción Maverick anunció un breve descanso, poco después se marchó a los servicios para descansar y volver al escenario. – ¡Esto si que es una gran actuación!- afirmó Armian. – Deberíamos felicitarle- sugirió Johan. – Es un gran artista- dijo orgulloso Knut. – Gracias por obligarnos a venir-intervino Jarld- No sé vosotros pero después de- Jarld miró a Johan, y todos supieron que se refería al funeral de la reina- creo que todos necesitábamos volver a cantar todos juntos hasta el amanecer. – Por cierto… ¿cómo lo llevas? – le preguntó Armian a Johan. – No lo sé- reconoció Johan- Era mi madre, yo la quería; pero no estábamos muy unidos. – ¿Qué opinas de los inmorales?- preguntó […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 2 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-1-por-elena-siles Capítulo 2 Irina hizo una señal al rey Horlk II para que la siguiera después de hablar con Svein. El rey no se esperaba aquella aparición, pero no la rechazó pues estaba perdidamente enamorado de Irina. Kauko observó con curiosidad a su hermano marcharse de la sala y decidió seguirle desde una distancia cautelosa, cuando estuvo vio a Irina inmediatamente supo de quién se trataba, era su amante. Aquella mujer que había provocado en el rey una admiración total por ella, y Kauko comprendió entonces que las dotes de Irina eran sin duda lo suficientemente eficaces como para suponer un peligro real al Estado. ¿Quién sabe que clase de cosas podría implantar en la cabeza del rey gracias a sus encantos? No, tenía que averiguar la manera de terminar con todo aquello antes de que afectara a lo que más quería por encima de todo: su reino. Kauko se quedó escondido en una pared escuchando la conversación de los amantes. – No te esperaba aquí, Irina. Creí haberte dejado claro que aún no podemos dejarnos que nos vean en público juntos, podrían sospechar. ¿Entiendes? – Sí mi rey, pero no he podido evitar venir a veros. El lecho […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 1 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-introduccion-part-2-por-elena-siles Capítulo 1 Aelle había salido corriendo detrás de Lydia con la esperanza de poder pedirle perdón, pero cuando por fin a encontró deseó inmediatamente no haberla seguido pues estaba siendo apaleada por un grupo de soldados liderados por Svein- el capitán de la guardia real-, que por suerte para Lydia era bastante reducido. – ¿Pero qué se supone que estáis haciendo? – les acusó Aelle. – Le estamos dado su merecido a esta inmoral princesa- contestó orgulloso uno de los soldados- Sino fuera porque es una princesa extranjera la estrangularía aquí mismo por inmoral. – No entiendo porqué os enfadáis princesa- intervino Svein- vos misma habéis discutido con esta inmoral y os habéis marchado con el corazón roto por culpa de los insultos hacia vuestra persona de esta joven. – Eso no os da derecho a pegarle, puede que sea una inmoral pero no podemos tratar así a nuestro invitados. Me fui corriendo no porque me hubieses herido sino para ir detrás de ella para intentar aplacar lo que podría significar un conflicto de estado entre ambos reinos- le contestó Aelle- Además os recuerdo que no podemos juzgar ni castigar a los extranjero por nuestras leyes en nuestro […]

Seguir leyendo

Inmoral introducción part 2 por Elena Siles

Capitulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-introduccion-part-1-por-elena-siles Introducción part 2    El rey Horlk II había observado la escena que había montado su hija en el funeral de su madre atentamente, esperando a que la gente se tranquilizara ante la escapada de su hija. – ¿Qué acaba de pasar?- le preguntó el rey a su amigo Svein. – He escuchado como la joven princesa extranjera intentaba liar a vuestra hija con sus pensamientos inmorales y como ésta se ha mantenido firme en la opinión correcta durante todo el tiempo, pero no ha podido soportar la idea de que mancillasen su nombre así que se ha marchado muy disgustada. – En otra ocasión la habría detenido y enseñado que así no puede marcharse, pero mi hija aún está trastornada por la muerte de Gyda- la reina- y es comprensible que se halla marchado después de oír las frases inmorales de esa joven princesa extranjera- afirmó el rey. – ¿Quiere que haga algo al respecto?- preguntó Svein. – Asusten a la chica, no le pueden hacer daño porque es una invitada diplomática, pero quiero que le quede claro que no quiero ese tipo de pensamientos inmorales en mi reino. Ya he entregado a mi esposa a la […]

Seguir leyendo

Inmoral introducción part 1 por Elena Siles

Introducción Año 25 DCL. Rey Horlk I del Reino de Rausvai. Ley contra la inmoralidad sexual: “Queda prohibido bajo sentencia de muerte poseer y/o realizar en público o en privado relaciones amorosas del mismo sexo independientemente de su condicional social, edad, sexo, raza y/o patrimonio” Art 1. Cualquier persona/s que proteja/n o defienda/n dichas relaciones amorosas en el Reino Rausvai ya sea en público o en privado será/n desterrada/s del reino inmediatamente Art 2. El matrimonio o la unión civil entre dos personas del mismo sexo no se formalizará en ninguna parte del reino de Rausvai. [Actualidad. Año 425 DCL.] El rey Horlk II del Reino de Rausvai descubre a su esposa Gyda – la reina- manteniendo relaciones con otra mujer -Tara, su doncella- en la habitación de una taberna. El rey había mandado seguir a su esposa hacía un par de meses porque tenía sospechas de que le era infiel; y así era. Sin embargo a tratarse de una relación inmoral- declarada ilegal por el Rey Horlk I en el año 25 DCL- el castigo que recibiría la reina sería: la muerte. La ley era muy clara: “Queda prohibido bajo sentencia de muerte poseer y/o realizar en público o […]

Seguir leyendo