El Disfraz por Elena Siles

Andrea cantaba con el coro de su instituto mientras alzaban la bandera de EEUU en el estadio de fútbol. Su voz podría ser casi igual de hermosa que su dulce rostro. Sus ojos castaños miraban con un extraño brillo al resto de sus compañeros mientras una sonrisa maléfica se escondía en sus labios. Aquel año sus compañeros la habían golpeado, insultado y menospreciado; pero aquel día llegaría su venganza en forma de bomba. Andrea siempre había aparentado ser débil pero aquello sólo era en realidad un disfraz. En su interior era un monstruo y aquel monstruo había estado demasiado tiempo encerrado… Andrea terminó de cantar la canción y todo comenzó a arder. Los gritos inundaron el estadio y entonces Andrea pudo al fin quitarse su disfraz, dejando ver así al mundo su verdadero yo.  

Seguir leyendo

Dos microrrelatos de terror (de José Antonio Herrera).

Microrrelato «Unos pasos en la noche». El rayo iluminó el cielo, en medio de las negras nubes. El trueno rompió el silencio de la noche. La tormenta estalló y se inició el diluvio. Una sombra se reflejó en la pared de piedra de las escaleras del castillo; parecía estar ascendiendo por la curvada escalinata, hacia los aposentos del Lord. El sonido hueco de unos pasos acercándose al umbral de su estancia despertó a Lord Velton, y el terror se apoderó de él: sabía quién se acercaba… Y sabía lo que quería.   Microrrelato «Edward» (inspirado en la vida real de Edward Mordrake). Aún recuerdo el día que nació mi pequeño: Edward. La partera me miró con el terror reflejado en el rostro cuando me puso a mi pequeño en los brazos. Y entonces lo vi: Edward tenía algo extraño; tenía dos rostros. No podía creer lo que estaba viendo. Mi hijo había nacido con un segundo rostro en la nuca. Era un rostro de mujer. Ese segundo rostro podía gesticular, llorar e incluso gritar. Lloré por él pero, en contra de los consejos de todos, me negué a sacrificarlo. Era mi hijo y yo iba a criarlo. El pobre Edward […]

Seguir leyendo

Su última actuación – Azel Highwind

El silencio empapa la noche. Nada se mueve, el cielo está muerto. Hoscas nubes ocultan las estrellas, pero a través de su frío manto, la luz fantasmal de una luna menguante se filtra en forma de tenues hilos de hielo. En picado caen sobre la gran metrópoli. Chocan contra los más altos edificios, sobre las torres ciclópeas y los monumentos más colosales. Y caen, caen como cometas mortecinos, destinados a perecer. Mas antes de morir, bajo las sombras de los titánicos edificios, se mezclan con la propia luz de la ciudad. Se mezclan y se funden en ella para recortar el contorno inmenso que separa la urbe de las oscuras tinieblas de sus alrededores. Pero no sólo en el exterior anidan las tinieblas. Entre las estrechas callejuelas que se cruzan en laberínticas formaciones, la oscuridad nace del suelo. Se aferra a los pies de los edificios, se ciñe a ellos. Se agarra fuerte a las columnas y pilares para escalar como una depredadora hacia los techos más bajos y desamparados. Con atrevimiento se cuela por cualquier resquicio que encuentra, por cualquier rendija o ventana abierta, asaltando la tranquila seguridad de los hogares, ignorando los posibles movimientos y despreciando las gentes […]

Seguir leyendo

Noche de Halloween por Rain Cross

Era ya de noche cuando James se sentó al fin en el confortable sofá marrón de su casa. Aunque aún no tenía los treinta, estaba cansado, ya no aguantaba el día a día como cuando era más joven. Había sido un día muy raro, de llamadas sobre gente haciendo conjuros, sacrificando animales, muertos que caminan… En la comisaría del pequeño pueblo costero donde vivía no dieron veracidad a ninguna de esas llamadas, e incluso enviaron a los bomberos a que vieran si era cierto lo que decía sobre un aquelarre haciendo una hoguera en el porche de una casa que invocaba a Satanás. Resultaron ser cuatro adolescentes vestidas de negro quemando unos apuntes de instituto. En Halloween siempre ocurría lo mismo, recibían llamadas estúpidas de gente loca. Parecía que ese día despertaba a los perturbados. James se duchó nada más llegar a casa, se puso sus viejos tejanos y una camiseta blanca sencilla, y se había tumbado en el sofá con una cerveza en la mano. Puso la televisión esperando una buena película de terror,  daban de nuevo El Exorcista, y la dejó de fondo mientras repasaba el día de nuevo. Llamadas tontas; Tim el novato, un chico flacucho recién […]

Seguir leyendo

El Cazador por Elena Siles

Un hombre de mediana edad y ojos verdes miraba por la mirilla de su rifle esperando el momento idóneo para disparar. Sostenía el rifle con su mano derecha y con la izquierda acariciaba el gatillo pues sabía que en breve debería disparar a su presa. Su presa corría despavorida entre el maizal sin saber que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir… El hombre disparó e inmediatamente su presa cayó inerte al suelo; y éste sonrió satisfecho. Había empezado a cazar hacía tres años, cuando conoció a un grupo de cazadores en un bar; pero Christopher estaba cansado de cazar presas normales así que al principio no estaba muy interesado en entrar en el grupo. Sin embargo pudo escuchar que sus presas no era las presas a las que él estaba acostumbrado; las presas de aquel grupo eran inmigrantes que ellos mismos traían prometiéndoles un trabajo y una vida mejor en EEUU. Christopher estaba tentado por aquella nueva presa: el hombre; así que decidió ingresar en el grupo. Cuando cazó a su primera presa se sintió como un dios, un ser superior. Aquellos hombres no eran más que blancos fáciles para su experta puntería con su rifle, otros animales más para […]

Seguir leyendo

Masacre a Medianoche por Rain Cross

— ¿En serio te vas a comer todo eso tu sola? —  Karen la miraba extrañada, ¿Cómo siendo tan pequeña podía comer tanto? Dos hamburguesas, patatas fritas grandes y encima había pedido postre. — Si lo he pedido, es que puedo con ello — contestó Judith guiñándole uno de sus ojos azules. — Está bien — suspiró mientras se recogía su pelo rojizo en una coleta- pues como te iba diciendo, después del cine podrías quedarte a dormir a mi casa, así no tienes que coger el coche. — Me parece buena idea — Judith dio un gran mordisco a su hamburguesa. —  menos mal que lo aparqué al lado de tu casa. — Miró el reloj —  vaya, la peli empieza en 30 minutos — Empezó a engullir la comida rápidamente. Karen ya había terminado con la suya. Quedándose sin postres por la demora, fueron directas a la taquilla del cine. — Dos para ‘Masacre en el paraíso’ por favor — Judith miró a su alrededor haciendo que su cabellera emitiera destellos dorados a la luz de los focos- menos mal que no hay mucha cola. Por esa razón habían decidido ir a la sesión nocturna. Habría poca gente y al estar en un centro comercial, podrían cenar antes de la película. Compraron […]

Seguir leyendo

Redención por Rain Cross

-I- Kat  fregaba los platos mecánicamente en la pequeña cocina del apartamento que compartía con su marido. Tenía la vista perdida, y su mente repasaba lo ocurrido minutos antes en el comedor. Había llevado la comida a la mesa y Howie, al probarlo, le lanzó el plato a la cara porque la sopa estaba fría. Le dio en el ojo y le mojó toda la cara, pero no hizo ningún gesto de dolor. Kat ya estaba acostumbrada a ese comportamiento, así que en silencio, tratando de parecer invisible, recogió el plato del suelo y limpió la mesa mientras la sopa le acariciaba el rostro y veía marchar a su marido por la puerta entre gruñidos. Seguramente se dirigía al mugriento bar de la esquina. Howie siempre encontraba cualquier excusa para ir a ese lugar. Cuando la cocina y el comedor estuvieron limpios, Kat fue a darse una larga ducha. Eso la relajaba y dejó que el agua la envolviera en una sensación de calidez y bienestar. Repasó su vida, lo feliz que fue de niña junto a sus padres, cuando conoció a Howard, siempre intentando hacerla reír, era tan galante…pero con los años esa galantería se transformó en violencia, en […]

Seguir leyendo

Días que vienen

Hoy es el día de borrar de los rostros las sonrisas la alegría de las razones que por la vida nos guían. Día de mirar atrás y contemplar las felaciones que la vida nos brinda sin olvidar usar sus dientes. Día de aparcar sueños y amores, junto a penas y dolores que están y no se irán, de colocar en el olvido las pasiones de susurrar muerte en los oídos de perderse en las aceras del infinito y jamas saber regresar. Dulces son las lagunas de la mente, de las que quizás tras las borracheras te arrepientes pero mejor no saber jamas que hiciste. Dulces olvidos marcados de perdidos quehaceres inacabados, donde el futuro está tan a medias que aunque llegues jamas habrá sido terminado. Y pensaste que haciendo bien te darían algo y razón tenias si por algo golpes y palos habías pensado. Y ya cansa la puta, que ni un segundo me has dejado disfrutar de lo poco que tengo y todo te has llevado, ya cansa, ya carga y no creas que he olvidado que el sembrar y recoger es la mayor mentira que nos has contado. Hoy es del día de afrontar que la vida siempre […]

Seguir leyendo

Una Noche por Rain Cross

Entre el ruido de borrachos hablando y de botellas contra la mesa no podía concentrarse. Le dolía la  cabeza, algo frecuente desde  que  había empezado a ir a ese lugar.  Peter empezaba a estar ebrio, y la conversación de sus amigos era cada vez más absurda. Una noche normal de un día cualquiera. Desde que hacía un año Elí, su mujer, había muerto en un accidente de coche, se pasaba todos los días de su miserable vida bebiendo con una panda de borrachos, a los que jamás llamaría amigos, en ese bar de mala muerte. Apestaba a alcohol y a sudor, el mismo olor que había en el piso que unas semanas antes de su muerte habían alquilado juntos. Un piso hermoso en el centro, con vistas a un parque. Quedó a medio decorar, y ahora parece una pocilga sucia y abandonada. Su rutina diaria era ir a trabajar, ya que debía pagar el alquiler, comer y beber hasta olvidar. Algunas veces, en la estación de metro que le llevaba al trabajo, había pensado en lanzarse a las vías y acabar con todo, con el sufrimiento del día a día, de enfrentarse a su nueva vida sin ella. Pero nunca había tenido el valor para hacerlo. Observó a la […]

Seguir leyendo

Luna de Sangre por Rain Cross

-I- Abrió lentamente los ojos, se sentía algo aturdido. La luz de la intensa bombilla le dañaba la vista. Miró hacia un lado, intentando ubicarse. Estaba en una habitación, a su izquierda había una pequeña ventana con vista a la montaña, a la derecha, otra cama. Era un hospital. Intentó incorporarse, pero le dolía todo el cuerpo. -Bienvenido de nuevo –le dijo una enfermera. – ¿Cómo he llegado….? –se miró extrañado el brazo, lo tenía vendado- ¿Pero qué demonios me ha pasado? -Eso es lo que le gustaría saber a la policía. Se ve que tuviste un accidente, están aquí fuera, quieren hablar contigo –sonrió y salió. Will quería decirle que le dejara tiempo, pero la enfermera fue más rápida. Dos agentes entraron, iban de paisano. -Señor  Evans, sentimos molestarle pero nos gustaría hacerle un par de preguntas. -Si si…aunque no sé si seré de gran ayuda, no recuerdo mucho de lo ocurrido, la verdad es que estoy algo perdido ahora mismo -volvió a mirar a su alrededor. Los dos agentes se miraron. -Bien, cualquier cosa que nos diga señor Evans, será útil – saco una libreta- ayer por la noche, en parking situado en la calle Spring, alguien lo […]

Seguir leyendo