El amor no lo es todo por Cristino Vidal

El amor es muy grande, no lo niego, pero todo no es, sólo una parte que en el alma del hombre se comparte con otros sentimientos que despliego: la alegría, la dicha y el apego, con la felicidad, punto y aparte, junto con la amistad, que viene a darte lo que no da el amor, que es el sosiego. Por eso es conveniente que nos llegue alguien a nuestra vida que contenga todo lo que antecede y nos añada lo que nos haga falta y nos lo entregue para entrambos hacer que sea luenga la vida tantas veces ensoñada. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Nunca llegamos a decir adiós por Nicolás López Moreno

  No quiero caer en intimismo, ni ser superficialmente profundo, siempre hay tiempo de lo absurdo, solo quiero pensar, si es amor puro… Me lleno de amaneceres rojos que mis ojos miran con asombro después de noches sin sueños solo pienso como te añoro…. Como no resistir este amor si doy la vida por ti sin dudar aunque a frase hecha pueda sonar y callo para mis madrugadas gritar… Nunca llegamos a decir adiós jamás dijiste quédate a mi lado frialdad de saber estar, nada más y yo vuelta a soñar, en vela esperar… Vuelas por mi ser , como mariposilla entras y sales de mi como de mi vida golosinas de amarga soledad dejas cuando tu conmigo no estás… Sonrisa de recuerdos , de miedos tardes de sol y paseos, actos de fe confío y creo en ti, pero ¿ y de mí? mejor no pensar eso, te quiero, lo sé… Fuente: http://www.cortorelatos.com/

Seguir leyendo

¿Camina así el mundo? por Cristino Vidal

Discurre el mundo hacia ninguna parte sin nadie que le guíe a sitio alguno y arriado y triste lleva el estandarte por encontrarse de moral ayuno. No hay timonel que a puerto le conduzca, ni pócima que acabe con su tedio, ni un buen chamán que su dolor reduzca, y marcha hacia su ocaso sin remedio. Camina como zombi y no es extraño, porque no hay quien le entienda ni le ayude y ante tanta amargura y desengaño da sensación de que al suicidio acude. ¿Será el preludio del fatal destino que le aguarda al final de su camino? Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

La mercancía del poeta por Cristino Vidal

La poesía que el poeta vende es la que su clientela solicita y a ella muchas veces se limita, pero nunca del todo, pues depende de si la musa por su parte entiende que puede ser muy bien su favorita, pero aparte también la hay exquisita y más que digna de escribir por ende. También hay ocasiones en que cuenta sus cuitas y venturas con esmero recurriendo al auxilio de su pluma, y en otras con ingenio las inventa a medias o hasta incluso por entero y unos con otros a sus versos suma. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Me resisto a ser viejo por Cristino Vidal

Me resisto a pensar que me hago viejo, pues gozo de perfectas facultades e incluso ganaría a otras edades en todo, mas quizás no en el espejo. Gustamos del sabor del vino añejo sus sanas y sabidas propiedades y vemos el valor de las verdades que la gente mayor da en un consejo. No tengo, la verdad, ningún complejo ni pienso vaya a hacer heroicidades, pues no pondré jamás en mi entrecejo aquello que en lejanas mocedades me extasiaba sin duda, al ser reflejo del ansia de encentar mil variedades. Referente a amistades antiguas, quedarán o las alejo, si pensamos igual o disparejo. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia:  http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Palabras y frases sin sentido por Cristino Vidal

Son palabras y frases sin sentido aquéllas que a la gente la encandilan, las mastican, degluten y asimilan por llegar procesadas a su oído. Libertad, que jamás nunca ha existido, maneras, que en rigor ya no se estilan, honores, que a los tontos obnubilan o salud, que tan sólo es un cumplido. De las frases comunes no digamos, que se van repitiendo día a día y que unos a otros nos copiamos entonando la misma melodía y al final, sin querer las rebajamos dejando su expresión casi vacía. Si te gusta la poesía, particularmente los sonetos, no dejes de visitar mi blog, donde tienes en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo

Asi está el mundo por Cristino Vidal

Está el mundo tan cambiado que es para salirse de él; antes oro, ahora oropel de tanto como ha bajado. Nos están manipulando y por fuerza hay que llegar donde nos quieran llevar, porque de eso están tratando. Dejemos ya la falacia de que habemos libertad, que en honor a la verdad ésta y la tal democracia brillan, pero es por su ausencia, pues las tienen secuestradas los amos de las mesnadas por su propia conveniencia. Ya ni nos importa el lodo donde nos han sumergido y nadie lanza un quejido, pues se impuso el vale todo. Es tiempo de los corruptos, que tienen tal desenfado que cuando les has pillado te salen con exabruptos. ¿Adónde se fue el buen gusto? ¿Quién trajo la zafiedad? ¿Quién secuestró la verdad? Cuando lo pienso, me asusto. No queda ningún refugio al que poder escapar; si lo hubiera, querría entrar usando algún subterfugio y allí tratar de vivir aunque poco tiempo fuera, haciendo lo que quisiera y lo mismo en el decir, que a este mundo en el que vivo tan cobarde y chapucero, no le entra lo verdadero, pues se muestra tan altivo que lo que no le interesa o lo esconde […]

Seguir leyendo

Tierra por Peter Castillo

Perdón ..y duele decirlo, he sido culpable, un malo contigo, no tengo clemencia acepto mi demencia, pudiendo evitarte un daño te he clavado mi espina si tú eres mi vida, tú eras perfecta, me entregas de ti tu mejor naturaleza, tu magia, tu esencia divina y ahora despierto del terrible sueño, te abrazo y te quiero, te entrego mis pasos, eres mi guarida, eres mi tierra, eres mi mundo, hablare de ti a quien te contamina a quien no te respeta quien vive de ti y te mata de apoco tu eres mi tierra que de pie me mantiene hechizado de tu magia que no se detiene

Seguir leyendo

Chiquilla inocente por Vería Venus

He visto algo que no debía y no puedo hacer nada, tan sólo escribir esto. Si te sientes identificada, por favor, llama al 016 o pide ayuda, no estás sola. Muchacha, ¿no lo ves? Eres un juguete, un objeto, un hola y adiós. Eres un beso vacío, una lágrima sin fondo, un aparato reproductor. Eres y no eres su pareja. Dices que el te quiere, que ha cambiado, que no nos preocupamos pero, muchacha, yo lo he visto. He visto como te cogía del brazo, como te decía esas palabras sin un tupido velo, como tu amiga exclamaba que hoy ya te llevabas la paliza. Inocente, ¿no ves que te han quitado la inocencia? Has perdido el mejor tiempo de tu vida, lo has arruinado por estar con gente como él. Eres algo que se comparte como si fuera el vídeo juego que cuando ya se lo pasan te dejan tirado. No sé sobre ese tema, pero seguro que de ti se han aprovechado hasta niveles que no quiero ni imaginar. Todo porque no te quieres, todo porque te dejas que te lo hagan… Chiquilla, ¿por qué no te quieres? Todo hombre en su sano juicio enredaría sus dedos entre […]

Seguir leyendo

Tardes de café

No ha sido la primera vez y supongo que tampoco será la última, que revivo las tardes de domingo de mi infancia y la hora de salir del colegio cada mediodía, pues era entonces cuando más feliz me sentía caminando junto a mi padre por un céntrico paseo, hasta que llegábamos a un café tan mayúsculo, imponente y glorioso como antiguo. Era este café y no otro, el preferido por mi padre para alejarse de la presión durante un rato, ya que la molestia más cercana era solamente el ruido provocado por el gentío que vivía en las calles colindantes y, al igual que nosotros, salía o entraba de los establecimientos, volvía a casa para tomar el almuerzo y permitía que los niños jugaran en la plazoleta, ajenos al complejo y acongojado mundo de los adultos. No había un día que fallase nuestra sesión del aperitivo. Tronara, nevara e incluso si el mismo cielo estuviera a punto de derrumbarse sobre nosotros, puesto que había estado lloviendo durante días y días. Aunque, de todos modos, siempre disfrutábamos más cuando hacía calor y no precisábamos del gran paraguas de mi padre que nos servía de cobijo, para evitar que nos empapáramos más […]

Seguir leyendo