Mantis. (Bypils)

Soy perfume. Parecerá una figura poética pero, lo escribo en sentido literal. Yo, mi cuerpo, exuda perfume. No siempre es el mismo. Me hubiese gustado que así fuera, para tener como mi “marca de la casa”, un aroma único, que sólo estuviera en mí pero lo que tengo es una colección de perfumes…Únicos, eso sí… Transité por mi niñez, envuelta en mil aromas. La flor de azahar de los campos vecinos, el jabón de espliego de la abuela, el agua de rosas en el que mi madre se bañaba, los ramos de romero y lavanda que adornaban mi casa…Una sinfonía de perfumes delicados, preciosos… Siempre rodeada de aromas exquisitos, desarrollé una habilidad especial. Detectaba con extrema sutileza,  todos los olores, incluidos los que consideraba desagradables…Me convertí en una “nariz” y, ahora, soy una afamada Créateur de Parfums en París. El perfume es mi vida . Yo misma soy perfume… Fue mi madre la que se  dio cuenta. Si yo estaba contenta, a mi alrededor se creaba una atmósfera perfumada repleta de rasgos florales : jazmín, rosa blanca, mimosa…Por el contrario, si estaba preocupada o enfadada, el perfume se veteaba de cítricos, de fragante bergamota, lima, limón y un toque de […]

Seguir leyendo

¿Por qué confiamos en el pez? de R. J Frometa

Era una tarde llena de movimiento, más de lo normal incluso, en el Departamento de Homicidios. El famoso pez Simón estaba, después de un tiempo de investigación, a unos pocos pasos de atrapar al asesino más escurridizo de los últimos tiempos y la historia de Pickstown; y hasta fuera de Pickstown. Pero, ¿Quién era el pez Simón? Pues era un pez naranja, de mediano tamaño, el cual había obtenido un papel como oráculo por primera vez al predecir quien ganaría la serie mundial de Baseball, tan sólo con sacar los ojos de su órbita al pregúntasele por el ganador y darles nombre (Dando positivo el equipo de Pickstown). Desde entonces, cada vez que sus ojos salían de su órbita al ser preguntado era que «Sí» y cuando no lo hacía, significaba pues «No». Aunque después de un tiempo, el pez dejo de ser un oráculo para los amantes del deporte y paso a ser de ayuda a los federales, los cuales al principio probaron sus «poderes» y al funcionarles lo usaron para sus investigaciones. Más adelante, el Departamento de Homicidios decidió usarlo también para sus investigaciones; al principio con dudas, pero al encontrar más y más ayudas sobre sus casos […]

Seguir leyendo

Una Vida Abortada por R.J Frometa

Me estoy empezando a desarrollar. Sumergido en éste mundo extraño, me formo para ser algo que desconozco. Espero ser algo precioso. Oigo un extraño sonido, que según alguien se llaman lágrimas. Pertenecen a alguien, que dice llamarse Mujer. Alguien habla muy alto, supuestamente allá afuera le dicen gritar. La persona que hace esto, responde bajo el nombre de Hombre. Supuestamente están «discutiendo» sobre la vida que la Mujer lleva dentro. ¿Me pregunto quien será? Afuera, hay otro lugar llamado Tierra. ¡Debe ser muy precioso! Ya me lo imagino lo grandioso que será los habitantes. Han pasado un tiempo ya, la Mujer no ha parado de llorar —supe que se llamaba así, lo que ella estaba haciendo— todo este tiempo. Clama una y otra vez el por qué tuvo que pasarle el desastre. Entonces escuchó otras voces insistiéndole que debe eliminar a la persona que lleva dentro de sí. ¡Pobre individuo, quien sea que esté dentro de ella! Los días transcurren y la Mujer, que he escuchado es algo «joven», decide llevar acabo un supuesto aborto. ¡No sé que será eso, pero por las lágrimas que tan falsamente parecen brotar; no debe ser nada malo! Voces se oyen. He desarrollado algo […]

Seguir leyendo

Barcelona de Elena Siles

En la noche de Barcelona las calles se inundan de sombras de aquellos que un día fueron nuestros hombres. Las cenizas son lo único que queda del recuerdo de la fuerza de esta ciudad. Las serpientes y las ratas  nos inundan la ciudad junto a los cerdos y orangutanes, más que personas son animales. Demonios con rostro inmaculado gobiernan nuestras ciudades, la labia del demagogo conduce a los pobres corderos; que ingenuos, caminando hacia la boca del loco. El hábil zorro nos muestra una agradable sonrisa y acudimos como polillas a la luz. Sin ser conscientes de nuestro engaño si quiera. Cando por fin nos damos cuenta no hacemos absolutamente nada porque somos demasiado cobardes como para luchar por aquello que realmente nos importó en un tiempo atrás. Ese es el espíritu tan valiente que posee esta nación. Intentamos gritar nuestros derechos, pero los peces gordos se hacen los sordos y nuestra voz sin ninguna intención se queda en el aire y se deja al olvido. No podemos ir como si todo lo que sucede se fuera arreglar por arte de magia. Los cuentos de fantasía hace tiempo que terminaron, por mucho que intentes no ver la realidad va  aseguir […]

Seguir leyendo

Migajas de Pan de Elena Siles

Mario un chico de unos 14 años corría por las calles de Madrid, España; para evitar que la “benemérita” le aprehendiera. De Mario dependía el sustento de víveres para toda su familia que estaba compuesta por su madre y su hermana mayor, Mercedes; los demás miembros habían muerto de hambre o por la bebida, a esto último es referido a su padre aunque él nunca lo había considerado así.  Su madre era costurera y con lo poco que ganaba podían mantener la casa y pagar las facturas mínimas para que no le embargaran la casa, pero no tenían ni para ropa ni para comer; y Mario desde los 10 años, desde se murió su padre, se encomendaba la misión de conseguir comida para su familia, su hermana mayor con lo que podía conseguir como prostituta conseguía el dinero para ropa. Pero siempre faltaba comida, ya que Mercedes no conseguía apenas dinero. Mario sabía que algún día su hermana moriría de tuberculosis o asesinada por alguno de sus clientes. Últimamente había estado buscando trabajo en las fábricas para dejar de robar, claro que es complicado conseguir trabajo cuando un dictador gobernaba el país a base de mano férrea. Mario consiguió definitivamente […]

Seguir leyendo