Caminar de a dos por Gala Rama

El camino de a dos Siempre es más llevadero. Aunque tú hables y el ladre Nunca sentirás el peso de tus pasos en soledad. Caminante fiel de horas duras Confidente de historias Compañero de lágrimas Derramadas por un adiós . Callado buscará tu contacto Esa caricia tan esperada. Sus ojos buscarán tu mirada Y se quedará ahí sin pedir nada. Sin grandes exigencias Buscará siempre tú presencia Porque en tu corazón El encontró su esencia. Magui Maga ?

Seguir leyendo

Moscas, moscas y más moscas por Ricardo Zamorano

Los zumbidos son constantes. Pero también el olor. No sé cuánto tiempo llevo aquí, no sé el tiempo que he estado dormido o inconsciente antes de despertar. Por no saber, no sé ni dónde estoy. Solo sé que lo que hay dentro de mi campo de visión es el cielo, aunque lo vea de un sucio morado. También sé que algo me pasa en la mitad izquierda de mi cara, porque no la siento. Ahora imagino que esto fue lo que experimentó mi hermano allá por 1920, cuando solo teníamos ocho años él y once yo. Ese día se dio cuenta que jugar con los avisperos no era nada divertido. Al igual que con el fuego, podías quemarte, o en este caso, un enjambre de avispas podía picarte. Y así ocurrió. El lado derecho de su cara fue la parte más afectada. Quedó tan hinchado como un animal que lleva demasiado tiempo muerto en medio de un camino y al sol. El médico del pueblo le puso una inyección enorme en el culo en su sucia casa, lugar utilizado también como clínica. Milagrosamente no se le infectó más (la aguja debía de estar limpia, al contrario de lo que mi […]

Seguir leyendo

Always por Ana Gutiérrez

En algunos momentos de la vida, nos preguntan aquello de: “¿Y a ti? ¿Qué te haría feliz?” Y muchas veces solemos responder con cosas que nos hacen sentir bienestar un ratito o que nos permiten cubrir insatisfacciones fisiológicas o morales a medida que vivimos. Sin embargo, a mí hay una cosa que me hace, a pesar de los baches que he encontrado en la vida, de caerme, sufrir, sentir lo que es agujerearse el alma y perder el sentido de la vida, ser feliz eternamente: Saber que, aunque ya no pueda verte nunca más porque tu cuerpo se ha convertido en polvo, ya no pueda reírme con esa sonrisa que sólo tú sabías regalarme, ya no pueda mirarte a los ojos y ver en ellos las estrellas más brillantes del cielo, estás siempre para mí en mis sueños. Y una vez que me despierto no hay mayor regalo que en la tierra me puedas haber hecho, que enseñarme lo que es amar a un ser humano de la forma en la yo te amé a ti, y que, de mis dedos, cuando te pienso, no emanen palabras, sino sentimientos. Saber que cada noche llamas a mi puerta y en alguna […]

Seguir leyendo

La dependienta del video club por Nicolás López Moreno

En la adolescencia es todo especial, una novedad, una grata alegría, la mayoría de los problemas es una asignatura suspendida, alguna visita al despacho del director, conseguir dinero para el fin de semana y el AMOR. Aun recuerdo mis primeros amores, parecía que el mundo se acababa nada más verla, luego salir con ella y los fallos de la inmadurez, cuernos y me gusta otro/a. Yo entonces tenía una novia que se llamaba MJ (no doy más pistas ), y teníamos una buena relación, todo lo buena que se puede tener con 16 años, pero algo cambio mi vida, mi padre se apuntó al vídeo club del Corte ( al haber brexit se quedó así), y alquilábamos películas para la semana y el encargado de ir al centro era yo. La primera vez que entre vi una mujer de uno 25 años, morena unos ojos negros, cuerpo delgado pero muy proporcionado, me puse nervioso y balbuceando y como pude alquilé las películas, solo sé que se llamaba María. Me enamoré de una mujer de 25 , que para mis 16 años era un mundo la diferencia de edad. Lloraba en mis noches, solo soñaba con ella. Fue pasando el tiempo […]

Seguir leyendo

Duelos por Ana Gutiérrez Expósito

PIEDAD ANTE LA MUERTE Cada tarde, cuando el sol poco a poco se va apagando, hay una sensación de soledad que no deja de rondarme ni un solo segundo. Entre los tristes cipreses aún se pueden observar multitud de tumbas que no reflejan una muerte sino una vida que ya ha llegado a su fin. Al alzar los ojos hacia ellas, me quedo quieta. Inmóvil. Casi sin respiración. No siento miedo sólo la calma del silencio. Cada día cuando vuelvo, hay un hueco completado. Otra vida entregada al cielo. Y sin demora me pregunto:” ¿Cómo es posible esto?”. Hoy estás aquí, pero un solo segundo puede cambiarlo todo. En un solo segundo dejas de existir, ya no hay nada que quede de ti. Tu voz se apaga, tus ojos se cierran, tu corazón enferma y deja de latir. Lo que un día fuiste queda sellado detrás de una pared o inmerso bajo la tierra. Ya te has ido para siempre. Y es que morir me provoca tanto respeto.. Hoy vives, estás aquí, piensas que serás eterno. Pero al final te das cuenta de que sólo eres polvo capaz de formar una figura para después, volver a destruirse. Cada vez que […]

Seguir leyendo

No aprendo por Nicolás López Moreno

No aprendo en cabeza propia siempre mis alegrías acaban en penas, que ironía otra vez creí ganar mientras perdía… Mujer siempre choco con la misma piedra que poca dignidad me queda intentar hacer amor algo que tú misma no sabías … Perdón pido otra vez , me marcho a donde a nadie sepa así lavaré mis penas que la alegrías son siempre ajenas… Me duele recoger mis trastos una flor, una poesía, una ilusión pero hacer maletas de corazón es lo que mejor me sale cada día… Adiós , otra vez volveré con corazón de piedra, sonrisa falsa que así mejor se anda por estos días la hipocresía de bandera y vacío corazón…

Seguir leyendo

Sentir tu mirada por Cayeto Salas Salas

Luz de un bello amanecer, con un cielo que te bendice. A tus tierras y el mar que te vio crecer. Alimentada por la gracia, Y uniendote al misterio de su Ser. Abrigada en noches de estrellas, Cuantos soñaron con tu miel. Enamoraste el alma del peregrino. Como un sello que se grava dentro de la piel. Siendo el Amor y la belleza, Lo que nadie puede vencer. Regalando la Paz a la mirada, Y el sentimiento vive conociendo el renacer

Seguir leyendo

Felicidad por Ana Gutiérrez

F E L I C I D A D Hay una cosa que todos perseguimos durante toda nuestra vida… Ser felices. ¿Hay algo mejor que serlo y disfrutarlo cuando lo tenemos? Creo que no. Durante cuanto tiempo se nos olvida  lo que es la plena felicidad… Quizá sea el hecho de sentirnos libres, no pensar en nada, en nadie… No temerle a nadie, no sentir culpa, no recibir “castigos” emocionales, no necesitar confiar en nadie mientras nos tengamos a nosotros mismos… A nuestra razón. Esa que se intenta manipular a veces y que difícilmente, después de aprender de grandes maestros manipuladores, es posible realizar. Personalmente, esde hace ya un tiempo no dejo de mirar al cielo y dar gracias por estar donde estoy. Por haberme hecho libre pese a que la intención no era esa. Y es que si algo hay nos quita la felicidad por encima de todas las cosas, es la sensación de sentirnos encadenados a algo o a alguien ante lo que no tenemos o sabemos que no tenemos ni voz ni voto. Ante algo que hay que callar y silenciar. Pero, al fin, soy libre. Y no me cansaré de repetir que lo soy por muuucho […]

Seguir leyendo

Astronauta solitario por Javier García

Armando se levantó rápido de la cama, abriendo ruidosamente la persiana para comprobar que  hacía un buen día. No quedó decepcionado, a través del cristal pudo ver que lucía un espléndido sol. Tras dejar la ventana abierta para airear la casa y combatir el calor, se vistió y desayunó ágilmente para salir a disfrutar de lo que había visto a través de la ventana, no sin antes hacer una pequeña parada en el cuarto de baño. Al pisar la calle le dió la sensación de que el aire era distinto, menos cargado. Como en los últimos días, las calles se encontraban casi desiertas, con apenas coches aparcados, y mucho menos circulando por ahí. Tiendas cerradas. Las personas con las que se encontraba en su paseo exploratorio fueron escasísimas, como si un terremoto silencioso se hubiera tragado a la mayoría de los habitantes de la ciudad. Se sentía como un astronauta, explorando en solitario nuevos territorios completamente desconocidos, sin ningún conocido a la vista, con todo lo que veía a su alrededor para su disfrute. La ciudad redescubierta desde otro ángulo y vacía como su pequeño patio de recreo, mientras todos los demas pasaban horas en los aeropuertos o hacían rutas […]

Seguir leyendo

El misterio de la vida por Cristino Vidal

La flor que con el viento se deshoja se muere lentamente de tristeza, porque ya ni de blanca ni de roja lucirá, desprovista de belleza. Al suelo va a parar y se confunde con tierra que el rosal alimentara y con ella, de igual a igual, se funde por ver si nuevamente reencarnara. Convertida en el humus que alimenta la planta, va feliz a los capullos a través de la savia y se hace cuenta que el color y el olor también son suyos. La esencia de la vida nunca muere, que un poder misterioso la transfiere. Si te interesa la poesía, particularmente los sonetos, aquí te dejo el enlace de mi blog, donde los hay en abundancia: http://cristinovidal.wordpress.com/

Seguir leyendo