La cuarta dimensión

Este es un microrelato que presenté al concurso de relatos fantásticos y de terror de  http://lofantastico.wordpress.com/. Aunque no ganó, me lo pasé muy bien escribiéndolo, y eso ya es un premio en si mismo.  Le he añadido alguna cosilla y aquí os lo dejo. La cuarta dimensión Mis ojos apenas distinguen ahora, a través de la ventana, líneas negras sobre un fondo blanco; ya no puedo reconocer ninguna imagen. Ésta es la última que sello, cuando termine reinará la oscuridad y podré descansar… aunque no sea por mucho tiempo. El tiempo… Mientras trabajo recuerdo la excitación que sentimos al ocupar la casa. Nos creíamos únicos, y, en cierto modo, lo hemos sido: los primeros y los últimos. Y yo, el último de todos. El tiempo nos ha ido engullendo, como si tratara de representar de nuevo el infanticidio que Cronos cometió con sus hijos. Pero antes de enfrentarnos a él, fuimos capaces de verlo, de sentirlo, de percibir su contacto a través de las ventanas. Estuvimos cerca, demasiado cerca… El experimento ha sido un éxito, nuestros ojos, nuestros cuerpos, se han saciado en la cuarta dimensión. Pero nadie lo sabrá nunca, o quizás sí… tal vez en otro tiempo. Ahora debo […]

Seguir leyendo

La Vida por Haruna Kisaragi Kontong

La vida, regalo preciado que se puede ir en un segundo. No pienses en cómo. Sólo sucede. Respira, inhala ese elixir vital llamado aire y continúa con tus labores, tus responsabilidades, tus gustos… Detente, mira lo que hay a tu alrededor, dale gracias a Dios por todo lo que él, misericordiosamente, te regaló. Disfruta de cada cosa que pase. Aunque sea mala, que no te amargue. Llora, no solo de tristeza, sino de alegría. No escuches a los que dicen que llorar no es de hombres o que llorar es de cobardes. Es tan solo la libre expresión de ciertas emociones nuestras. Sonríe. Pero que no sea una sonrisa hipócrita o sin sentimiento. Que sea el reflejo de tu paz, tranquilidad y alegría, de tal manera que alegres el día de los demás. Lee. La lectura enriquece el léxico y el alma, dependiendo de lo que se lee. Que las palabras se conviertan en historias que te permitan crear tu propio universo. No obstante, es bueno vivir en el que estás. No olvides tu entorno. Escucha música. No la destructiva, que puede dañarte, ni a alto volumen, porque te ensordece. Escucha la música que te inspire. Oye atentamente el canto […]

Seguir leyendo

Delirios de un Poeta Muerto por Sergorc

En la noche más fría, una mano roza el papel, con dedos ennegrecidos  y uñas cortas y blancas. En la noche, murmuraba, nada es lo que parece. Yo parezco vivo, pero no soy más, que el espíritu atrapado en un verso, atrapado en la pluma, el tintero y los sueños de un poeta enloquecido. La noche oculta la verdad, como tus ropas ocultan las curvas de tu cuerpo, y aquí estoy yo, pernoctando en la oscuridad, pensando versos sin parar y hablando con rimas, como un idiota más…..Mi vida no es más que vagar por este oscura y fría habitación, ¿o será mi alma la que la hace fría? No lo sé, solo soy un poeta muerto que recorre su pasado y no ve el presente. La luna, que como una dulce señora, llamada puta por algunos, llamada diosa por otros, da un haz de verdad a la noche, recordándome que estoy muerto, como el día en que perdí a mi musa. Solo son delirios de un muerto, que no sabe si esta muerto en vida, o vive en la muerte, el reflejo de la luna, si….,atraviesa mi corazón con tal facilidad….que debe ser que la muerte me hizo como […]

Seguir leyendo

Mantis. (Bypils)

Soy perfume. Parecerá una figura poética pero, lo escribo en sentido literal. Yo, mi cuerpo, exuda perfume. No siempre es el mismo. Me hubiese gustado que así fuera, para tener como mi “marca de la casa”, un aroma único, que sólo estuviera en mí pero lo que tengo es una colección de perfumes…Únicos, eso sí… Transité por mi niñez, envuelta en mil aromas. La flor de azahar de los campos vecinos, el jabón de espliego de la abuela, el agua de rosas en el que mi madre se bañaba, los ramos de romero y lavanda que adornaban mi casa…Una sinfonía de perfumes delicados, preciosos… Siempre rodeada de aromas exquisitos, desarrollé una habilidad especial. Detectaba con extrema sutileza,  todos los olores, incluidos los que consideraba desagradables…Me convertí en una “nariz” y, ahora, soy una afamada Créateur de Parfums en París. El perfume es mi vida . Yo misma soy perfume… Fue mi madre la que se  dio cuenta. Si yo estaba contenta, a mi alrededor se creaba una atmósfera perfumada repleta de rasgos florales : jazmín, rosa blanca, mimosa…Por el contrario, si estaba preocupada o enfadada, el perfume se veteaba de cítricos, de fragante bergamota, lima, limón y un toque de […]

Seguir leyendo

Una Vida Abortada por R.J Frometa

Me estoy empezando a desarrollar. Sumergido en éste mundo extraño, me formo para ser algo que desconozco. Espero ser algo precioso. Oigo un extraño sonido, que según alguien se llaman lágrimas. Pertenecen a alguien, que dice llamarse Mujer. Alguien habla muy alto, supuestamente allá afuera le dicen gritar. La persona que hace esto, responde bajo el nombre de Hombre. Supuestamente están «discutiendo» sobre la vida que la Mujer lleva dentro. ¿Me pregunto quien será? Afuera, hay otro lugar llamado Tierra. ¡Debe ser muy precioso! Ya me lo imagino lo grandioso que será los habitantes. Han pasado un tiempo ya, la Mujer no ha parado de llorar —supe que se llamaba así, lo que ella estaba haciendo— todo este tiempo. Clama una y otra vez el por qué tuvo que pasarle el desastre. Entonces escuchó otras voces insistiéndole que debe eliminar a la persona que lleva dentro de sí. ¡Pobre individuo, quien sea que esté dentro de ella! Los días transcurren y la Mujer, que he escuchado es algo «joven», decide llevar acabo un supuesto aborto. ¡No sé que será eso, pero por las lágrimas que tan falsamente parecen brotar; no debe ser nada malo! Voces se oyen. He desarrollado algo […]

Seguir leyendo

Notas

La rutina, como nuestro espacio personal y pecera inmersa en el mar que tenemos tan asumida, puede resultar ser una fuente inesperada de sorpresa para bien o para mal, cuando al cruzarse con la de otra persona queda súbitamente deshilada, dejando ver esas aceras y vías férreas que la tejen. Quizás para dejar constancia del ruido que hace el engranaje de mi mente preso en mi cabeza, a modo de registro de los sucesos y singularidades que en ella ocurren, como un sismógrafo, plasmo en papel ese eco. Porque existe. Vibrante. Solo anotaciones concebidas para su aborto casi inmediato. Para tantear la antesala a la vida. Concepciones sin madre, y con un padre roto. No soy más que lo que ves, lo que ves mas mis entrañas por supuesto, que cubiertas bajo esta lona palpitan y reptan. Se enfrían y hierven, se ahuecan y llenan de plomo, hundiéndose en mí, condensadas en un segundo ombligo bajo el plexo, aún unido a las angustias de mi madre y al mal genio paterno, con el crujir de este parqué antiguo y el insoportable quejido de las bisagras. No hay silencio en la casa ni pausa en la escalera, porque ya tengo que […]

Seguir leyendo