Apariencias Engañosas, por Alma Escritora

Jason se removió en la silla, inquieto. El policía charlaba tranquilamente con su compañero, manteniendo la puerta entornada. Trató de rebobinar sus pensamientos hasta el momento en el que se había metido en aquel lío. Sintió un escalofrío al recordar la macabra sonrisa de Steve cuando les retó a robar aquel coche. Nadie más se había movido, pero él quería impresionarlo y, sobre todo, hacerse respetar. Qué estúpido había sido. En cuanto las luces rojas y azules doblaron la esquina acompañadas de la característica sirena, los demás salieron corriendo, dejándole con la palanca entre las manos. Pero no estaba enfadado con ellos, contra quien sentía rabia era el propietario del coche, que pese a que éste no había sufrido el más mínimo rasguño, había puesto la denuncia. Ni siquiera había llegado a desbloquear la puerta, pero el hombre estaba histérico y poco más y reclamaba su cabeza. Le había insultado de todas las formas posibles y no estaba dispuesto a disculparse, aunque eso supusiera su libertad. Lo único que lamentaba era que el policía lo hubiera apartado antes de que pudiera propinarle otro puñetazo. Ahora él era un héroe para sus compañeros y no tenía que justificarse ante nadie. Sin […]

Seguir leyendo

Despertar by Ender

Hielos al amanecer sobre la noche callada, vinieronme a estremecer con su cuchilla afilada. Escarcha que ralentiza el devenir de mis horas, frágil y quebradiza en su presencia invasora. Reniego de su frialdad y recurro a tu tibieza, que despertar en mis besos nunca te supo a pereza. Trémula en mis caricias tu pasión va despertando y en la yema de mis dedos tu piel se va alborozando. Me deslizo por tu valle y asciendo hasta tus cimas, mi boca se pierde en tu talle tus caderas se aproximan ofreciéndome sus mieles como manjar de ambrosía, mis labios hechos acordes buscando tu melodía. El tiempo se va deslizando sobre gemidos gozosos, y los vamos alcanzando en espasmos lujuriosos. Después, retozas risueña sobre el rebujo de almohadas y sabiéndote mi dueña me mandas a hacer tostadas. Fuente: www.tusrelatos.com

Seguir leyendo

Sueños acelerados por Gelo Fernández de la Regueira

Tu lugar está en las pistas de duro asfalto Bajo ese cielo azul de metacrilato Luchando a muerte con veintidós rivales Por conquistar, del mundo, el campeonato   Es deseo innato de estos pilotos leales Que en la pista nos muestran sus cualidades, Cuando el semáforo se pone en verde Comienza una nueva lucha de titanes   Vitales sentimientos que no ennegrecen Almas veloces cual viento de poniente Que rompen el sonido de un martillazo Más rápidos que algunos cuerpos celestes   Entretienen al público más entregado Alegran a sus compañeros del Paddock Que divisan la posición de los coches de los rivales que te están acechando   Diseñando una estrategia desde boxes aumentando la potencia en los motores Los controles de neumáticos y frenos Marcando el ritmo y consiguiendo la pole   A tope saliendo desde el primer puesto El controlador casi marca trescientos, Movimientos en trazadas del circuito, Rápido cual rayo, veloz como el viento.   Con tantas victorias que este año has conseguido Tras tantas carreras, tantos premios e hitos, Tantas vueltas rápidas o tantos podios, Pasas de ser legendario a ser un mito,   Te haces digno de alabanzas y elogios Pese a que otros puedan […]

Seguir leyendo

Sombras de Tinta Cap 4 Por Fernando Campos Fariñas

Capitulo 4                         Un día de lo más normal La noche me llevo a pensar, eran tres cosas las que rondaban por mi cabeza en circulos y sin darme tregua ni un solo segundo. La primera éra, el susto que me lleve cuando coincidío lo de los aparcamientos del instituto con el primer capitulo de mi libro, la segunda éra, que por una parte me había asustado pero por otra parte un poco más profunda, me alegraba bastante de esa posivilidad, si se pudiese cumplir todo cuanto esbribo el mundo podría ser perfecto para mi. Me había prometido a mi mismo que si el capitulo dos se hacia realidad haciendo que mi profesor la palmára, utilizaría mi historia para hacer un mundo mejor y bueno,  me haría rico claro, nunca desperdiciaría la oportunidad de tener más dinero, pero siempre permanecería en cierto nivel de pobreza ya que no quiero volverme avaricioso y terminar sintiendo necesidad de ser más poderoso. Nunca me volvería loco para luego intentar conquistar el mundo o algo así, en cuanto a la tercera cosa que rondaba mi cabeza, mejor olvidarla. La mañana se hizo corta, el día en clase fue de lo más aburrido y monotono. En […]

Seguir leyendo

Sombras de tinta cp 3 por Fernando Campos Fariñas

Capitulo 3                                 Despertar En el segundo capítulo mi asesino habla por primera vez, creo que lo he hecho mal. Además no puedo dormir. ¿Debería rehacerlo desde el principio?, no tiene por qué, aunque no está tan bien como el primero. Aun así seguiré hacia delante y escribiré el próximo mañana. A capitulo por día tendré mi primer libro en seguida y además me está encantando acabar con esa gentuza en mis fantasías. -Sigue escribiendo y serás escritor, dentro de poco nada podrá pararnos… Me desperté gritando lance mi puño derecho y golpee algo… -¡AY!, ¡¿ESTAS LOCO O QUE?! Estaba aún conmocionado cuando me di cuenta de que la que gritaba era mi propia madre, de repente se me fue el mundo al suelo. -¿Madre?, lo siento yo… Ella me interrumpió. -No, perdóname tu hijo has tenido una pesadilla, ¿no? -Yo, bueno si, oye ¿Tú me has dicho algo antes de que me despertase?, ¿No? -No hijo no, vine a despertarte y cuando me quise dar cuanta ya me había llevado un derechazo, ¿Has pensado en dejar de escribir y apuntarte a boxeo? -Ignoraré eso madre, me voy a clase. Me levanté de un brinco y empecé a vestirme, de repente […]

Seguir leyendo

Sombras de tinta cp 2 por Fernando Campos Fariñas

Capítulo 2 La Familia ¿Alguna vez habré tenido un día más normal que hoy? Ojalá pudiese suprimir todos estos momentos, como cuando nacemos. No sé si lo sabréis, pero la gente al nacer sufre tanto que por eso no recordamos nada. El dolor siempre nos ha vuelto más fuertes, y sin embargo hablamos de ello como algo malo, algo que hay que evitar, algo que nunca queremos que pase. Pero el dolor es una de las únicas cosas que nos hace ser como somos verdaderamente. Cuando una persona está sufriendo es cuando se muestra en todo su esplendor, y lo mejor de todo es que lo hace aunque esté desnuda y entre un millón de personas. Me encantan las películas de horror y supervivencia, las cosas de ese estilo. Soy un auténtico fan del manga “Death Note”. No sé si lo habréis leído, pero él es un estudiante, escribe los nombres de sus víctimas y éstas mueren. Yo hago algo parecido, no en la realidad claro, pero escribo un libro y en el voy metiendo nuevos personajes, nuevas tramas que crean otras tramas y cuando un personaje se vuelve aburrido le doy fin con mi misterioso asesino. Cuando escribo me […]

Seguir leyendo

Sombras de Tinta Cap 1 por Fernando Campos Fariñas

Capítulo 1                  El Primer Día De Clase ¿Mi nombre? Jazz. Bueno, en realidad me llamo Ernesto, como el Che. Al final, el nombre de las personas es lo de menos y más en un instituto nuevo con gente nueva, caras nuevas y demás. Los motes nos persiguen por todo Madrid y a mí en concreto mucho más, debido a que en los últimos meses estuve tocando en pleno centro y alrededores, ahora me estoy dando cuenta de que la gente me está reconociendo y eso a mí no me parece bueno. 8:55 la hora de bajarse del bus para entrar a clase y lo último que querías que pasase va a ocurrir. Un grupo de desconocidos que me vio en alguno de los bares se me está acercando. En concreto, la que parece la popular del grupo; una rubita muy linda, chupa de cuero marrón, bufanda verde, pelo largo, su camisa es de piolín tocando el bajo y, la verdad, me haría gracia la camisa si no fuese por esas Ray-Ban, tiene un rollo “gafapaster” que no le pega nada. -¡Oye! Tú eres Jazz, así te llaman en tu grupo, ¿no? Me llamo Eva. Acabamos de entrar en bachiller de artes […]

Seguir leyendo

Sombras de Tinta Prólogo por Fernando Campos Fariñas

Prólogo 03:00 AM Aún sigo despierto. Ladrillos, cemento, otro ladrillo; aquellos edificios no cambian más que el color de su fachada para parecer distintos. La pintan una y otra vez, al cabo de los años los edificios forman ciudades y las ciudades provincias. Pero sumergiéndonos dentro de aquellas provincias, aquellas ciudades, edificios, habitaciones. Allí en un recóndito lugar esta mi cuarto; estoy yo y esta la vida misma. Escrita con un bolígrafo, cobrando sentido según el orden de las palabras unidas con letras de odio causando daño mi antojo. Pensé que mataba para hacer un mundo mejor, luego pensé que era por mí, más tarde por poder, por odio o por diversión. Nada; nada encontraba con lo que justificarme. Pero hace escasos segundos, oteando a mí alrededor los cielos contaminados, las calles sucias llenas de ruido pobreza y sarna, acabo de encontrar la respuesta. Locura. Y la locura no necesita de justificaciones, la locura es justa. Y ya llegamos al final de esta tragicomedia con una sencilla pregunta, ¿de quién creéis que es la culpa? Soy tan culpable como loco si la locura no es la vida misma. ¿No lo entiendes? construimos un supuesto destino, sin las columnas del saber, […]

Seguir leyendo

Sin palabras por Natalia Linares

El cielo parecía que iba a arrancar a llorar en cualquier momento. Las nubes estaban de lo más gris que se había visto desde hacía meses y, como siempre, Lucy se dirigió al pequeño café en el que trabajaba. Como era habitual, pasó por el puente que unía la ciudad separada por el río y observó con una sonrisa divertida al mimo con el semblante serio, la mano a modo de visera, divisando el horizonte. Por un instante, Lucy pensó que en un día como aquel, el muchacho que representaba con su atuendo todas las dimensiones de la expresión «teatro callejero» no debía estar pasándolo bien ya que nadie le prestaba atención. Se quedó absorta contemplando su delgada figura subida sobre un pequeño cajón que hacía las veces de escenario y durante unos breves instantes sus miradas se encontraron. Una gélida bocanada de aire glacial le recordó que llegaba tarde. Sin más dilación, embozada en su capa, se fue rumbo al trabajo. Afortunadamente para ella y también para el mimo callejero, la tarde mejoró y el sol decidió asomarse un rato tras las nubes. Muchos niños y sus padres observaban al mimo, lanzando monedas para que hiciese alguna acción y […]

Seguir leyendo

La cuarta dimensión

Este es un microrelato que presenté al concurso de relatos fantásticos y de terror de  http://lofantastico.wordpress.com/. Aunque no ganó, me lo pasé muy bien escribiéndolo, y eso ya es un premio en si mismo.  Le he añadido alguna cosilla y aquí os lo dejo. La cuarta dimensión Mis ojos apenas distinguen ahora, a través de la ventana, líneas negras sobre un fondo blanco; ya no puedo reconocer ninguna imagen. Ésta es la última que sello, cuando termine reinará la oscuridad y podré descansar… aunque no sea por mucho tiempo. El tiempo… Mientras trabajo recuerdo la excitación que sentimos al ocupar la casa. Nos creíamos únicos, y, en cierto modo, lo hemos sido: los primeros y los últimos. Y yo, el último de todos. El tiempo nos ha ido engullendo, como si tratara de representar de nuevo el infanticidio que Cronos cometió con sus hijos. Pero antes de enfrentarnos a él, fuimos capaces de verlo, de sentirlo, de percibir su contacto a través de las ventanas. Estuvimos cerca, demasiado cerca… El experimento ha sido un éxito, nuestros ojos, nuestros cuerpos, se han saciado en la cuarta dimensión. Pero nadie lo sabrá nunca, o quizás sí… tal vez en otro tiempo. Ahora debo […]

Seguir leyendo