Delirios de un Poeta Muerto por Sergorc

En la noche más fría, una mano roza el papel, con dedos ennegrecidos  y uñas cortas y blancas. En la noche, murmuraba, nada es lo que parece. Yo parezco vivo, pero no soy más, que el espíritu atrapado en un verso, atrapado en la pluma, el tintero y los sueños de un poeta enloquecido.
La noche oculta la verdad, como tus ropas ocultan las curvas de tu cuerpo, y aquí estoy yo, pernoctando en la oscuridad, pensando versos sin parar y hablando con rimas, como un idiota más…..Mi vida no es más que vagar por este oscura y fría habitación, ¿o será mi alma la que la hace fría? No lo sé, solo soy un poeta muerto que recorre su pasado y no ve el presente. La luna, que como una dulce señora, llamada puta por algunos, llamada diosa por otros, da un haz de verdad a la noche, recordándome que estoy muerto, como el día en que perdí a mi musa. Solo son delirios de un muerto, que no sabe si esta muerto en vida, o vive en la muerte, el reflejo de la luna, si….,atraviesa mi corazón con tal facilidad….que debe ser que la muerte me hizo como un libro abierto, como una poesía de amor muerta y como una pequeña mota de polvo, que retoza en el aire como atrapada por la luz que entra por el resquicio de la ventana, yo me encuentro así, atrapado aquí, reescribiendo esto cada noche, torturando mi alma con versos que no irán a ninguna parte, estrofas cargadas de muerte, pues ¿qué puedo cargar si no es muerte? Pues, al fin y al cabo, son versos escritos en la muerte.

Las nubes, tan blancas en el día, tan negras en la noche, las he visto rosas, las he visto rojas, las he visto naranjas, sonrojadas por que el mismo sol huye del día, y más de una vez pensé que sería vergüenza de ver a mi musa, pero aun así estaba obligado a volver y sufrir la vergüenza de ser menos bello y tener menos luz que mi susodicha musa…pero los delirios de este poeta muerto no vienen al caso ahora. Pues cada noche comienzo a escribir esto mismo, con la esperanza de que aquel amor, o cualquier persona, se dé cuenta de la verdad de mi vida y muerte, de que quizás mi alma esta fuera de mi cuerpo y él vaga por el mundo esperando a que el amor y la amistad le devuelvan el alma y el sino, pero nadie lo sabrá y a mí no me quedan esperanzas en que pensar.

Ay! Las estrellas, cuantos ojos me miran y ninguno me ve, cuantos ojos dirigen hacia mí su mirada y la atraviesan sin más. Las estrellas, decía yo, con sus constelaciones, sus signos, sus indicaciones y su luz, sobre todo su luz, como mi musa cada mañana…….no entenderé, que aun en mi muerte, o en mi no vida, o en mi no muerte en vida, no deje de pensar siempre en lo mismo, y mis palabras se desvíen hacia parajes sospechados.

Sufre corazón, si es que sigues ahí, que no latirás, hasta que yo te de permiso. Continuaré, cada noche empiezo estos retazos de mis sueños y cuando el alba toca la ventana, todo arde y yo caigo a la oscuridad, por tanto, o soy un muerto o un vampiro, en cualquier caso…malo… ¿vuelvo a delirar? ¿Cómo puede ser? ¿No puedo enlazar dos oraciones sin que mi mente se abstraiga hacia otros derroteros? Dame fuerzas, la oscuridad, si…Por ahí iba, me consume y me ata como una cadena, obligándome a mirar hacia un punto de luz lejano, donde interpreto que esta la salida a la cual no llegaré si no puedo terminar esto, o eso mismo quiero creer, para darme una esperanza de escape.

Desde el día en que desapareció de mi lado, mis ojos comenzaron a cerrarse lentamente, una sutil pesadumbre embargo mi versos y mi mente, y cuando quería escribir nada surtía el efecto deseado, lentamente la vida se alejo de mi lado, las tinieblas apartaron mi corazón, y la razón sin corazón, no sirve de nada cuando las decisiones importantes se sobrevienen, mi razón de vivir fue la oscuridad, fue desaparecer del lado de quien quería, pensando que así recuperaría lo perdido, pero así logré, perder lo poco que tenia. Pacte con el demonio recuperar lo perdido por un año de vida y firme sin mirar las cientos de cosas que deje escapar, tu amor, tu amistad, tu odio, tu desdén, tu pasión, tu sonrisa, tu felicidad y la mía, tus miradas, tus besos, tus abrazos, tu ataques en mi contra, tu sutil forma de tirar mi orgullo por la borda, tu vida y mi vida, las enseñanzas de mi gran amigo, las sonrisas de las tardes perdidos, la ayuda de quienes me querían, el sentido de mi vida, la luz en mi mirada, la pasión en mis versos, la paz de las noches durmiendo, los consejos, las carcajadas, las carreras, los duelos, las salvajadas……y me encontré con el alma atrapada, pues me arrasó el alma como este papel se arrasará con el Sol. Y ya queda poco para que la luz del alba me arrastre a mi oscuro confinamiento. Pero aun me queda una esperanza. Pues a cada segundo que pasa, mi mente se ilumina y avanzo mas en mi historia, que delirios habré escrito veinte líneas más a arriba….no…no tengo tiempo de releer, la luz no me evita y debo darme prisa.

Hola alba, tu luz baña los campos y da la vida, pero a mí me darás la muerte y la oscuridad, por no saber vivir como debiera. Veo el haz de la mañana, como avanza retirando las sombras y creo que ya se a donde se retiran, cada una de ellas vuelve a su dueño, a mi.

Hola…….

¿vida?…….

Esto puede interesarte también

Deja un comentario