“Diario de una lesbiana adolescente”- Capitulo 8 “Ruptura”

book-912722_960_720-2Y finalmente tras la gran discusión rompimos, una mezcla de sentimientos floreció entre asco, odio, tristeza, bueno todos hemos pasado por una ruptura y sabemos como es,  incluso la gente que  ha pasado por muchas rupturas no se acaba acostumbrando. En parte, me alegraba de que se alejase de mi vida, llevaba algo de tiempo agobiada con tanto amor, y tras lo de la otra noche no podría verla igual, ni estar tranquila cuando saliera de fiesta.

En parte me alegraba que se alejase de mí, pero, por otra parte, no quería que se fuera, aunque, ya era tarde, y no podría hacer nada para arreglarlo a estas alturas.

Así pues, decidí intentar conformarme con no tener a nadie a mi lado, es algo difícil al principio, todo el mundo sabe que creamos una rutina, y, que luego es difícil romper con ella, aunque digan que odian la rutina en la que viven, luego, todos echamos de menos  a nuestro amor de infancia,sobre todoo a nuestro primer amor, cosa que me pasaba con ella, ya que como he dicho anteriormente era mi musa.

Supongo que mucha gente sabrá cómo me siento, cuando parece que nada va a desaparecer, y que la tristeza estará por siempre dentro de ti, que no podrás querer a nadie, y que acabas de dejar pasar la oportunidad de tu vida con esa persona, a la que tanto amabas, y que tu misma jodiste, ese placer por el que vivías.

Pero, realmente yo no jodí nada, solo mostré mi opinión, en una pareja cuando se está en desacuerdo en algo, lo lógico, lo normal, lo mejor para ambas, es mostrar tu opinión he intentar llegar a una solución en común. Nadie me culparía por ello.

Es en estos momentos cuando debería ser creativa, escribir poemas o canciones, ¿No es cuando estas triste que te salen las cosas sin querer? De todas maneras no era, ni soy, nada creativa así que me fui al super a comprar todo tipo de choco-dulces-guarradas, si, se que comer no es la solución, pero ayuda.

Siempre he pensado que no pasa nada cuando te quedas soltero, que es mejor, que no tienes que dar cuentas a nadie. Pero como todo cuando tienes libertad a veces te falta cariño, podría haberme apoyado en mis ya casi inexistentes amigos, pero bueno, las cosas pasan por algo, ¿no? Aunque a veces sea solo para joderte la vida, seguramente alguien dirá que sí ha pasado eso es para que aprenda, que aprenda a no confiar en la gente, quizás a confiar más y ser más “cariñosa” o menos fría en algunos aspectos, pero no se,  a veces pienso que mi corazón es una piedra de la cual ni entra ni sale sentimiento alguno, es como darle un golpe al principio, molesta, pero luego se pasa y me produce una infinita indiferencia.

Pero bueno, la gente optimista dice, ahora te puedes dedicar a tus estudios o a tu trabajo, o cosas así, pero creo que soy una persona a la que se le da muy mal estudiar y necesita un trabajo urgentemente, quien sabe, el golpe había dolido más de lo que parecía por fuera, he intentaba guardarme todo, como siempre. Algún día me pasaré todo el día tumbada sin hacer nada, sin ir a clase, sin hablar con nadie, del curro a mi propia casa donde tendré mi ansiada soledad, mi soledad feliz. O eso quería creer.

Fin del Capitulo 8

“Diario de una lesbiana adolescente”

MiriamSE

Esto puede interesarte también