Diente de León por Isabel Di Vinci

 

Diente de león

 

Donde el sol alza su esplendor

Allí toca tu piel

Cuando conquistéis vuestra propia alma

La libertad

Será la calma

Danzad

A través del tiempo

Soy testigo del valor

de un cuerpo que baila

donde nacen las ideas

 

el mapa de tus caderas

no sabe donde trasladar

unas manos sobre la nueva cosecha

que aparenta inviernos

en una primavera de ida

 

deja que tus emociones lleven el ritmo

que late

 

escucha una voz

entre miles

que habla sobre las cosas

las vives

 

pero observa cuando están las nubes

y el viento las disipa

todas tus mañanas brillan

aunque el temporal

sea interminable.

 

Diente de león

Tienes la fortaleza

En tu alma

Para seguir

Con o sin otros

 

Donde hay agua

Debe de hallarse la paz

Los rumbos de tu existencia

Resuenan incesantes sobre tu alma

 

Las blancas notas salen de las flores

Que han llorado

Por mentiras

Engaños,

Espejos

Que reflejaron en otros

Una parte de ti mismo que desconocías

 

No adivino futuros

Advierto pasos

Que fueron los míos

Y los de tus ancestros

 

Que puedas visualizar dudas

Y están se cumplan

Solo te previene

De cómo afrontarás esa emoción

 

Un mar que hipnotiza

lleva dentro todas las cordilleras

Que sobrevolaron azules

 

Dentro de un baile

un cuerpo entre miles en su interior

Me sumerjo en tu imperio

de sentidos

señales prohibidas

 

la tierra se turba

ante unos pies

que han de ser regados de flores

a tu paso

 

la naturaleza es testigo

de la magia de unos brazos

que reconocen universos

 

las extremidades no solo sostienen,

acarician mariposas.

 

@isabeldivinci

Esto puede interesarte también

1 comentario

Deja un comentario