Dos microrrelatos de terror (de José Antonio Herrera).

Microrrelato “Unos pasos en la noche”.

El rayo iluminó el cielo, en medio de las negras nubes. El trueno rompió el silencio de la noche. La tormenta estalló y se inició el diluvio. Una sombra se reflejó en la pared de piedra de las escaleras del castillo; parecía estar ascendiendo por la curvada escalinata, hacia los aposentos del Lord.

El sonido hueco de unos pasos acercándose al umbral de su estancia despertó a Lord Velton, y el terror se apoderó de él: sabía quién se acercaba… Y sabía lo que quería.

 

Microrrelato “Edward” (inspirado en la vida real de Edward Mordrake).

Aún recuerdo el día que nació mi pequeño: Edward. La partera me miró con el terror reflejado en el rostro cuando me puso a mi pequeño en los brazos. Y entonces lo vi: Edward tenía algo extraño; tenía dos rostros. No podía creer lo que estaba viendo. Mi hijo había nacido con un segundo rostro en la nuca. Era un rostro de mujer. Ese segundo rostro podía gesticular, llorar e incluso gritar. Lloré por él pero, en contra de los consejos de todos, me negué a sacrificarlo. Era mi hijo y yo iba a criarlo.

El pobre Edward creció entre sufrimientos. Aquel rostro femenino en su nuca lo atormentaba. Decía que oía voces en su cabeza, voces que parecían propias del infierno. Aguantó cuanto pudo, muchos no lo habrían soportado tanto tiempo. Hoy ya no ha podido aguantar más, y se ha quitado la vida. Lloro su muerte, pero no siento pena por él, sino descanso. La vida sólo le había causado dolor. Me dejó una carta, explicando sus motivos y pidiéndome sólo una cosa: que le extirpara ese segundo rostro antes de enterrarle.

 

Os dejo el enlace de mi blog personal, por si queréis echarle un vistazo:

http://reinosdemiimaginacion.blogspot.com.es/

Esto puede interesarte también

Deja un comentario