“El color de la muerte” por Elena Siles, Asilo Oscuro, Nefelibata, Eidsei, Dagmar Sola , Informático Farero, J.J Kastle, Olga LaFuente, DsWaltz y Ana Centellas

Fuente: Pixabay.com

@ElenaSilesB

En mitad de la oscuridad se escuchaba los pesados pasos de un hombre caminando por una carretera tan solitaria como la luna creciente que iluminaba el firmamento. Su rostro estaba tapado por una capa, pero podía deslumbrarse

 

@AsiloOscuro

una mirada violenta, de las que traspasan hasta el alma cuando se cruzan con ellas. El eco de sus pasos era un llamado a las más oscuras criaturas del inframundo. En su mano derecha tenía un cuchillo que goteaba líquido carmesí y en la otra, una botella de

 

@jardindebonsais (Nefelibata)

vino vacía con un mensaje dentro, que acababa de recoger en la playa. Tal y como vaticinó la profecía, el comunicado le había sido transmitido justo tras el sacrificio. Aún no se creía lo que acababa de leer, pero no podía vacilar en ejecutar la siguiente orden: debía

 

@Eidsei

acabar con todos y cada uno de ellos. Inclusive él mismo.

Dejó de caminar en algún punto, con la mirada fija en el arma, aunque siguió su recorrido casi de inmediato. No era momento para dudar, pensó, estrechando su agarre en el cuchillo. Ya había

 

@DagmarSola

cercenado varios cuellos de camino hacia allí y la policía ya estaría sobre aviso. Pero era de noche y se detuvo a contemplar la luna brillando cual alma desgastada, mas aún pura. Era otra de las señales que había escritas en aquella nota. Se mentalizó para

 

@informatifarero

Más acabar con los dos últimos.

Pero esta vez lo estaban esperando.

No sabía cómo. Pero la pequeña ballesta en su mano le hablaba sin palabras.

Se despojó despacio de su capa.

Lo miró a los ojos. Atravesándolos. Notó la duda, el temblor de la ballesta.

Le arrojó la capa

@JJ_Kastle

Y dejó ver el centenar de cicatrices que recorría su piel. ¿Era el castigo o recompensa por sobrevivir aún?

Miró a sus dos objetivos, no sobrepasaban los diez años y parecían simples humanos.

¿Podría volver a hacer lo mismo una, no, dos veces más? Se preguntó.

 

@Olga_Lafuente

Sus víctimas simularon pavor al ver su mortificado cuerpo, pero no podía dejarse engañar por los dos maestros hechiceros que tenía delante. Y, entonces, descubrió por qué la Magna Hechicera quería eliminarlos a todos: ¡planeaba ser la única en el Universo de universos!

 

@dswaltz

Dudó por primera vez. Amaba a la Magna Hechicera, pero conocía sus defectos. ¿Debería gobernar en solitario el Universo de universos? ¿Sería una déspota? Se le partió el corazón, pero decidió desobedecer. Entonces, uno de los magos le lanzó una bola de fuego

 

@AnaCentellas

que le pilló por completo desprevenido. No debería haber dudado tanto. Iba a morir sin haber completado el mandato de la profecía… Un destello de picardía iluminó su rostro justo antes del impacto, moriría, sí, pero el Universo de universos moriría con él. Sería el gran fin.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario