El espírito del guerrero por Maria H.L.

El espíritu del guerrero

En medio de los reveses y tropiezos
de la fatal fortuna,
víctima de su azote e infortunio,
atendiendo a los arañazos
del grito invocador
de las incandescentes entrañas
de su corazón,
se haya perdido el guerrero,
lidiador agresivo y tenaz.

Su cruzada no goza de colofón.
Inspirador de su estrella,
rastrea y escarba
en su persecución
de una metáfora celeste.

En su caza del nirvana,
su senda se encuentra
plagada de penosas astillas
que debe enterrar
para el paraíso entrever.

Los tormentos de su calvario
sirven a su causa,
no son un azote,
pues son faro
a un espejismo sin pesar,
evocadores de valiosas misivas.

Se yergue y perdona
incesantemente.
Capitaneado por las huestes
de los ejércitos de su orilla,
labrará su sino.

Campeador aguerrido,
batallador enardecido,
luchador bravo y osado.
A través de las grutas
de los subterráneos de los milenios,
eternamente ha sido este
el acontecer de su vagar…

Juana de Arco, El Cid, Carlo magno,
Che Guevara, Boudica, Napoleón, Alejandro Magno,
Pancho villa, simón Bolívar,
Atila, Saladino, Kahina,
Irene Sendler…
Arquetipos de virtuosa grandeza.
Siempre, su fe y voluntad
al culto de su dogma.

Espejos de las glorias del alma,
de nuestro espíritu guerrero…

Esto puede interesarte también

Deja un comentario