El laberinto de espinas por @CurtidoNaranjo , @Andres_Garcia4 , @12Javiad , @olga_Lafuente , @ElenaSilesB , @Ikormar , @AsiloOscuro , @MaruBV13, @Laiapavila , @DanielCollazos, @Eidsei , @JJ_Kastle y @Mercedesvillac

@CurtidoNaranjo
Arbustos frondosos de más de dos metros formaban pasillos estrechos. Había flores arcoiris dispuestas de forma intermitente sobre el follaje, plantas con forma de espiral granates y minúsculos fuegos fatuos azulinas centelleando sobre su cabeza.
Aquello no tenía pinta de ser la casa del árbol de Hanna… La joven elfa había pecado de ingenua nuevamente. ¡Maldita y odiosa Hanna! Volteó y caminó sobre sus pasos. Pero no, no había camino de vuelta…
Rinnel se enfurruñó mientras era testigo de como la naturaleza iba girando a su alrededor, las hojas, flores, plantas y raíces se movían reconstruyendo nuevos senderos. Ese hechizo le resultaba bastante familiar… sus amigas y ella lo utilizaban con las ardillas

@Andres_Garcia4
El cielo se tornaba dorado y justo encima de su cabeza un espiral rosa se agrandaba casi infinitamente en el basto atardecer. Junto con el sol se ocultaban los frutos coloridos de de algunos arbustos, y las flores se dormían unas sobre otras. Esto no les inquietó mucho, pues ya lo habían visto muchas veces, solo que ahora este jardín se cerraba a su alrededor. El alma despreocupada de Hanna se maravillaba con cualquier peculiaridad, y no hallaba peligro donde lo había.

@12Javiad
A la par que buscaba alguna pista que le indicase donde encontrar el camino de regreso, cogió alguno frutos y se los guardó, sabedora que tarde o temprano le servirían para calmar el hambre. Cerró los ojos y trató, sin éxito, de concentrarse en el sonido del agua corriendo para poder llenar la cantimplora. El no obtener respuesta hizo que se sintiera un tanto intranquila, pero no por ello iba a rendirse tan fácilmente. El color de las plantas podría decirle si estaba o no cerca de algún riachuelo.

@Olga_Lafuente
Y no lo había. Las plantas del sendero se tornaban en zarzas formando un bosque de espinos. Un arroyuelo de lodo serpenteaba por el suelo, procedente de una ciénaga que emanaba un vapor sulfuroso.
Rinnel lo reconoció: —¡Es la laguna turquesa!
La elfa no le creyó. —Es imposible.
—No lo es. —Una voz estridente surgió de algún lugar. Era una ninfa, pero no era hermosa, ni siquiera su voz. Tenía una piel escamosa y su rostro parecía angustiado.
—La Arconte Kendra ha hecho esto —continuó.
—No puede ser —protestó Rinnel—, Kendra es nuestra benefactora. —Se ha
hartado, dice que nos regaló la magia para mantener nuestro mundo y hemos abusado de ella. Todo se convertirá en un laberinto de espinas a menos que empecemos a trabajar todos juntos con nuestras propias manos. De lo contrario, nos convertiremos en seres del inframundo.

@ElenaSilesB
— ¿Quién eres? —exigió saber Rinnel.
— Mi nombres es Amyra y si aceptas seré tu compañera de aventuras.
— ¿Aventuras? ¿Porqué se supone que voy a aceptar esta extraña misión? — Porque nadie más lo hará —respondió Amyra con una sonrisa siniestra. Rinnel se quedó mirádola a los ojos amarillos de la ninfa paralizada. «Todo esto tiene que ser una broma» pensó algo desconcertada. -Bueno ¿qué dices? ¿Lucharás contra el laberinto o dejarás que desaparezca la magia?-le inquirió Amyra. Rinnel negó con la cabeza, aún no podía creerse que aquello fuera real

@Ikormar
— ¿Por qué? —inquirió Rinnel— Siempre luchando y luchando. ¿Por qué yo? Eres la elegida, porqué sino —contestó fríamente — Es tu destino. Algo que no podemos evitar. Ni tan siquiera cambiar. Hace años decidieron, no sólo por tí, si no por todos. Este momento estaba escrito Rinnel.
La elfa miró con estupor a Rinnel. — Eres la elegida Rinnel… — ¡Déjame! — apartó el brazo que le tendía Hanna — . Yo no soy elegida de nada. No quiero.

@AsiloOscuro
…y no lo haré. Una lágrima descendió por el rostro de Hanna. Se había hecho ilusión de vivir una aventura y llegar a ser reconocida como la primera elfa en lograrlo. Estaba harta de que los machos se rieran de ellas por no tener historias que contar.
Amyra en cambio no lo tomó bien. Enfureció y enrollando a la elfa, la amenazó con un puñal dorado. – Lo harás, no porque sea tu destino ni decisión, es porque todos dependemos de tu victoria… Una risa sarcástica sonó. – Como si me importara esa odiosa…

@MaruBV13
Arconte Kendra.— dijo Rinnel mientras miraba los ojos de la por primera vez temerosa Hanna. Volteó entonces a ver lo que miraba su amiga y se quedó sorprendida. Las zarzas se cerraban y las espinas provenían de todos lados y sus poderes habían desaparecido. Fue entonces cuando Rinnel se dio cuenta de que tenían que trabajar juntos así es que tomo un tronco y gritó—Hanna. Ayúdame a colocarlo entre los muros. Todos ustedes, hagan lo mismo.— apuntó a las decenas de elfos que asustados habían salido de sus casas. Era el momento de aceptar su destino. Y entonces vieron cómo el cielo se oscurecía.

@Madura_Juventud
Fue un trabajo arduo. Apartaron con gran esfuerzo los troncos y las zarzas les arañaron la piel celúrea que lucían ya por la pérdida de la magia. -¿Qué es lo que debemos hacer?.- preguntó Rinnel a la ninfa. Ésta pareció dudar unos segundos. Temerosa de la respuesta que debía dar a aquellas pequeñas criaturas que ya no tenían los poderes que habían gozado tiempo atrás. Señaló con el dedo largo y amarillento más allá del horizonte del laberinto.
-Debéis encontrar una piedra.
-¿Una piedra?.- preguntó Hanna incrédula. Rinnel movió la cabeza negado y bufó molesta. Una piedra era lo último que hubiera imaginado. ¡Allí había millones de piedras!. Pero Amyra obvió su gesto y continuó.

@laiapavila
Y sin saber cómo habían llegado a un extraño y enorme lugar de aquel bosque en el que solo habían piedras. Las tres jóvenes miraron hacia los lados totalmente desconcertadas, no sabían por dónde empezar. ¡Una piedra entre millones! – No tenemos todo el día- dijo Amyra seriamente, posando sus ojos sobre los de Hanna-. Eres la elegida, necesitamos que encuentres esa piedra. -¡¿Cómo?!- exclamó la aludida furiosa-. Me estáis exigiendo un trabajo porque no os apetece ser responsables. ¿A caso no será otra la elegida y no querrá reconocerlo? Hanna y Amyra se miraron, ¡eso era una estupidez!… ¿Verdad que sí? Hanna lanzó una piedra, furiosa con tener que cargar con una responsabilidad que no había pedido. «Este trabajo no es para uno… Las responsabilidades para cuidar el mundo es obra de todos…»

@danielcollazos
Entre los arbustos apareció un cazador místico. Un ser que no habían visto en sus mágicas vidas. Llevaba una Winchester y un cigarrillo en la boca. -¿Qué diablos pasa aquí? -dijo arrojando el pitillo al suelo. Las plantas empezaron a arder de inmediato. (+) El rugir de la naturaleza nos dejó sordos.

@Eidsei
Un grito gutural, pero desesperado, con el más profundo de los dolores tiñéndolo, que aullaba con una voz que parecía provenir de las entrañas de la tierra. Todo se incendió en cuestión de segundos, envolviéndolos con las más crueles llamas, perforando sus tímpanos con

sollozos empapados en desesperación, completamente atrapados en el más retorcido de los infiernos. Pero tan pronto como apareció, el fuego se deshizo en negruzcas volutas de humo, mientras que, cerca de donde estaba Hanna, comenzaba a emanaba del suelo una misteriosa luz verdosa.

@JJ_Kastle
Aquella luz envolvió a Hanna, Rinnel y a la ninfa. Quedando suspendidas por un momento en una nada esmeralda. Las jóvenes miraron a Amyra en busca de alguna señal que les diera a entender que lo que sucedía no era algo extraño. Pero la ninfa tenía una expresión de sorpresa.
Hanna y Rinnel se acercaron a Amyra para verbalizar sus dudas, y en ese momento un estruendo les hizo dirigir la mirada al cielo. Sobre sus cabezas, a unos dos metros de altura, se encontraba suspendida una roca. —¿Ustedes son las aventuras? —Una voz rasposa habló desde la roca.

@Mercedesvillac
Las chicas quedaron paralizadas mientras que el apuesto cazador místico apoyó su Winchester en el suelo, con una mirada de desolación.Sólo Rinnel tuvo el valor suficiente para reaccionar. -Reconocería esa voz hasta en lo más profundo del inframundo. No me lo puedo creer…-susurró Rinnel avanzó unos pasos, puso los brazos en jarras. Dirigió la mirada hacia arriba y gritó: – ¡¡Eärendil!! Haz el favor de terminar con esto ya!! . Estoy harta de tus líos, de verdad… ¡¡Mira todo lo que has provocado!! … El resto la miraron estupefactos. – ¿Qué ocurre aquí? dijo Hanna. Eärendil, saltó y miró a Rinnel…y ella dijo: Pasa que, «gracias» a este par de atrevidos que sólo quieren impresionarnos, las zarzas han quedado reducidas a cenizas, pero ¡hay que recuperar el bosque!. ¡Tengo un gran plan y nuestro mundo renacerá en primavera!.
«Eärendil se aproximó a Rinnel y sus ojos se encontraron durante un minuto eterno y le dijo: -Eres maravillosa. Y la besó.» The end y Continuará….

Esto puede interesarte también

Deja un comentario