El Legado de Aldur cap 7 por Elena Siles

Capi anterior: Capi 6 por Rain Cross

Capítulo 7

Maxime estaba nerviosa, después de contarle a Cynthia que estaba en protección de testigos ella había insistido en hacerle una visita; así pues había decidido verla aquella misma tarde. Debería pedirle a Jack que la acompañase, nunca se sabía que podría pasarle si iba sola, además estaba deseando presentarle ante su amiga, ¿era posible que hubiese empezado a sentir algo por aquel hombre? Sin duda, una cosa era segura ahora era todo posible. Maxime informó a Jack de su quedada y éste aceptó llevarla encantado. Llegaron hasta la cafetería dónde había quedado con Cynthia y Jack aparcó el coche. Ambos se bajaron del coche y caminaron hasta Cynthia, tras las breves presentaciones se sentaron en la mesa junto a Cynthia.

– Me alegro de que hayas venido- saludó Cynthia a Maxime.

– Jack te presento a mi amiga Cynthia, Cynthia él es Jack Blake, el agente que me mantiene a salvo hasta que cojan al asesino de la discoteca- les presentó Maxime.

– Así que era cierto- dijo con algo de miedo Cynthia-. ¿Por qué no me contaste lo que te había pasado Maxime? Nos tenías preocupados a tu hermano y a mí, pero sobre todo a mí. No deberías haber huido, pero sobre todo no deberías de habérmelo ocultado. Bueno, lo importante es que ahora estarás segura.

– No te preocupes, el agente Blake me protegerá- aseguró Maxime.

– Lo que no entiendo es porqué tienes que irte a vivir con él, pero puedes seguir acudiendo al trabajo- dijo confusa Cynthia.

– Bueno la verdad es que me voy porque me siento más segura con el agente Jack Blake, podría quedarme contigo; pero tengo miedo-reconoció Maxime- Te agradecería que no le contaras nada a Sasha, si mi hermano se entera jamás permitiría que me quedase con el agente Blake y sin él no estoy segura. Además en el trabajo estoy segura, pero en el piso no- explicó Maxime.

– Bueno supongo que tiene sentido-Cynthia la abrazó- En cualquier caso me alegro de volver a verte. Y si necesitas cualquier cosa llámame y sino llámame igualmente, te voy a echar mucho de menos compañera.

– Y yo a ti- Maxime abrazó a Cynthia y luego se marchó- Bueno tengo que irme, pero te veré todos los días en el trabajo y pronto en la fiesta de cumpleaños de Sasha.

– Sí, estoy deseando ir- confesó Cynthia.

– Maxime no pretendo interrumpir vuestro reencuentro, pero tengo que volver al trabajo- intervino Jack- Hasta luego Cynthia, me ha encantado conocerte.

– Todo un placer, conocerle agente Blake- Cynthia le tendió la mano y Jack se la apretó- Sino le importa me gustaría despedirme de Maxime a solas.

– Por supuesto, te esperaré en el coche- Jack se fue al coche y dejó a ambas amigas  solas, pero en ningún momento dejó de observar a Maxime, después de todo tenía que protegerla a cualquier coste- Maxime, te protegeré no sólo porque sea mi deber sino porque quiero protegerte. Me has devuelto la esperanza.

 

Cynthia sonrió a Maxime- Vaya, debes estar muy contenta, el agente Blake es muy guapo. ¿Cómo es? ¿Es tan sexy como aparenta?

Maxime se rió- Pues la verdad es que es encantador.

– Pues ve a por él, se nota que él está interesado en ti- le animó Cynthia.

– Dijo la que tiene el valor de decirle lo que siente a su chico- dijo irónicamente Maxime- ¿Qué pasa con Sasha?

– Yo me arriesgué y me dijo que no, ¿recuerdas?- dijo apenada Cynthia- Pero Jack sí que está interesado en ti. Ve a por él, no lo desaproveches.

– Pues haz tú lo mismo en el cumpleaños de Sasha, ¿por qué crees que te ha invitado? Creo que ahora sí te corresponde- aseguró Maxime.

– Tal vez, pero no pienso dejar que me rompa el corazón de nuevo. Sino estoy segura prefiero no dar el paso, eso sí pienso conquistarle y tú deberías hacer lo mismo con Jack. ¿Quién sabe lo qué puede pasar?

Maxime observó a Jack y suspiró- Lo haré.

– Ya me contarás, ahora ve con él- se despidió Cynthia.

Maxime fue con Jack y se montó en el coche- Perdona por la tardanza.

– No importa, necesitabas hablar a solas con tu amiga, lo entiendo.

– ¿Sabes? Cuando termines de trabajar podríamos ya saber ir a cenar, quizás hablarnos, si quieres-propuso Maxime con una gran sonrisa.

– Sólo si me dejas invitar a mí-Jack le guiñó un ojo y arrancó el coche- Bueno ahora te voy a dejar en casa, tengo que ir a ver a un antiguo amigo. Ya sabes…

– Cosas de trabajo- finalizó Maxime y Jack asintió- Recógeme a las 8.

 

Maxime llegó a la casa y se puso a prepararse, estaba deseando cenar con Jack.

Jack volvió a casa y recogió a Maxime. Llevaba puesto un vestido rojo espectacular, estaba si cabe aún más preciosa. Maxime se subió al coche y juntos se fueron al restaurante a cenar.

– Estás preciosa Maxime…bueno no quiero decir que no seas preciosa sino te vistes así…siempre lo estás…pero con ese vestido estás espectacular- tartamudeó Jack algo nervioso y Maxime le acarició el brazo- Gracias por pararme, creo que no digo más que tonterías, bueno lo de que estás preciosa no es ninguna tontería… yo…

Maxime le besó en la mejilla- Gracias por el cumplido.

Jack condujo hasta el restaurante y allí aparcó. Luego juntos se fueron al restaurante y se sentaron en la mesa que tenían reservada. Jack le retiró la silla para Maxime pudiera sentarse y ella se sonrojó.

Se sentaron en la mesa y un camarero acudió- ¿Qué van a tomar?- miró a Jack- Oh si es el agente Blake y veo que en esta ocasión va acompañado. Sabía que algún día traería aquí a alguna mujer, sin duda aparte de hermosa debe ser muy especial.

– Bueno…- Jack se puso nervioso- Ponme lo de siempre, un vino tinto de la casa y…bueno. ¿Tú qué quieres Maxime?

– Bueno como veo que tú eres el experto tomaré lo mismo que tú, ¿no lleva brécol verdad? Lo detesto- contestó Maxime.

– No lleva brécol, es un steak de ternera al punto con puré de calabaza y patatas fritas. De postre como no tarta de queso, creo que le gustará- informó el camarero.

– De acuerdo entonces- afirmó Maxime y el camarero se marchó- Es un sitio increíble

– Te encantará, la carne es exquisita. La verdad es que como de todo pero…

– Soy principalmente carnívoro- finalizó Maxime- Sí, yo también.

– Entonces nos llevaremos muy bien- llegó de nuevo el camarero con el vino y les sirvió un poco en sus copas- Gracias. ¿Qué tal si brindamos?

– ¿Y por qué brindamos?- preguntó Maxime.

– Por el futuro que nos espera- propuso Jack.

– Por el futuro que nos espera- brindó Maxime y ambos bebieron juntos.

Tras una cena excelente y una conversación aún mejor volvieron a casa- ¿Te lo has pasado bien? – preguntó Jack y Maxime asintió y ella se acarició los brazos- Ten- Jack le tendió la chaqueta y estuvieron tan cerca sus labios- Maxime…debo decirte que desde el momento en el que te conocí supe que y Maxime le calló con los dedos sobre sus labios y Jack la besó sobre los labios.

Pasaron juntos a la casa- Ha sido una noche encantadora- afirmó Maxime.

Entonces el móvil de Jack sonó- Lo siento, tengo que cogerlo- ¿Diga? Sí, enseguida voy- Jack colgó- Lo siento ha habido una masacre y tengo que ir al escenario del crimen, a lo mejor hay alguna pista que me conduzca hasta la familia Blair y así por fin estarías a salvo.

– Es una lástima, me gustaba vivir aquí- se lamentó Maxime.

– Puedes quedarte todo el tiempo que desees- afirmó Jack- Pero ahora debo marcharme, volveré lo más temprano posible, pero no me esperes levantada.

– De acuerdo, ten cuidado- Maxime se acercó a Jack y este la besó.

Jack se despidió de ella y se marchó- Os pienso coger familia Blair, ya no sólo para vengar a mi padre sino por Maxime. No pienso dejar que le hagáis daño, y mucho menos tú, Dante Blair.

Siguiente Capitulo: Capítulo 8 

Esto puede interesarte también