Entre las piernas 4 por Elisabeth Thor Cap 17

Capitulo 17

entrelas piernas

El pequeño sótano por los años se había convertido en un sitio donde Jack se refugiaba del mundo o cuando las discusiones con Patricia aumentaban, escapaba un poco de todo y del mundo que le había tocado vivir. Un sofá de sus tiempos de soltero, unas pesas para hacer ejercicios, una televisión de tubo y una nevera para las cervezas. Que mas quería para refugiarse de Patricia y sus enfados de criá mal criada. Los dos encontraron un escondite en ese sofá, donde podrían volver a rencontrarse como en los viejos tiempos.

Patricia comenzó a sonreír al escuchar como sus queridos amigos hablaban de ella, pero aquella mujer de treinta años no podía imaginar que Julia y su querido Jack se estaban desnudando en el sótano, mientras que la mujer comenzaba a rellenar algunas vasos de vino no podía imaginar que ellos dos intercambian la saliva de sus bocas en largos besos. Mientras Patricia recibía halagos por el pasado y por su presente no pensaba que su mejor amiga y su marido hacían el amor en el sofá del sótano. Julia se quería dejar, quería cerrar los ojos y poder disfrutar de algo que había olvidado. Quería desear el cuerpo de Jack junto a ella, quería disfrutar del cuerpo musculado de su amante. Quería que ese pozo tan seco se llenara de sudor masculino y poder gritar al llegar al orgasmo, quería ser rescatada para siempre. Pero por unos instantes abrió los ojos y no le llenaba sentir aquello y se sentía como un trozo de plástico que era forzado por aquel hombre, no le llenaba sentir aquello y usar la parte mas intimo de su sexo para lo que fue creada en su día. El tacto de sus dedos no se llenaba de placer, ni siquiera los besos de Jack hacia que gritara sin parar. Busco en su mente alguna fantasía o algo que le llenara por completo y que hiciera disfrutar como mujer con el sexo. Intento recordar la primera vez que lo hacia con Jack, intento pensar como perdió su virginidad en su coche. Pero su mente le pidió que recordara a una persona como a Sara a una mujer que le hizo disfrutar, una mujer diferente y con una piel tan perfecta, un pelo milagrosamente cuidado bajo su pasotismo y un cuerpo que lleno su vació. Quiso volver a sentir su lengua viajando por su cuerpo, quiso volver a sentir aquella mujer y quiso sentir aquello que tenia entre las piernas. Sus ojos se abrieron lentamente cuando Jack llego al orgasmo y vio esa sonrisa en sus labios, eso le destrozo por dentro al no sentirse como una mujer completa y seguir deseando una mujer como Sara, seguir deseando a cualquier mujer.

-¿Has disfrutado Julia?

-Yo, yo es que……

Julia comenzó a llorar desesperada al sentir esos sentimientos que quería olvidar, subía por las escaleras del sótano y volvió a entrar nuevamente en la fiesta, quería volver a olvidar y necesitaba alcohol para olvidar aquello. Se lleno un vaso de vino y de un trago se lo bebió, volvió a llenárselo nuevamente para apagar esos recuerdos y olvidar esos sentimientos. Patricia vio a Julia intentando aguantar sus lagrimas y se acerco a ella para darle algo de apoyo, que supiera quien era superior a ella. Cuando Julia levanto su mirada vio a Patricia y en vez de comenzar hablar de ella cogió la botella de vino y se marcho de la fiesta…..

Patricia se quedo pensativa y vio como Jack subía del sótano, eso hizo que dudara por unos instantes y dejara caer el vaso de vino contra el duro suelo, rompiéndose en mil pedazos. Miro enfadada a Jack y le comenzó a pinchar el pecho con su dedo:

-Espero que no, espero que no seas capaz Jack. No me jodas Jack………..

Patricia miro a su alrededor al ver que algunos asistentes de la fiesta se le quedaron mirando, ella sonrió y volvió a coger otro vaso de vino, comenzó a sonreír mientras se acercaba a una pareja:

-No es maravilloso es el primer aniversario de Samira y Eric, solo espero que seáis tan felices como yo y Jack……

Julia comenzó a volver andar por la calle donde comenzó todo, por la calle por donde volvía a su casa para estudiar para unos exámenes y fue donde cambio su vida. Sus ojos llorosos hicieron que se corriera su rimel y poco a poco el vino se fue terminando. Lo mas seguro que tendría que comprar otra botella. Se paro en medio dela cera y volvió a ver a Sara con su rostro tapado con una capucha, volvió a ver como asaltaba a una Julia de 17 años y como le beso los labios. Volvía a ver aquella situación donde cambio todo y volvía a recordar su beso, volvió a recordar como se enamoro de Sara.

Se sentía tan decepcionada al no sentir nada por aquella relación con Jack, no le despertó nada y por unos segundos su cuerpo masculino le comenzó a dar asco al compararlo con una mujer.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario