Entre las piernas 4 por Elisabeth Thor Cap 22

Capitulo 22

entrelas piernas

-¿Que hiciste con Julia?

Jack suspiro al escucharla mientras se limpiaba las manos de grasa:

-Dime la verdad quieres preguntar ¿Quieres amargarte la vida?

Patricia comenzó a llorar al escucharle tras ver que Jack no negaba lo que había pasado, de había acostado con Julia:

-Quisiera divorciarme, quisiera gritar pero mi vida social es demasiado importante ¿Tenemos que esconderlo y guardar las apariencias?-Patricia se acerco a Jack y le dio una bofetada-Tienes una vida que muchos hombres desearían y que jamas tendría un maldito maestro, solo te pido que finjas quererme cuando estén en casa nuestros amigos…..

Patricia negó con loa cabeza y cogió con fuerza de la camiseta de Jack , le miro a los ojos y comenzó a sonreír:

-Espero que pienses que tu vida se mantiene gracias a mi, espero que pienses que un puto profesor de gimnasia es un fracasado y tienes que hacer lo que yo quiera, ser el marido perfecto para mis amigos y estar en la cama cuando yo quiera……….No dejare que Julia se ponga en medio.

Jack suspiro al escucharla ya que estaba atrapado en todo aquello, su vida no existía si no era con Patricia.

-A hora fracasado tengo ganas de un polvo y por favor no te duches…..

A si era la vida de Patricia solo pensaba en ella misma, solo pensaba en la gente que podría utilizar para sus metas, le importaba poco los sentimientos de los demás. Habia conseguido hundir a Julia y lo volvería hacer ya que no podría dejar que se llevara ese trofeo llamado Jack.

Julia salio a pasear por la calle, hacia unos días que no había encontrado algo de tiempo para salir con su hija de paseo y sabia hasta donde tendría que ir. Quería encontrarse con Carlota esa parte de su familia política que intentaba encontrar algo de humanidad tras los litros de alcohol que marcaron su vida. Carlota se quedo mirando al techo de su habitación y solo podía pensar en cerveza o cualquier clase de alcohol para poder olvidar, quería olvidar su pasado y el daño que había hecho a sus seres queridos, como le gustaría volver hacia atrás. Amargada cogió el vaso de agua que estaba encima de la mesita de noche y le dio un largo trago. Quería luchar por ser una ex alcohólica y tendría que poner al mas de ella para superarlo.

-Brindo por alcohólicos anónimos…….Hijos de puta.

Escucho el sonido del timbre y cuando abrió pudo ver a Julia con su carrito, por unos instantes la mujer se quedo sin palabras. No hacia falta que le dijeran nada ya que sabia que aquella niña era su nieta:

-¿Es ella?

Julia asintió con la cabeza, Carlota sonrió y cogió aquella niña, la puso entre sus brazos con mucho cariño y la meció lentamente:

-Estoy haciendo un gran esfuerzo para que tenga una abuela perfecta, deje el alcohol y quiero comenzar de cero.

Fue casi una tarde perfecta para las dos mujeres, que tomaron un café a esas horas de la tarde. Carlota hubiera deseado llenarse un vaso de whisky y darle un poco de sabor al soso café, recordaba que llenaba las tazas de café hasta los bordes haciendo que se perdiera todo sabor de cafeína.

-Al tener esta niña entre las manos me da fuerzas para comenzar de cero, me recuerda tanto a Sara cuando nació…..

Julia le miro a los ojos e intento soportar las lagrimas:

-Es aquí donde se quedara ya que no soporto estar bajo el mismo techo que mi madre y ella no tiene que pagar por eso……

La mujer hispana miro a la niña y acaricio su rostro lentamente y sonrió. Ese rostro le daba fuerzas para continuar su lucha:

-¿Como es tu Madre Julia?

Esto puede interesarte también

Deja un comentario