Esos relatos de Poe por Sergio Rodríguez

Embelesado en mis quehaceres en la noche,
Donde las estrellas y la luna iluminaban mi porche.
De repente cesó la luz y dio paso a la oscuridad
Atónito, de mi cuarto salí para poder observar
Y alrededor una fría presencia flotaba
Atrayéndome como una fría llamada
En las tinieblas unos fieros ojos
Se movían por doquier a su antojo,
Reuní la valentía para pedir en un murmullo
Qué razón la había atraído hasta este capullo (yo)
Hasta mi persona que se ocultaba en ese caparazón
En el cual largo tiempo atrás, había exiliado mi corazón

“Dígame pues que le trae hasta aquí”,
Pero ninguna respuesta oí.


“Habla criatura, que te atrajo hasta mi hogar”,
Pero ese ente se hizo de rogar.
Observando con esa fría mirada
Mientras un temblor de miedo acallaba

“¿Eres el reflejo de mi miedo, o un producto de mi soledad?”,
Comentaba a ese ser mientras me comenzaba a acercar.
“¿Eres la respuestas a mis ruegos o es esto tan solo un juego?”,
Pero el silencio era la única respuesta para sentir luego.
Como se acercaba y frotaba su peluda y suave silueta
En realidad era mi gato que estaba de vuelta
En busca de un poco de cariño y de afecto
Cosa que correspondí acariciándole su pelaje perfecto
Y menos mal que solo fue él quien rondaba
No me imaginaba protagonizar esos relatos de Poe que tanto me gustaban
Y es que no es lo mismo leer que en las carnes sentir
Un terror que nuestra mente humana no está preparada para concebir.

Fuente: www.tusrelato.com

Esto puede interesarte también

Deja un comentario