Felicidad por Ana Gutiérrez

F E L I C I D A D

Hay una cosa que todos perseguimos durante toda nuestra vida… Ser felices. ¿Hay algo mejor que serlo y disfrutarlo cuando lo tenemos? Creo que no.

Durante cuanto tiempo se nos olvida  lo que es la plena felicidad…

woman-570883_960_720Quizá sea el hecho de sentirnos libres, no pensar en nada, en nadie… No temerle a nadie, no sentir culpa, no recibir “castigos” emocionales, no necesitar confiar en nadie mientras nos tengamos a nosotros mismos… A nuestra razón. Esa que se intenta manipular a veces y que difícilmente, después de aprender de grandes maestros manipuladores, es posible realizar.
Personalmente, esde hace ya un tiempo no dejo de mirar al cielo y dar gracias por estar donde estoy. Por haberme hecho libre pese a que la intención no era esa.
Y es que si algo hay nos quita la felicidad por encima de todas las cosas, es la sensación de sentirnos encadenados a algo o a alguien ante lo que no tenemos o sabemos que no tenemos ni voz ni voto. Ante algo que hay que callar y silenciar.

Pero, al fin, soy libre. Y no me cansaré de repetir que lo soy por muuucho muuucho tiempo!! Porque si a algo vine no fue a sufrir, sino a ser y a hacer feliz a todo aquel que pueda tenderle mi mano, mi sonrisa y mi espíritu. (Sin olvidarme, por supuesto, de poner límites o “castigar” como en la tierra solemos decir, aquellas cosas que deba mostrar como maestra de unos y consuelo de otros).

No me pesa tampoco la conciencia, pues a veces debo adoptar un papel que por naturaleza no me pertenece para poder enseñar y mostrar el camino a otros ,que, al igual que yo lo estuve hace muuucho tiempo atrás, caminan con un corazón ciego lleno de obsesión, rencor, dolor y odio. Un corazón que debo mostrarles como si fuera un espejo de sí mismo a partir de ciertos actos, para que entiendan y comprendan su “propia” medicina.

Por ello estoy doblemente feliz. Por poder disfrutar de la libertad en su esencia y por poder entender la “función” que sé, debo realizar como “trabajadora de un camino lleno de luz” como diría la gran Doreen Virtue.

La luz no es más que mostrarle a la sombra un espejo para proyectarse, reconocerse y aprender a regresar a casa. A la luz…

🙂

Esto puede interesarte también

Deja un comentario