“Giros de la rutina” por Nefalibata, Elena Siles, Dagmar Sola, Eidsei, Dswaltz, Informático Farero, JJ.Kastle, Olga Lafuente, Dianamarcelared y Ana Centellas

Giros de la rutina

Fuente: Pixabay.com

@jardindebonsais (Nefelibata)

Como cada domingo tras la sobremesa, le sobrevino la típica depresión post-fin de semana y pre-lunes. En momentos como ése, lo único que deseaba con todas sus fuerzas era…

 

@ElenaSilesB

poder tener un solo segundo de paz para sí mismo. Conocía demasiado bien la rutina que lo abrumaba diariamente. En momentos como ese, sencillamente pensaba que no podría continuar al día siguiente. Sentía como si el tiempo se le escapara entre los dedos y no…

 

@DagmarSola

lograba alcanzarlo nunca. Tanto metafórica como literalmente. Escurridizo como él mismo, todas las alteraciones que había sufrido en el periodo en el que había estado durmiendo eran imposibles de reparar. Y venga trabajar para arreglarlo aún así. El guardián no comprendía

 

@Eidsei

por qué seguía intentándolo, si cada vez que lo lograba volvía a caer en aquel duermevela del que despertaba para trabajar. Una y otra vez.

Dejó las divagaciones de lado y se puso manos a la obra, moviéndose como una máquina. O quizá era una, llevaba demasiados…

 

@dswaltz

Meses atrapado por aquella rutina: trabajar, comer, trabajar y caer en su estado de duermevela para volver a trabajar. Lo raro era que su trabajo no era como los anteriores. No había firmado un contrato, no conocía a sus jefes y guardaba un muro sin puerta.

 

@InformáticoFarero

No tenía ni idea de como había acabado ahí.

—Un muro sin puerta, vaya gilipollez de trabajo.

—Bueno, los hay peores —dijo una voz.

Miró alrededor. No había nadie.

—Si no miras hacia arriba, o hacia abajo, te perderás muchas cosas en la esta vida.

 

@J.J Kastle

—¿…Dios? —preguntó con temor al mirar al cielo.

—Jajajaja, de eso nada. Yo soy tú.

—¿Mi qué?

—¡Que yo soy tú!

—¿Qué? ¿Ya me volví loco?

—No le hagas caso —dijo una tercera voz.

—¡¿Y quien demonios eres tú?! —gritó tirándose de los cabellos.

 

@Olga_Lafuente

—Yo o, mejor dicho, nosotros, somos quienes tú quieras, sólo nos hemos manifestado cuando has querido y ya no nos iremos de tu lado.
—Pero si no estoy dormido, sino en el trabajo, ¿Y os aparecéis ahora? ¿Después de meses maldiciendo mi soledad?.

 

@Dianamarcelared

Precisamente; te la pasas maldiciendo y no te das cuenta que tu vida cayó en desgracia. No disfrutas de las cosas lindas que tienes al rededor; no vives, crees que la rutina carcomió tu alma y omites a los que día a día te acompañamos en tus actividades, aunque…

 

@AnaCentellas

Quizá no esté todo perdido para ti. Te vamos a ofrecer la posibilidad de salir de esa abominable rutina que te consume y te impide disfrutar de la vida como deberías. A cambio, solo pedimos una cosa. Tendrás que aceptarnos a tu lado para siempre. ¿Aceptarás? Seguro que sí…

Esto puede interesarte también

Deja un comentario