Historias Tristes cp 14 por Haruna Kirisagi Kontong

Capítulo 14: Aquello que no pudiste entender

Se oscurece el escenario, se encienden las luces y aparecen esperanza, culpa y justicia

ESPERANZA

Me apena la situación aquella. Pobre Elsa, humilde víctima de un amor no correspondido.

JUSTICIA

Todo se resolverá en su momento. Hay que ser pacientes.

CULPA

Yo exacerbaré las heridas de aquellos que han causado este crimen. Aceleraré todo.

Aparece una mujer con el lado derecho de sus ropas de color blanco y el otro lado de color negro. En la mano derecha porta flores y en la otra una cinta roja.

FORTUNA

¿Tan pronto me olvidáis, hermanas? Mi participación aquí es necesaria. No olvidéis que por causa mía Elsa conoció a Jorge.

CULPA

Tranquila, hermana querida. Tu hora llegará, así como acaba de llegar la mía.

Entran Luisa y Jaime

JAIME

Luisa, ¿Qué te pasa? Te noto muy extraña.

LUISA

¡No sé qué hacer! No confío ya en mis instintos, los cuales fueron equívocos. ¿Por qué no vi antes lo que me quiso decir mi querida hermana? ¿Por qué tuve que ser juiciosa en lugar de sólo ser su hermana y escucharla? Ahora, que no la tengo conmigo, imploro al tiempo que retroceda y me la devuelva.

JAIME

Sabes bien que tal cosa es imposible. Y aunque sucediera, cometerías los mismos errores. Aquel que no recuerda la historia está condenado a repetirla.

LUISA

¡Cómo quisiera detener el tiempo!

JAIME

Es hora, hay que ver al forense.

CULPA

El temor de no haber sido buena hermana la carcome. No sabe ella cuánto tuvo que ver en todo.

Ingresa un médico con unas hojas en sus manos. Se lo ve muy frío y distante. Ellos se acercan al doctor y se encuentran en medio del escenario.

MÉDICO FORENSE (habla sin mirar a Luisa)

Lamento mucho su pérdida, señora.

LUISA

Ya me estoy acostumbrando a oír aquellas palabras…

MÉDICO FORENSE

Tomando en cuenta el antecedente, creo que este dato va a ser relevante.

LUISA

Dígame. Igual, a la policía se le informará.

Ingresan Elsa y Esperanza está a su lado. Culpa está detrás de Elsa.

ELSA

Por favor, espero que lo notes.

MÉDICO FORENSE

La señorita tenía tres meses de embarazo. Podríamos hacer un examen de ADN para ver la identidad del padre. Claro está, si se sospecha que éste sea el asesino.

LUISA

No lo dudo. Pero, ¿cómo saber cuál de los dos es?

MÉDICO FORENSE

¿De los dos? ¡Qué vida tan licenciosa la de esta señorita!

LUISA (HISTÉRICA)

Culpa se va hacia Luisa y mueve sus manos a su alrededor, como manipulándola.

¡Oiga, no hable así de mi hermana!

JAIME (AGARRÁNDOLA PARA EVITAR INCIDENTES)

Querida mía, tranquilízate. Piensa en quién puede ser el padre tomando en cuenta el tiempo de embarazo.

LUISA

No podría decirlo con seguridad. Estaba en la indecisión entre Cristóbal y Jorge y fue por el tiempo en que le consiguió el trabajo a Jorge con Mr. Yeats. Aún me parece increíble que Cristóbal se haya ido tan de repente.

JAIME

Fortuna trata de hacer lo mismo con Jaime, pero algo la repele y se aleja mostrando incredulidad.

De hecho es sospechoso. Pero los hay que se quedan en el mejor escondite, en las narices de todos. Como cuando tu oponente aparenta debilidad, para luego noquearte de tal manera que lo pierdes todo en el ring.

LUISA

Ya ha de haber oído lo sucedido. El que nada debe, nada teme, y si nada hizo de alguna manera nos contactará.

ELSA

Hermana mía. Que tu mente se aclare, ya que no se dispone de mucho tiempo.

ESPERANZA

Todo es posible para el que tiene fe. Deja que las cosas sigan su curso.

ELSA

Pero, es desesperante…

ESPERANZA

Y es lo único que puedes hacer.

(Mirando a Luisa)

Que tengas pensamientos claros. Y no te dejes llevar por Fortuna.

LUISA (como saliendo de un trance)

Tengo que llamarlo.

JAIME

¿A quién?

LUISA

A Cristóbal. En cualquier momento puede aparecer.

JAIME

Y… ¿Si él fuese el asesino? No puedes ser parcial en esta empresa.

LUISA

No creo. Algo me dice que no es así.

(Ambos se retiran)

ELSA

Cómo quisiera poder ayudarles.

LA ESPERANZA

Habéis hecho ya mucho. Dejad que los vivos resuelvan sus asuntos.

ELSA

¡Pero es concerniente a mi muerte y al de mi hija por nacer!

LA ESPERANZA

Y pronto te encontrarás con ella del otro lado. El cómo o por qué alguien muere es asunto de los vivos.

ELSA (triste)

Entiendo. De alguna manera entiendo. ¡Aciago el día que me tocó partir y dejar a mi hermana con muchas interrogantes y casi sin respuestas!

Se apagan las luces por unos segundos, luego aparecen Artemisa y Jorge dándose las espaldas. Dicen sus pensamientos en voz alta

ARTEMISA

No estoy satisfecha. Siento que me utiliza. Es como si en su mente me comparase con Elsa. Ella lo dejó. Se fue y nunca más regresó. ¿Por qué incluso en la intimidad me llama como ella? No lo soporto. No quiero ni escribir así. Musa inspiradora, ¡ja! Vil estafadora que incluso habiendo escogido a su prometido no me permite disfrutar de lo que tengo.

JORGE

Se suponía que todo iba a estar bien, pero de alguna manera recuerdo a la odiosa de Elsa. Igual, ella se buscó lo que le pasó. Pero, Artemisa no sabe, ni entiende. Piensa en cosas banales y no consigue escribir tan bien como Elsa. No me arrepiento de haber arruinado su compromiso. Pero, Elsa… ¡cómo la odio! Tiene que haber alguien igual o más talentoso que ella. Sé que Artemisa puede, pero algo la detiene. Las mujeres son difíciles de entender.

Se miran cara a cara

ARTEMISA

No quiero escribir por el momento. ¿No puede esperar a mañana?

JORGE

Tú misma lo has dicho, no puede esperar.

ARTEMISA (actitud seductora)

Pero… es que no quiero…

JORGE (molesto, se aparta de ella)

¿Acaso sólo en eso piensas? ¿No eres profesional?

ARTEMISA

¿Acaso tú lo eres? Si lo fueses, no estarías conmigo. La engañaste por mucho tiempo a Elsa. No sé si se dio cuenta, pero al menos ya no es una molestia. Qué bueno que ya no viene, sino tendríamos que seguir escondidos.

JORGE (hacia la audiencia)

No se ha dado cuenta, y mientras las cosas sigan así están bien. Pero, me desespera. Entre más pronto termine la obra, mejor. Así me podré ir a iniciar de nuevo en otro lugar, uno donde no me conozcan.

(A Artemisa)

Sólo escribe lo que te corresponde. Seguiremos en otro momento. Tengo cosas que hacer.

(Se retira, dejando a Artemisa sola)

ARTEMISA

Y ahora me deja sola. No puedo encontrar mi musa. ¿Por qué hacer una obra sobre el Asesino de la Máscara? No me parece un tema relevante. Sólo puedo pensar en uno de los escritos de Elsa. La tonta de Elsa.

Se sienta en un escritorio y hace como que escribe y borra. Se escuchan golpes de puerta ella se acerca al extremo del escenario que tenga más cerca.

¿Quién es?

POLICÍA

¡Abra, policía!

ARTEMISA

Es extraño, igual abriré. No sea que me lleven detenida por no abrir la puerta.

Sólo se acerca e ingresan dos policías

POLICÍA UNO (habla con Artemisa mientras el policía dos registra el lugar)

Buscamos al señor Jorge Velázquez. ¿Lo ha visto?

ARTEMISA

Hace unos minutos se fue, aunque no dijo a dónde iba. ¿Sucede algo?

POLICÍA DOS

Lo requerimos para investigaciones.

ARTEMISA

¿Qué tipo de investigaciones?

POLICÍA UNO

En el caso del asesinato de Elsa Magallanes.

ARTEMISA (sorprendida)

¿Asesinada? ¿Fue asesinada? ¿Cuándo?

POLICÍA UNO

Sí, pero no podemos dar más detalles. Aquí le dejo mi tarjeta. Me avisa cuando lo localice. Es de suma urgencia.

Los policías le entregan una tarjeta y se retiran, dejando a Artemisa sola

ARTEMISA (cae al piso y le tiembla la mano con la tarjeta)

Asesinada… pero si ayer la vi. Estaba feliz. Es verdad que le quité al amor de su vida, por lo cual no sentí remordimientos, pero no pensé que moriría tan pronto. ¿Quién la habrá asesinado?

(Se apaga la luz y se escucha la voz de Elsa)

ELSA

Me fue quitada la poca felicidad que tenía. El padre de mi hija me era infiel, como yo lo fui con mi prometido. Perdoné todo, con tal de estar con mi ser amado. Nunca dejes a quien te ama por quien te gusta, porque aquella persona ama a otra. O, como en este caso, se ama a sí mismo… Mi alma fue bombardeada con mucha felicidad después de haber sufrido, pero ese bombardeo fue nada más que un engaño, un señuelo para abrir una herida aún más grande. Más que mi cuerpo, primero mi alma fue asesinada, al igual que días antes habían bombardeado un refugio para heridos.

“La noche se vistió

de fuego y de tormenta

la guerra relámpago

resurgió y en el fragor

de la madre de todas las batallas

la media luna brillaba sobre el cielo

de Bagdad la ciudad de las mil y una noches.”

Se encienden las luces y aparecen Luisa y Jaime

JAIME

Pensé que tu hermana recién salía con Jorge.

LUISA

No. Ella estaba, como siempre, insegura de su relación. En esta ocasión ya estaba comprometida, por lo cual pensé que estaba segura, hasta que apareció ese roquero de cuarta todo andrajoso y optó por irse con Jorge. La reprendí cuando me dijo que tenían problemas y quería cancelar el compromiso. Más aún cuando me dijo que amaba a un músico clásico medio rockero. ¡Y pensar que dejó un futuro buen matrimonio estable para terminar así!

JAIME

Tranquila, querida mía. Espero que pronto surja la verdad.

Se escucha la voz de la Esperanza

Aún en los días más oscuros, aparece un rayo de luz.

Aparece un hombre elegantemente vestido corriendo

LUISA

¿Cristóbal?

CRISTÓBAL

Me contactó la Policía a través de mi antiguo manager. No sé por qué no me llamaron a mi móvil. Me resisto a creerlo. ¿Es verdad que Elsa, aquella hermosa alondra de la mañana y diosa de las letras, ha muerto?

JAIME

Más que haber muerto, fue cruelmente asesinada. No se tiene clara una lista de sospechosos.

CRISTÓBAL

Y yo que había regresado para hablar con ella y tratar de convencerla que regrese conmigo. Sé que ella era un espíritu libre, nada compatible con un hombre que viaja a donde la orquesta lo mande y casi no pasa en casa. Yo la amaba, a pesar de las diferencias. Quise decirle muchas cosas, pero ahora ni el viento se las llevará para que le lleguen.

Aparecen Elsa y Esperanza

ELSA

¿Por qué se porta tan tierno ahora que no estoy? ¿Por qué fue tan frío mientras estuvimos juntos? Es cierto lo que dicen. Cuando ya no estás más en el mundo, la gente dice lo bueno de ti.

ESPERANZA

Más bien diría que en verdad te amó.

ELSA

Si me hubiera amado, me habría dado la libertad que ansiaba, en lugar de decirme que me quede en casa mientras él viajara una vez casados.

ESPERANZA

No juzguéis por las apariencias. No todos los amores se demuestran con abrazos y besos. Él se preocupaba por ti y trabajaba mucho para darte un mejor porvenir. Sabía de tu pasado y aún sabiendo tu infidelidad te estaba perdonando todo.

ELSA

La rodea Culpa

Deja de hablar, por favor. No quiero pensar en el daño que le causé. Me es suficiente saber que he echado todo a perder. He roto su corazón, y el mío se perdió. Y una inocente víctima quedó sin ver el maravilloso mundo en el que iba a nacer.

ESPERANZA

No seas tan mala contigo misma. Sino sufrirás más de la cuenta.

ELSA

Ahora rodeada por Fortuna

Debo sufrir. Mis acciones fueron malas y he pagado las consecuencias.

Se apaga la luz sobre ellas

LUISA

Eres un gran hombre, Cristóbal. A pesar de los errores de mi hermana, le has perdonado todo. Es una lástima que ella no te haya sido recíproca.

CRISTÓBAL

El amor todo lo vence y todo lo puede. Quizá ella nunca lo entendió. Me siento triste por haberla perdido, pero estoy feliz de haberla conocido.

JAIME

Eres tan fuerte como un buen luchador. Serás hombre serio y calculador, pero sabes el valor de las cosas más importantes de la vida.

CRISTÓBAL

Te lo agradezco, querido amigo mío. Les pido me disculpen, voy a hablar con los policías. No sea que vayan a creer que soy el culpable y por eso no me acerco.

Aparecen los dos policías al otro lado del escenario. Cristóbal se acerca a ellos.

CRISTÓBAL

Buenas noches, caballeros.

POLICÍA UNO

Buenas noches. Tome asiento. Por favor, déjanos a solas.

Policía dos se retira. Hace como que les dice algo a Luisa y a Jaime y los tres se retiran.

CRISTÓBAL

¿Me podría decir para qué fui convocado?

POLICÍA UNO

Sabemos que usted estaba por casarse con la fallecida Elsa Magallanes. ¿Cuándo cancelaron el compromiso?

CRISTÓBAL

En una semana más hubiéramos cumplido un mes de haberlo cancelado.

POLICÍA UNO

Entonces cumple con el tiempo.

CRISTÓBAL

¿El tiempo de?

POLICÍA UNO

Sólo responda a lo que pregunto. ¿Cuándo fue la última vez que tuvo intimidad con la misma?

CRISTÓBAL

¿No le parece que es una pregunta de carácter privado?

POLICÍA UNO

¡Responda!

CRISTÓBAL

Está bien. Fue hace como dos meses. ¿A qué se debe la pregunta?

POLICÍA UNO

¿No se lo contó la señora Luisa?

CRISTÓBAL

Me estoy preocupando y desesperando. ¿Me podría decir de qué está hablando?

POLICÍA UNO

Su ex novia estaba embarazada.

CRISTÓBAL

Hablando para sí mismo

¡Oh, querida mía! ¿Por qué te alejaste de mi lado? ¿Será que esa criatura que llevabas en tu vientre era mía y no del destroza hogares de Jorge? ¡Cómo quisiera estrecharte en mis brazos, besarte en los labios, y juntos esperar el nacimiento de este ser! No me hubiera importado que fuera de él. Sólo quería hacerte feliz.

POLICÍA UNO

¿Accede a someterse a un examen de ADN para confirmar paternidad?

CRISTÓBAL

Por supuesto, señor policía. Todo sea por esclarecer la muerte de la mujer a la que todavía amo, a pesar de no estar más en este mundo.

Voz de Elsa

Caras vemos, corazones no sabemos. De haber sabido que eras así, me habría quedado contigo.

Se van Cristóbal y el policía. Aparece un joven vendiendo el periódico

JOVEN

¡Extra, extra! ¡Encuentran cadáver de mujer embarazada en las afueras de la ciudad!

Mr. Yeats ingresa al escenario desde el lado contrario al del joven. Se encuentran

MR. YEATS

Esto es de muy mal gusto. ¡Cómo se alimenta el morbo del pueblo!

JOVEN

Señor, lleve su periódico.

MR. YEATS

Jovencito impertinente, no… espera (se acerca y toma un periódico). Esto es imposible. Pero si es…

JOVEN

Oiga, si lo va a leer, tiene que pagar.

MR. YEATS

Saca unas monedas de un bolsillo y las tira. El joven las recoge y se va corriendo con el resto del periódico gritando extra. Una vez solo, vuelve a hablar.

La joven asesinada es Elsa. Ha muerto un noble espíritu. Jorge decía que ella no era de fiar. ¿Será que andaba en malos pasos que la condujeron a esto? Yo escuché que ella estaba por casarse, pero que canceló el compromiso por ir con otro. Quizá eso es cierto y uno de los dos la mató.

Voces de Culpa y Fortuna

Nadie sabe lo que una persona oculta.

MR. YEATS

Debo hablar de esto con Jorge. Quién sabe si se enteró de las noticias. Espero que esto no lo afecte. Tiene que ser profesional. Qué bueno que encontró a Artemisa. Espero que su alma vuele como la de Elsa y mi obra sea un éxito.

Se da media vuelta y se encuentra con Jorge, quien vocifera en un celular

JORGE

Te he dicho que trabajes ya. Necesitamos esos versos lo más pronto posible. Trabaja como Elsa.

Lo ve a Mr. Yeats, detiene su marcha inmediatamente

Sabes qué, te llamo luego. Estoy ocupado.

MR. YEATS

¿Ocupado en la obra?

JORGE

Sí. Unos cuantos mal entendidos con Artemisa, pero confío más en ella que el Elsa.

MR. YEATS

Entonces, usted no ha de saber.

JORGE

¿A qué se refiere?

MR. YEATS

Terrible noticia aquella (le entrega el periódico. Jorge lo coge y hace como que está leyendo y se dirige a la audiencia)

JORGE

Sabía que esto sucedería. No quería, pero me lo imaginaba. Fui un poco descuidado, pero tenía que mantener mi coartada. No podía dejar tantos cabos sueltos. Ella misma se lo buscó. Sabía que estaba jugando con ella y aún así consiguió quedar embarazada. Algo tenía que hacer. No hay mujer que me atrape en sus redes.

Se dirige a Mr. Yeats.

Temía que esto sucediera. Algo me decía que no había sido una muerte natural. Por algo Luisa y Jaime lo estaban buscando, Mr. Yeats. Al menos ya contaba con Artemisa. Pero, aún así, me duele el saber que la vida de esta gran artífice de las letras haya muerto tan horrendamente.

MR. YEATS

Pensé que lloraría

JORGE

Soy un hombre práctico, y mis lágrimas ya han sido derramadas. Habrá tiempo para llorar más si es necesario. Por el momento hay cosas más importantes que hacer, como su obra por ejemplo.

MR. YEATS

Muy profesional. Me ha sorprendido. No me arrepiento de contratarlo.

Se van y aparece Artemisa

ARTEMISA (con un celular en la mano)

Y no pude decirle que vaya a la policía. Temo que lo metan preso por no asistir. Es sólo para preguntar algunas cosas. Sigo pensando en quién pudo haberla asesinado. Nunca pensé que sentiría lástima por ella. En verdad no se lo merecía. Y aunque quiera, nada se me viene a la mente. Sólo pienso en Elsa y Jorge.

Comienza a tararear una melodía

ARTEMISA

No puedo dejar de pensar en ellos.

Se va. Aparecen en escena Cristóbal y Jaime

JAIME

Al menos Luisa está más tranquila

CRISTÓBAL

Eso es algo bueno. Mas mi alma no tiene paz. Me pregunto quién pudo matar a tan dulce ser.

JAIME

Confieso que por un momento pensamos que habías sido tú.

CRISTÓBAL

¿A qué se debió tal duda?

JAIME

No podíamos localizarte. Es extraño que tengas las líneas cortadas.

CRISTÓBAL

Eso explica el por qué no me han llegado llamadas desde hace ya un día. Siendo que mi teléfono suena a cada rato. ¿Quién se encargaría de hacer tal acto infantil?

JAIME

Tengo mis sospechas. Hay personas que se muestran tranquilas y pueden guardar un odio tan grande capaz de derrotar a todo el planeta. Hay otros que se muestran fuertes, pero en sus almas hay debilidad. Lo mismo es en la música. Puede existir una canción que sea muy fuerte y te lleva a pensar y actuar de una manera desenfrenada, mientras que otra canción conmueve tu alma. Tanto en el Rock como en la clásica se dan ambas clases.

CRISTÓBAL

Tan en lo cierto estás, Jaime. La extraño, siento que con su muerte, parte de mi alma ha muerto también.

Cristóbal llora en el hombro de Jaime, quien lo consola.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario