Inmoral cap 21 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-20-por-elena-siles/

Capítulo 21

Horlk II estaba en la habitación de su amigo Svein quien le había solicitado para todo el día. Además, al día siguiente era su boda y se supone que daba mala suerte ver a la novia vestida antes de la boda. A pesar de todos los contratiempos que habían trascurrido Horlk II no pensaba darle más bazas al caprichoso destino que parecía estar últimamente en su contra. Svein le miró con sus ojos azules y le sonrió algo tenso. Estaba traicionando al rey y él mismo había visto lo que les pasaba a los traidores cuando les atrapaban. Kauko había sido un valiente, fue el primero que vio el desastre de reinado de Horlk II y hasta entonces había sido el único de enfrentarse a él. Lástima que no fuera el mejor ejemplo para seguir, sobre todo teniendo en cuenta que acabo muerto y desprestigiado.

— ¿Ya has enviado a los hombres, tal y como te dije? — preguntó Horlk II y Svein asintió — Bien, quiero a mi hija de vuelta a Rausvai. Debe de ser ajusticiada por sus horribles crímenes de inmoralidad y traición. No puedo permitir esa clase de rebeldía sin castigo o de lo contrario habría otro golpe de estado contra mí. Lo sé, es así.

Svein se puso tan pálido que casi se desmaya — Yo creo que el mensaje que enviaste al matar a Kauko es bastante claro, su majestad.

Horlk II asintió algo cansado — Lo sé, tienes razón. Iré a ver a descansar porque mañana me caso y no quiero que nada ni nadie me lo fastidie.

Svein asintió aliviado cuando el rey se marchó a dormir, sus mentiras les pesaban como rocas en la espalda. No sabía lo que iba a pasar, pero después de mañana… todo cambiaría.

Jung llegó hasta la capital a media noche, había decidido ir solo para proteger a su prometida. Aún no sabía lo que podría encontrarse, así que había decidido tomar precauciones. Al llegar a la taberna dónde tenía una habitación se tumbó en su cama cansado, había sido un viaje agotador y al día siguiente debía acudir a la boda de un padre al que no conocía y al que no consideraba ni siquiera como tal. Pero deseaba ver porqué le habían invitado y quería comprobar si todas las cosas tan horribles que decían sobre Horlk II eran verdad. En cierto modo ya lo sabía, pero a pesar de temer convertirse en un monstruo como él necesitaba comprobar por sí mismo que él era distinto.

Capitulo siguiente: http://youarewriter.es/inmoral-cap-22-por-elena-siles/

Esto puede interesarte también

1 comentario

Deja un comentario