La guardia oscura : capitulo 4 por Aspen Navari

Capítulo 4

Arrodillada ante el rey mientras nos proclama paladines ante la sorpresa de casi todos , lo observo porque hay algo que no encaja , su olor es diferente , sus manos cambian de expresiones corporales , es como si fuese otra persona, nos toca con su espada en los hombros para luego levantarnos .

Camino por nuestro santuario con mi nueva armadura ,la capa tapa lo suficiente dejando ver solo las botas y los guanteletes .

– Que aburrimiento – suelta Clay antes de bostezar – quiero matar algo .

– Y luego la salvaje soy yo – dice Gabri poniendo los ojos en blanco .

– ¿Por qué no vais a entrenar con Magui y Linea ? Así dejáis de darme la vara – digo dejando un libro en la mesa donde están – o podéis limpiar el santuario .

– ¿Tu sabes donde están Magui y Linea ?- suelta Gabri – rompiéndose el culo con dos cortesanos .

– Por lo menos se entretienen – digo algo molesta .

– Vámonos Gabri que esta apunto de enfadarse – Clay tira de ella .

Abro el libro y busco el hechizo deseado cuando veo una sombra acercarse a mi , giro rápidamente sacando mi espada y la sombra se abalanza sobre mi , bloqueo su espada con la mía y le doy un cabezazo pero nada me libra de la daga en mi abdomen .

– No te muevas – susurra la sombra en mi oído – ni respires.

Un lienzo empieza a dibujarse solo para luego esfumarse junto con la sombra , me levanto apoyandome en la mesa .

– ¡Clay !- rujo con fuerza antes de desplomarme .

Me despierto en mi cama  con el abdomen vendado , me levanto haciendo una mueca de dolor , mi padre entra y me ayuda a mantenerme en pie .

– Tomate tu tiempo , el veneno aún no se a evaporado – dice tranquilo .

– Llama a Linea – digo antes de apoyarme en mi escritorio .

– Primero come algo – me enseña una bolsa sonriendo .

-¿Son…?

– Puede – me pasa la bolsa y se va .

La abro y su olor hace que casi me corra , como los bollos de crema y chocolate como una viciosa , la sombra aparece de nuevo y sonríe .

– Soy Adaria , la sombra del dragón – suelta como si le hubiese preguntado .

– Uno : me da igual quien seas – me molesto en prestarle atención – dos y la más importante : vete a la mierda .

– Fue necesario para atrapar al que a traicionado a la corona – se escusa borrando su sonrisa .

– Ah partir de ahora serás mi putita – digo sin mirarla – oh te corto las piernas y los antebrazos para luego ponerte delante de los leones ¿entendido ?

– Entendido – suelta arrodillándose .

– Esfumate – suelto sin más .

Lo hace y me doy cuenta de que estoy desnuda , Linea aparece por la puerta y al verme cierra la puerta sonriendo .

Esto puede interesarte también

Deja un comentario