La narración

Narrar es contar. En la narración confluyen tres elementos: sucesos, personajes y tiempo. La narración cuenta sucesos que les ocurren a unos personajes dentro de un marco de tiempo determinado. Toda narración tiene res parte: principio, medio y el fin; denominados presentación, nudo y desenlace:

En el principio e presentan tanto los personajes como las expectativas que generarán unos sucesos o hechos. En el medio, se desarrollan los acontecimientos, surgen los problemas, se vencen los obstáculos etc. Por último, en el fin se resuelven los conflictos y conocemos el desenlace. La narración es un binomio, cuyos elementos son la historia y cómo se cuenta esta:

La historia es lo que ocurrió, está ocurriendo o puede ocurrir y cómo se desarrolla la historia.

Características 

a) Verisimilitud: es muy importante en la narración. Lo verosímil es lo que tiene apariencia de verdadero. Aristóteles afirma que la obra literaria es mímesis, imitación. El arte que imita la vida, pero esto implica que la literatura crea un mundo propio con necesidad interna que no coincide necesariamente con el mundo real.

b) El tiempo: es diferente al tiempo cronológico de nuestras vidas cotidianas. La narración puede avanzar en el tiempo, retroceder, hacerlo más rápido o detenerlo y para ello se utiliza los siguientes recursos:

– Elipsis: supresión de una parte del relato.

– Resumen: condensa parte de la historia, sintetiza un lapso de tiempo largo.

– Análisis: amplifica el tiempo de la historia.

– Analepsis o flash-back: recuerdo de sucesos pasados con relación al momento de la narración.

– Anticipación o prolepsis: Adelantar sucesos que todavía no han ocurrido, de tal forma que altera el orden de exposición de los sucesos.

Tipos de narrador: es un artilugio literario empleado por el autor para contar la historia.

a) Narradores en primera persona: narrador forma parte de la narración.

– Protagonista: puede contar lo que ha hecho, lo que ha visto, lo que han contado otros personajes y lo que piensa.

– Testigo: es un personaje secundario quien cuenta lo que le ocurre al principal.

b) Narradores en tercera persona: no intervienen en la acción. La narración fluye gracias a un narrador externo a ella.

– Omnisciente: asemejado a un dios que lo sabe todo, hasta lo más ocultos pensamientos. Cuenta la historia sabiendo cómo empezaron los hechos y cómo terminarán.

– Cuasiomnisciente: es un mero testigo. Cuenta lo que puede saberse por simple contemplación, sin adentrarse en los pensamientos de los personajes.

Elementos lingüísticos de la narración

Los tiempos principales de la narración son el pretérito indefinido, el imperfecto y el presente: el indefinido muestra las complicaciones, el imperfecto es el habitual para las descripciones y el presente aparecerá en los diálogos o en forma de monólogo interior. El futuro, para que un personaje le indique a otro qué deberá hacer más adelante.

Los tipos de oraciones más habituales son las predicativas, ya que indican que alguien hace algo. Las oraciones en un párrafo narrativo son independientes (vinculadas por el tema, es decir, por coherencia), aparecen coordinadas o son subordinadas, sobre todo de carácter temporal, que reflejan la importancia del transcurso del tiempo (cuando, mientras, después).

La yuxtaposición también se emplea para indicar que varias acciones se producen de forma muy seguida o tienen una fuerte unión. En cuanto a las figuras retóricas, todas ellas pueden estar presentes en un texto narrativo, pero especialmente: la prosopopeya, el dialogismo, la metáfora, la hipérbole.

En cuanto a los conectores oracionales, la sucesión temporal de las acciones se refleja en la utilización de los conectores cuando, desde que, antes que; la conexión causal, en los conectores porque, puesto que. También se pueden utilizar otros procedimientos sintácticos como al + infinitivo o por + infinitivo.

Fuente: libro Comunicación escrita por Fernando Martínez Vallvey.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario