Mujeres Guerreras 2: La guerra por el planeta de Elisabeth Thor Cap 4

Capitulo 4

swords-310518_960_720-2

Se sentía la tensión como crecía entre ellas mientras se miraban fijamente, cualquier movimiento seria el adecuado para que comenzara el combate y el dolor comenzara a llover. Las guerreras que estaban viendo el combate estaban expectantes para ver el espectáculo, hasta que comenzaron a gritar pidiendo sangre. Kreller se lanzó contra Helen dándole un fuerte puñetazo en el estómago y esta le cogió con fuerza el brazo retorciéndoselo mientras le pegaba un rodillazo en la cara. Kreller consiguió separarse de su contrincante y agarro con fuerza los brazos de Helen impidiendo que se pudiera mover, ella se llevó algunas patadas en el pecho. Parecía perdido el combate para la humana hasta que escucho una voz que le dio algo de fuerza para seguir luchando, Idran le gritaba sin cesar para que no se dejara vencer. Un cabezazo en el rostro de Kreller hizo que perdiera su oportunidad de ganar dejando libre a Helen. Tranner entro en la cantina y vio el espectáculo, podía ver como Helen estaba ganado y eso no lo podía permitir para no comenzar más tensiones entre las Davian ya vivían hace mucho tiempo en tensión:

-Parar de una maldita vez-Dijo Tranner subiendo al ring-Tenemos que guardar nuestras fuerzas contra el enemigo me escucháis…..

Tranner cogió del brazo a Helen y se la llevo de allí, al salir de la cantina le miro a los ojos pudiendo ver que estaba borracha:

-Normal ese maldito licor Davian sería capaz de sacar la peor bestia de cualquiera.

Se la llevo a la casa de la jefa de la tribu su hogar, cogió con fuerza a Helen y le metió la cabeza en un cubo de agua helada. Al sacar la cabeza la chica consiguió estar más calmada y vio la gran casa de Tranner como siempre llena de trofeos y pieles de animales, allí en su trono la miraba pensativa.

-Estabas bien borracha, alguna cosa que querías olvidar mi querida Helen-Dijo Tranner

Helen se llevó su mano a la nuca y respiro con calma, miro sus manos tragando saliva:

-Estoy preocupada por Lennia tiene que hacer ese camino para poder tener una hija, no lo entiendo? Tu mujer su madre tuvo que andar lo mismo que ella……..como es el camino?

Tranner se levantó de su trono y se acercó a Helen, le sacaba una cabeza de altura y le miro a los ojos, en sus hombros poso sus manos:

-Una creadora jamás habla de su camino, cuando vino Saknia después de su camino vino muy cambiada y con cicatrices que era sus recuerdos para criar a un nuevo ser, nosotras las guerreras o cazadoras no hablamos a nuestras creadoras de las muertes y ellas no hablan de su camino….

Helen agacho la cabeza decepcionada esperan escuchar una historia que le revelara algo de este mundo de locas, sintió como Tranner le acariciaba su rostro como si fuera su propia hija:

-Solo puedo decirte cómo será la ceremonia donde le darás tu sangre, desnudas una delante de la otra delante de una fogata y todas nosotras observándoos. Tú te cortaras la mano y ella cogerá la sangre en una hoja y se la llevara consigo.

Idran fue empujada encima de la cama totalmente desnuda, la había arrancado su ropa con gran furia y agresividad. Kreller estaba llena de ira y se aprovechó de una indefensa Idran para desahogarse aquella noche, la chica se había defendido pero había perdido y seria un juguete sexual para su ex líder. Tirada en la cama llorando veía como Kreller se acercaba a ella, se posaba encima suya en la cama y le tiraba fuertemente del cuello mientras le lamia el cuello. Le enseño sus manos con una perversa sonrisa:

-Te enseñare a estar con una Saquian y sobre todo estar con esa Helen, como quieres aprender de ella………eres una vergüenza.

Su mano fue a la entre pierna de Idran penetrando su tierno sexo y haciendo que comenzara a llorar con el dolor.

Lennia no podía dormir y decidió bañarse en el lago lejos de su pueblo, allí estaba bastante tranquila con sus pensamientos, se sumergía cogiendo mucho aire y tocaba el fondo con sus dedos. Salía a coger aire y se quedaba en silencio para pensar como seria su largo viaje, como cualquier creadora su madre le explicaría su camino pero estaba totalmente sola en aquel momento. Vio una sombra observándola y poco a poco vio que era Helen, era la única que sabía su escondite para pensar el lago donde lo hicieron por primera vez. Ella salió del agua totalmente desnuda y abrazo a su amor. Helen acaricio su pelo lentamente y le enseño algo que guardaba en su mano, Lennia se quedó fascinada al ver ese colgante con una perla negra.

-Qué bonito es Helen.

-Esto es humano y te valdrá para tu camino Lennia, es un traje que te protegerá……

Helen se lo quedo mirando, era demasiado pequeño para tapar su cuerpo. Helen le rodeo el cuello y se lo puso, dio media vuelta a la perla negra y esta comenzó a brillar. Lentamente como si fuera látex se comenzó a derretir por su cuerpo bañándole lentamente. Al final desde su cuello, pasando por todo su cuerpo y llegando a sus piernas fue cubierto por ese traje. Lennia se miró su cuerpo vestido totalmente con esa goma negra tan ligera como si fuera su segunda piel.

Helen sonrió y le acaricio el cuello sacando una capucha que se le pego en la cabeza dejando al descubierto su rostro:

-Creaciones humanas yo se lo quite a una humana, este traje te protege del frio más extremo y del fuego-Cogió la mano de Lennia y presiono un botón de la palma de su mano-Aparte puedes respirar bajo el agua…….

Unas branquias se abrieron en el cuello de Lennia ella comenzó a tocarlas bastante sorprendida, abrazo a Helen con todas sus fuerzas y escucho como esta le hablaba al oído:

-Solo quiero que vuelvas a mi lado cariño…….

El sol llego llenando todos los paisajes vírgenes del planeta, el verde mundo estaba tan codiciado por los humanos para sacarle la última gota de sangre. Tania levanto su mano y dejo con la boca abierta a las salvajes cuando vieron esa pulsera llena de bonitos colores, la soldado era la encargada de negociar con algunas tribus para que le ayudaran en sus planes. La joven de veinti pocos años de piel tan blanca como la leche, de largo pelo moreno y de delgada figura sabia como convencer a cualquiera. Saco un mechero y lo encendió dejando al grupo de salvajes fascinadas. Un jeep llego a la zona conducida por un hombre, con su máscara para respirar en aquel mortal paraje, a su lado estaba Margot y Satnia  que venían de la base humana. Tania enseño un poco de seda a las mujeres que se volvieron locas por su tacto:

-Ayudarnos y tendréis lo que queráis, ayudar a los humanos……….

Las dos mujeres bajaron de Jeep, Margot al ver el trabajo de Tania comenzó a aplaudir llamando la atención de esta. Tania se acercó a ellas con una sonrisa en los labios, Margot se cruzó de brazos esperando el informe:

-Hola casi lo tengo conseguido ha sido algo tensa la negociación pero media tribu lo haría, pero hay un pequeño problema con la líder y sus hija no quiere saber nada de nuestra raza….

Satnia suspiro al escuchar aquello y vio a Margot frotándose la barbilla cuando pensaba, esta tiro de la mano de su amiga:

-Satnia vamos hablar con la líder de la tribu, juro que si no nos ayudan arrasare su jodido poblado….

Las dos mujeres comenzaron andar hasta las puertas del poblado, allí fueron recibidas por algunas guerreras que le apuntaban con sus lanzas y sus flechas. Satnia las miro y levanto las manos, bajo sus ojos se quitó de encima las armas y la ropa quedándose en ropa interior. Miro  Margot:

-Haz lo mismo si quieres que nos dejen entrar…….quieren ver que no somos un peligro.

Miro a las mujeres que le observaba y dijo a lo que venían hacer:

-Queremos ver a vuestra líder…..

Las puertas se abrieron dejando entrar a Satnia y a Margot, se sentían observadas por cientos de ojos. Hasta que llegaron a la gran hoguera donde está la líder de la tribu Zuker, que sonrió al verlas. Zuker era una mujer de casi dos metros, con un cuerpo musculado y el pelo rubio muy corto. Se acercó a las extrañas y comenzó acariciarles el rostro quería saber si eran tan parecidas a ellas. Su hija Petren se acercó a ella con una lanza y las comenzó a mirar con rabia, La chica con el pelo rapado, de físico atlético y con los brazos cubiertos de tatuajes era de menor estatura que su madre. Miraba a las humanas de arriba abajo ya que no confiaba en ellas. Zuker bajo la lanza de su hija y sonrió:

-Por favor hija déjalas que hablen, antes de convertirlas en nuestras esclavas……..me gustaría ver como mueren trabajando.

Margot apretó fuertemente su mano intentando aguantar la ira que se estaba despertando en ella, Satnia la miro a los ojos y asintió para que la dejara hablar. Miro a Zuker y a su hija:

-Somos humanas y venimos a pedir vuestra ayuda, podemos daros todas las cosas brillantes si nos ayudáis a acabar con las Saquian y Davian……..

Zuker sonrió ya que era lo que más deseaba en este mundo acabar con ellas  sobre todo con las Saquian y con su líder:

-Os podéis a horrar esas cosas humanas, os ayudaremos tengo algo pendiente desde hace años con mi hermana Tranner…………

Margot comenzó a sonreír:

-Esperaba eso de vosotras malditas salvajes o hubiera arrasado con vuestro maldito poblado y vosotras hubierais sido mis esclavas……

Petren enfadada cogió su lanza y le señalo con la intención de acabar con ella:

-Humana asquerosa nadie habla así a mi madre……..

El jeep entro dentro del poblado echando a bajo la débil valla de madera, Tania estaba preparada en uno de los cañones esperando la señal para comenzar a disparar. Vio como Margot le hacia una señal y disparo un láser que destruyó uno de las casas. Petren asustada dejo caer su lanza:

-Tendréis nuestras armas y vosotros nos daréis vuestra ayuda………..negaros o jodernos y juro que dejare un puto agujero donde estaba vuestro poblado……..-Dijo Margot.

Esto puede interesarte también

1 comentario

Deja un comentario