Mujeres Guerreras cap2 de Elisabeth Thor

Capitulo 2

sfrnj

Se llevo las manos a la cara no podría entender lo que había pasado, no podría ser a hora una mujer, hace unos minutos pensaba que tendría una horrible muerto pero esto le superaba. Miraba sus frágiles manos e intentaba darle sentido a todo aquello, su cuerpo estaba mojado y lentamente se fue helando. Metió la mano en sus pantalones buscando algo para hacer fuego, un pequeño laser que siempre llevaba consigo podría ayudarle. Lo cogió y pedía con todas sus fuerzas que el agua no lo hubiera dañado. Vio delante suya un tronco apretó fuertemente los dientes y pudo usar el laser, dio en la diana y el tronco se encendió gracias al laser. El cielo casi infinito de aquel planeta se lleno de cientas de estrellas y de planetas, él se había desnudado delante de aquella hoguera esperando por fin secarse y que su ropa se secara. Acariciaba su rostro lentamente, aquel rostro que había besado tantas veces. Miraba sus pequeñas manos que tantas veces se habían estrechado con las suyas, acaricio esos pechos que se volvieron en una obsesión y una sonrisa se cruzo en su rostro.

Recordaba hace unos meses como en la última misión lo perdió todo, tenia memorizada como su comando partió hacia aquella luna de Saturno. Como fueron a salvar una colonia de unos terroristas, desde el primer momento Helen presentía algo negativo en todo aquello. Presentía que seria nuestra última batalla. En su lecho de amor ella solo sabia relatar un suelo premonitorio de su muerte, pero John solo supo reír sin cesar. Pasara lo que pasara el salvaría a Helen. Delante de la hoguera hundió su cabeza entre sus brazos intentando acallar el dolor, apretaba con fuerza los dientes cuando volvía ese recuerdo una y otra vez. Los terroristas les esperaba en una cruenta emboscada y todo salto por los aires, aun recordaba como tenia el cuerpo de su amada lleno de sangre y como ella le pedio el ultimo beso antes de morir.

Se levanto lleno de rabia, su cuerpo femenino se iluminaba por el fuego dela hoguera. Se miraba una y otra vez su nueva forma. No entendía como tendría que arrastrar con el cuerpo de una persona que una vez amo.

John estaba maniatado y de rodillas en la habitación. Miraba a su alrededor y solo podía ver los cuerpos de sus compañeros sin vida, habían sido eliminado cruelmente. Sintió como el rifle de asalto se poso en su frente y solo pidió que la muerte le llegara pronto. Levanto su mirada y solo podía ver los ojos pichados en  sangre de Marcus. Un fuerte ruido se hizo con el lugar eso hizo que se despertara, ya era de día en aquel lugar. Ese recuerdo solo había sido un maldito sueño, volvió a mirarse de arriba a bajo pero su nuevo cuerpo no era un sueño. Al vestirse miro a su alrededor, era infinitamente verde todo aquello. Solo esperaba que habiendo una atmosfera respirable encontrara a seres inteligentes o por lo menos que su muerte no fuera dolorosa. Comenzó a adentrarse por aquel lugar, fue penetrando en aquellas espesas selvas. Era algo tan desconocido para el ya que jamás había visto su tierra natal con vida, solo cubierta por hormigón. El sol pegaba con fuerza al atravesar aquel lugar, en la lejanía podía escuchar extraños ruidos de animales. Se sentía demasiado indefenso por no tener ninguna arma y mas débil por ser a hora una mujer. Al pisar una rama sintió como cientos de ojos se clavaban en el, como algo se relamía al verlo andar. Se paro en seco dispuesto a salir corriendo con todas sus fuerzas, vio como ese gran monstruo se acercaba a él. Sentía como esa cosa peluda de cientos de ojos y cientas de garras le olía sin cesar. Sentía como una asquerosa lengua fue acariciando su delicada piel, sin pensarlo dos veces cogió su laser del bolsillo. Trago saliva y quemo aquel ser en todo el rostro, cuando comenzó a gritar sin cesar pudo al fin salir corriendo.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario