Mujeres Guerreras cap 16 de Elisabeth Thor

Capitulo 16

sfrnj

Helen no pudo mover ni un musculo estaba aprisionado por John,  estaba desnuda ante el. Esta indefensa ante cualquier cosa que el pudiera hacerle. Este se bajo los pantalones y comenzó a violar a la pobre mujer. No podía creer esa situación, aquello era imposible. Su propia parte masculina la estaba violando. John le estaba destrozando ya que aparte de ser mujer era virgen, el la golpeaba esperando al verle llorar.

-Disfruta de lo que deseas volver a tener-Dijo John-Eres inferior eres una jodida mujer.

Helen cerró fuertemente los dientes mientras sentía correr por sus muslos la sangre, no podría hacer nada para impedirlo. Vio al final de la habitación a Lennia que le miraba, eso le dio fuerzas para defenderse y comenzar a luchar. Una fuerte patada y consiguió que John la dejara en paz. La chica se levanto llena de furia, odiaba a su parte masculina y ya era hora de amputar aquel recuerdo de su alma.

-Al principio deseaba volver a ser tú, pero aprendí a vivir y luchar como una mujer. Seré más fuerte sin ti en mi vida………..sin mi lado masculino.

Helen dio una fuerte patada a John dejándolo tirado en el suelo, este se lanzo con furia hacia ella. La cogió del cuello y la levanto. Ella sintió como se quedaba sin aire, pero agarro fuertemente su cuello con sus poderosas piernas. En un momento desesperado le destrozo el cuello. Dejándolo caer ante sus pies.

Helen totalmente desnuda fue andando por la nave, estaba sin aire. Abrió una de las compuertas y una fuerte luz le cegó por completo. Al volverse a mirar vio que a hora llevaba un traje largo azul celeste. En sus manos había un anillo y una pulsera. Miro a su alrededor y aquello no parecía la nave de los marines. Era un enorme prado lleno de margaritas y con un cielo que parecía que estaba apunto de aplastarte. Vio a cinco metro de ella a una joven de pelo moreno, vestía como ella y no podía verle el rostro. Cuando se fue acercando a ella escucho unos gimoteos. Se puso de rodillas ante ella y le acaricio el pelo, tan suave como la seda.

-Porque lloras?

La chica se giro mirando a Helen y esta vio sorprendida que era Sara. Pero era tan pura y débil que era imposible que fuera ese maldito asesino.

-Nuestro hermano Dexter me quiere hacer daño Helen.-Dijo Sara.

Un afilado cuchillo apareció en el cuello de la chica, Helen vio sorprendida que detrás de Sara apareció Dexter con una terrorífica sonrisa.

-Vete de una maldita vez querida hermanita-Dijo Dexter.

Helen quiso ayudar a Sara pero al intentarlo cayó por un enorme pozo. Que parecía no tener fin.

Abrió los ojos y vio una gran pantalla de cine ante ella. Aparecieron unos labios.

-Bienvenido a los últimos minutos de tu vida John. Este recuerdo esta generado por un pequeño circuito en tu mente, queríamos revelarte tu origen antes de morir. John eres un experimento del ejército, junto a tus dos hermanos Sara y Dexter. Solo tú y Dexter estas preparados para ser marines. Vuestros cuerpos están preparados para sobrevivir en cualquier entorno, vuestro cuerpo inteligente transformara vuestro cuerpo para infiltraros en cualquier planeta con vida. Fuisteis separados hace muchos años, así lo quiso vuestro creador.

Helen comenzó a gritar no quiso pensar en aquello, no quería recordar sus años de infancia en la casa de huérfanos. No quería entender como su propio hermano le quiso matar, no quiso pensar en lo que había visto. Lentamente se comenzó a hundir en unas aguas tranquilas, comenzó a asfixiarse lentamente. Pero en esos malos momentos pareció Draxen para salvarla, la joven se sumergió en el agua para poder sacarla. Beso a Helen en los labios para darle algo de oxigeno y poder salir de allí.

Krissner se quedo en silencio y levanto su mirada, Draxen al ver que las plegarias de la bruja se silenciaron abrió los ojos. Vio a Helen en pie. Estaba desnuda y bañada en aceite. Por unos momentos parecía que era otra persona. Desprendía una extraña fuerza, se acarició los tatuajes de su ombligo, pecho y muñecas. Letras extrañas sin sentido para ella.

-Helen estas bien-Dijo Draxen.

-Tráeme algo de ropa hay que salvar a Lennia.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario