Mujeres Guerreras cap18 de Elisabeth Thor

Capitulo 18

sfrnj

El tiempo se acortaba, las ganas de luchar comenzaba a crecer en el interior de Helen. No quería que Lennia sufriera, por fin después de tanto tiempo había encontrado a alguien a quien amar. Mientras cabalgaban su mirada fue por unos instantes a una decidida Tranner, ella no quería perder a nadie más de su familia y ella era lo que le quedaba en este mundo. A medio camino de llegar al pueblo de las Saquian, miro a Tranner.

-Es hora de cazar un Krissllur.

Tranner se quedo mirando sorprendida a su amiga, asta que al final asintió con la cabeza. Sabía lo que quería hacer. Lo mejor era un ataque sorpresa y eso seria toda una sorpresa para las Saquian.

-Buena idea-Dijo Tranner.

Una guardia Saquian escucho un extraño ruido, un extraño rugido que le parecía familiar. Ese ruido parecía que rápidamente se acercaba y cada vez se escuchaba más fuerte. Más fuerte y más lleno de ira. La guardia abrió las puertas del pueblo y aterrorizada vio como el Krissllur corría con violencia hacia la entrada del pueblo. La guardia intento cerrar la puerta como pudo he intento avisar a sus compañeras gritando:

-Cuidado se acerca un……..

De fuerte manotazo la bestia abrió la puerta, comenzó a rugir con todas sus fuerzas. Sara se quedo mirando aquella enorme bestia, jamás había visto un ser parecido ni siquiera en sus peores pesadillas. Kreller cogió su arma y corrió hacia ella:

-Es extraño estas bestias jamás salen de los bosque.

Kreller hizo una señal y todas las guerreras comenzaron a disparar con sus arcos para matar aquel animal tan peligroso. En ese momento estaban tan sumidas en acabar con el Krissllur que olvidaron las defensas. Helen, Tranner llegaron con otras guerreras al poblado con sus armas. Sara cogió su arma para enfrentarse al ataque, Helen salto de su montura y la tiro al suelo. Sara la empujo con fuerza de una patada, el acero de sus espadas comenzó a estallar en chispas.

-Vengo a acabar contigo, por destrozarme la vida, vengo a buscar a mi único amor-Dijo Helen.

-Sera teñida de sangre cariño.

Kreller veía como era atacada por esas odiosas Davian, fue acabando con las que tenia el valor de enfrentarse a ella con el acero de su espada. Iba acabar con la vida de una invasora cuando su espada fue parada por una lanza, al levantar su mirada vio que era su odiad Tranner:

-Te voy a dar el placer de morir con honor.

Draxen llegaba a tiempo pudo ver como ardía el cielo, como el poblado Saquian era asaltado por Tranner y sus guerreras.  Con miedo entro en el poblado con su arma entre sus manos, una guerrera Saquian le ataco. Ella con miedo para el ataque con su espada. Pero era demasiado fuerte para ella. Y no podía pararla su espada se iba acercando a su rostro. La chica grito con todas sus fuerzas consiguiendo escapar de aquella espada. Trago saliva y cerro los ojos, cuando los abrió había matado a su atacante. Era la primera vez que mataba a alguien, era la primera vez que vengaba a su raza y mataba a una Saquian. Miro a su alrededor e intento buscar a Helen.

El acero cocaba entre si con mucha violencia, Sara sonreía al poder enfrentarse a Helen. Era algo que tenia pendiente hace mucho tiempo.

Helen fue arrinconada en un rincón por Sara que ya disfrutaba de poder arrebatarle la vida, le hizo una herida en el brazo. Ya disfrutaba de ver como corría su sangre:

-Sabes John le dije una vez  Helen que eligiera su vida o la tuya, ella eligió tu estúpida existencia.

Helen furiosa se lanzo contra Sara esta le golpeo un par de veces en la cabeza con su mano. Levanto su rostro ensangrentado mirando con ira a aquella loca y le dio una fuerte patada en el rostro. Haciendo que esta callera al suelo, ya lo tenia donde ella quería después de lanzar baste lejos su arma:

-tengo tantas cosas que contarte hermanita-Dijo Helen.

-Hermana, que coño dices.

-Todo será revelado antes de morir.

Una arquera vigilaba la espalda de Helen, preparo su flecha para acabar con ella. El impacto de las flechas hizo que Helen se girara. Pudiendo ver como Draxen había parado esa mortal flecha con su cuerpo.

Asustada Helen se puso de rodillas y recogió el cuerpo de su herida amiga. La sangre fluía sin cesar seria el final de Draxen.  La sangre marcaba sus encías y se resbalaba por su boca.

-Helen quiero pedirte solo una cosa-Dijo Draxen.

-Dime que quieres?

-Quiero que me beses antes de morir, por favor.

Helen asintió con la cabeza y recogió el pelo del rostro de Draxen. Las dos mujeres se besaron lentamente. Al terminar su vida Draxen pudo disfrutar de algo que siempre había deseado. Sara se levanto y cogió su espada corrió hacia Helen llena de furia. Helen dejo el cuerpo de Draxen lanzo su espada dándole en el corazón a Sara.

Al levantarse vio una extraña sonrisa en el rostro de su rival:

-Gracias por esto-Dijo Sara.

En los ojos de Sara se comenzó a reflejar una filmación, la misma filmación que vio Helen a hora era ella la espectadores. Pudo ver la verdad en su propia mente.

-Que?.

Dijo Sara ante lo que pudo ver a minutos antes de morir.

Kreller cogió fuertemente del pelo a Tranner y le escupió en el rostro, en esos momentos la tenia en su poder. Sonrió tirándole fuertemente del pelo y con un espada en su cuello.

-Sabes siempre me fascinantes, si la vida no nos hubiera echo enemigas. Podría a verte dicho que te quería, pero solo quiero verte morir.

Un fuerte codazo en el rostro de Kreller hizo que la soltara, su rostro se cubrió de sangre al romperse la nariz. Tranner no quería perder mas el tiempo con una niñata resentida.

-Sabes prefiero a las mujeres que se dejan dominar, tu as nacido para mi acero.

Helen corrió hacia las celdas, allí encontró semi desnuda a Lennia. La desato y le dio un fuerte beso. Al salir Lennia abrazo con fuerza a helen, la veía diferente. Parecía que había pasado lago más que esta batalla en sus sentimientos:

-Que ha pasado Helen.

Helen la miro tragando saliva, no sabia como explicarle la muerte de Draxen.

-Draxen ya no volverá.

Lennia comenzó a llorar, Helen dejo a su amada junto a una de sus guerreras:

-Quédate aquí, voy a buscar a tu madre.

Kreller consiguió clavar en la pierna su espada, vio como Tranner caía al suelo dolorida, ella reía al ver como aquella veterana guerrera no podía con las nuevas generaciones.

-Estas dispuesta a morir-Dijo Kreller.

Helen salto encima suya y le golpeo bajo la mirada de Tranner que intentaba taparse la herida de la pierna.  Cuando Kreller perdió su arma Helen la miro sonriendo:

-Porque no peleamos como mujeres, usando nuestros puños.

Kreller se lanzo contra ella, golpeándole el rostro haciendo que callera al suelo, se levanto de un salto y le dio una patada en el rostro a su enemiga.

Kreller cogió una antorcha y quemo la mano de Helen, esta se cogió fuertemente la mano malherida. Esta aprovecho para dar puñetazos en el rostro de Helen. La sangre de su boca se fue resbalando por su rostro. Al caer al suelo sintió como los ataques no cesaban

-Te matare como una maldita Oscura.

Algo en la mente derrotada de Helen resucito, una pequeña explosión provocada por un recuerdo. Tendría que vengar a su amiga de las manos de aquella asesina.

Se levanto y le comenzó a dar puñetazos, como patadas. Por unos momentos Kreller no sabia de donde había nacido la nueva fuerza de su amiga.

Un fuerte puñetazo hizo que callera contra el suelo, Kreller cogio su espada. Tranner al verlo le lanzo una lanza a Helen esta consiguió arrebatarle el arma a Kreller y hacer que callera al suelo. Por unos momentos Helen la miro con ira, con el filo de la lanza en su cuello. Estaba apunto de matarla. Asta que escucho un grito:

-Déjala yo le daré un castigo-Dijo Tranner.

Lanzo su arma lejos de ella y observo como  las Davian habían conseguido ganar aquella batalla, entre la sangre, las heridas y habían muchas que preferían rendirse antes de probar la muerte. Eso era la historia de esa batalla. Lennia corrió hacia Helen y la beso lentamente. a ellas se acercó Tranner que cojeaba por la herida de su pierna.

Un fuerte sonido se escucho en el cielo, haciendo que todas aquellas mujeres levantaran sus cabezas para saber lo que sucedía. Unas grandes naves espaciales aparecieron, naves llegadas de la tierra. Helen destrozada por lo que veía callo de rodillas:

-No puede ser volveré a casa…..

Esto puede interesarte también

Deja un comentario