Nuestra Burbuja de Linda Patiño

Quería esconderme bajo la firme esperanza de que el tiempo acallara nuestro alineamiento. Quisiera que quisiera fuera un quiero y que la imagen de ti no se evapore de mis ojos, ni esta noche ni las que vendrán.

Discutes contigo mismo… Siento que voy directamente bajo tu anhelo; a caerme en un abismo de lo que no fue, de lo que no es, y al parecer, aún no será.

Los pedazos de esta tierra no se ven. El mar nos confunde, llevándonos con la corriente y alejándonos… Y ¿qué sucede si nadamos juntos; si construimos una burbuja de amor que nos saque de este mar de intrigas?

Agua y sed… no. Es diferente… ¿Es pecado querer estar con quien se quiere? La máxima tortura de la culpabilidad se diluye tan sólo con aspirar un poco más allá; tan sólo, con husmear en nuestros sentimientos.

La línea divisoria entre lo debido y lo querido se ha tornado en una cuerda loca que sujeta nuestros brazos al rodearnos.

¡Qué es esta sensación! ¿Cómo tu pócima hace tanto efecto? cada dosis que nos nace compartir hace que la inyección de cariño penetre, atolondrando, el cerebro, mientras que reímos con ese peculiar sentido sarcástico de tragedia cómica que tanto caracteriza nuestras interacciones acerca de la “dignidad” que nos aleja, aquella que sólo nos acerca cada vez más… pues, estoy ahí y tu aquí, a pesar de que Nadie tuviera consciencia y sin que nadie lo sepa.

¿Por qué aquí, porqué hoy? …. Sino te hubiera visto, todo hilo que me mantenía pendiente de este hermoso acto se habría roto… pero entonces, ¿qué será ahora, quién predice que sucede ahora, sino somos tú  y yo? Ahora, quiero retener la sensación de hormigueo en mi ombligo; saborear el sentido que te permite saborear; que con el tiempo, nos den sensaciones cada vez más incontrolables… Quiero dejarte libre. Libre de sentir lo que quieras sentir por mí; de tomar una vez más mi rostro; de enamorarte de mí… Libre de enamorarme de ti.

Los pedazos de esta tierra no se ven. El mar nos confunde, llevándonos con la corriente y alejándonos… y ¿qué sucede si nadamos juntos? ¿Si construimos una burbuja de amor que nos saque de este mar de intrigas?

Esto puede interesarte también

Deja un comentario