Nunca Pretendí

No podía prometer

la luna,

solo contemplarla

iluminar tu rostro.

No podía bajarte

las estrellas,

solo ver en tus ojos

el reflejo de cada una

de ellas.

Nunca pretendí atraparte,

siempre fuiste un pequeño

animal salvaje,

nunca pretendí amarte,

siempre fuiste

mi delirio andante.

No quise bajarte el sol,

suficiente luz tenía tu mirada,

no quise hacerte mi cielo,

suficientes nubes

tenía tu mente.

Jamás pretendí llevarte al infierno,

pero a veces la sangre

llama mas que el destino,

nunca busqué el daño

pero no lo comprendí de antemano

y acabe con los ojos empañados.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario