44 Consejos para un joven escritor

1- Copiar en fichas todos los finales que si nos ocurran para un relato así como sus inicios, probar todas las combinaciones posibles y elegir la más eficaz. 2- Contemplar la vida, los hechos, los sentimientos, las cosas, las palabras… con actitud de sombro, de extrañeza, y escribir a partir de las nuevas percepciones que así tengamos de todo ello. 3- Inventar nuevas formas de enfocar nuestros actos cotidianos y escribir sobre ellos. 4- Mirar los objetos de nuestra casa como si pertenecieran a otro mundo y escribir sobre la nueva forma de percibirlos. 5- Inventar un mundo en el que las personas hablen con las cosas y las cosas hablen entre sí. 6- De entre todas las ideas que se agolpan en nuestra mente, apuntar una; la más simple, la más atractiva o la primera que podamos atrapar, sin preocuparnos por perder las restantes en el camino. 7- Es bueno relajarse unos minutos antes de comenzar a escribir, concentrarse en la respiración, para dejar fluir los pensamientos; coger al vuelo palabras que pasen por la mente y llevarlas a la página. 8- Se puede trabajar con listas existentes, tales como las del listín telefónico, la carta de un restaurante […]

Seguir leyendo

Sugerencias para un escritor de Mario Vargas Llosa

1-Sólo quien entra en literatura como se entra en religión, dispuesto a dedicar a esa vocación su tiempo, su energía, su esfuerzo, está en condiciones de llegar a ser verdaderamente un escritor y escribir una obra que lo trascienda.  2-No hay novelistas precoces. Todos los grandes, los admirables novelistas, fueron, al principio, escribidores aprendices cuyo talento se fue gestando a base de constancia y convicción.    3-La literatura es lo mejor que se ha inventado para defenderse contra el infortunio.  4-En toda ficción, aun en la de la imaginación más libérrima, es posible rastrear un punto de partida, una semilla íntima, visceralmente ligado a una suma de vivencias de quien la fraguó. Me atrevo a sostener que no hay excepciones a esta regla y que, por lo tanto, la invención químicamente pura no existe en el dominio literario.  5-La ficción es, por definición, una impostura -una realidad que no es y sin embargo finge serlo- y toda novela es una mentira que se hace pasar por verdad, una creación cuyo poder de persuasión depende exclusivamente del empleo eficaz de unas técnicas de ilusionismo y prestidigitación semejantes a las de los magos de los circos o teatros.   6-En esto consiste la […]

Seguir leyendo

Contacto

Correo:  youarewriter.wordpress@hotmail.com Facebook: https://www.facebook.com/Youarewriter/ Twitter: https://twitter.com/YouAreWriterES Linkedin: https://www.linkedin.com/in/youarewriter Canal de Telegram: https://t.me/youarewriter    

Seguir leyendo

Ojos que no ven de Elena Siles

En  la calle San Juan se había producido un peligroso incendio. Los bomberos habían podido rescatar a todas las personas, supuestamente, del edificio en llamas. Se derrumbó parte del edificio dejándolo totalmente inaccesible desde fuera y dejando la puerta bloqueada a excepción de un hueco muy pequeño.  Entonces se escuchó un grito era mi hermana -¡Mi hermana pequeña aún está  en el edificio!-grité y me llevé las manos hacia la cabeza. Corrí hasta un bombero y le miré seria con mis ojos azules-¡Hagan algo!- grité desesperada al ver la vida de mi hermana en peligro- ¡Mi hermana está atrapada ahí adentro! ¡Tienen que salvarla! -Tranquilícese joven- me respondió el bombero- Yo también quiero salvarla, pero ninguno de mis hombres puede introducirse por ese hueco. Además cuando rompamos el cristal el fuego saldrá y les quemará. -¡Yo lo haré!- dije decidida, el bombero intentó detenerme, pero de nada le sirvió; yo estaba decidida a intentar salvar a mi hermana. Cogí carrerilla y salté hacia el cristal, rompiéndolo con mi cuerpo y entrando en el edificio; pero tal y como había dicho el bombero, el fuego saltó a mi cara y me quemó los ojos. Sentía todo un dolor impresionante, pero a […]

Seguir leyendo

Manos crueles de Elena Siles

No pidas compasión porque no la tendrás. Sé que no vas a cambiar, sé que me has hecho sufrir como a nadie, que te arrastrarás a mis pies pidiendo perdón, que me desprecias, que eres machista, que no tienes gracia y que tu chulería supera a tus músculos. Sé que tu inteligencia no llega a la de un neandertal y que vives en un siglo pasado con todas sus creencias. Sé que odias a las mujeres, que las ves inferiores y sé que jamás signifiqué nada para ti. ¿Acaso me importa todo eso? Ahora ya no volverás a estar a mi lado nunca más y ya no podrás hacerme daño. Acabaré con todo esto con un solo paso; con un solo movimiento de dedos. No te mereces ni una palabra, ni una mirada, ni una sonrisa, ni una acaricia, ningún beso de los que te di. Yo te lo entregué todo de mí. Te  di mi tiempo, mi cariño, mi comprensión, mis recuerdos, mi corazón. Te di mi alma bajo el signo de un anillo y te di una hija. Una hija cuya vida quisiste controlar, arruinar y al final acabaste con tus propias manos. Ahora yo violeta por tus puños, […]

Seguir leyendo

La Revolución de Elena Siles

En una noche oscura, un misterioso hombre recorría las calles más invisibles y sombrías de París. Acababa de terminar la revolución, era 1789,  un año que nadie olvidaría. El aire todavía olía a pólvora, sangre y muerte. ¿De verdad había acabado todo? Todas esas vidas perdidas… ¿En serio compensarían a un mejor futuro?  El hombre se tambaleaba cansado y angustiado por la batalla. Las risas de los niños no se oían en la calle. Sostenía sobre una mano una botella de ron, ya vacía, y en la otra, una daga. Sus ojos estaban inyectados en sangre; en su mente pasaban imágenes de muertos y en sus oídos aún resonaban sus gritos. ¡Por la República! Había gritado y defendido todo ello por su pueblo. El que fue un soldado noble… Sí había traicionado al rey. Estando a su lado sólo había dado la espalda a su familia, a sus amigos. Había traicionado al pueblo, a sus seres queridos y a él mismo al servicio del tirano. ¿Y ahora traicionar al tirano? Honor. Había entrado en el ejército por el honor. Quería ser un noble, rico y respetado por todos. No volverían a reírse de sus ropas remendadas y su poco dinero […]

Seguir leyendo

Como escribir poesía

1) Primero, necesitas tener algo en mente, una idea, una sensación, una emoción. Por lo general, comienzas a escribir algo y normalmente acaba sonando diferente en comparación con lo que habías pensado, pero es normal. Sin embargo, necesitas una base para comenzar, y esa base puede ser lo que te decía al principio de este punto. 2) Busca un lugar donde te sientas cómodo. Algunas personas necesitan estar en completa calma para escribir; otras necesitan música o irse a un parque. Esta decisión es personal: experimentar, si lo deseas, diferentes lugares en el momento de escribir puede descubrirte lugares que no conocías o que mejoran el que sueles coger. 3) ¡Comienza a escribir! Trata de expresar tus ideas usando imágenes, metáforas u otras herramientas poéticas. Una muy común es la rima. ¡Cuidado! No creas que escribiendo versos que rimen es poesía. La rima es una herramienta pero no siempre es necesaria; hay muchos tipos de poesía. Algo muy útil es leer, tener un buen vocabulario. Con el tiempo y práctica, comenzarás a escribir y la rima se hará automática. Recomiendo no abusar de las rimas obvias. Por ejemplo:  siento por ti un gran amor/porque lo dice mi corazón. ¿Demasiado sencillo y […]

Seguir leyendo

Como escribir un cuento

1. Lee todos los cuentos que puedas. Nada puede enseñar cómo escribir cuentos mejor que leer cuentos. Escoge autores que te agraden así como autores clásicos. Pon mucha atención en la forma en la que los autores desarrollan sus personajes. Estudia los diálogos y la estructura de los argumentos. 2.Busca y reúne ideas para tu cuento. La inspiración puede llegar en cualquier momento, así que lleva siempre una libreta de notas o algo similar, de modo que puedas escribir tus ideas a medida que aparezcan. La mayor pare del tiempo solamente te surgirán retazos de historias o frases sueltas. 3.Escoge una idea y desarrolla sus detalles. En el mejor de los casos, una historia debe tener una introducción (la parte de la historia que lleva al centro de la historia), el centro de la historia (un momento decisivo dentro de la historia en el que existe un conflicto entre varios personajes o uno solo) y el desenlace (un final satisfactorio en el que el conflicto de la parte central es resuelto). Muévete de atrás hacia delante desde tu idea principal (ésta puede o no ser el principio de tu historia) y pregunta: “¿Qué ocurre luego?”, o “¿Qué ha pasado antes […]

Seguir leyendo

Como escribir un relato corto

Consideramos que pueden resultar útiles unas pautas básicas sobre la composición de narraciones breves (cuentos, microrrelatos, relatos cortos…). Para ello, vamos a seguir los consejos y ejemplos de destacados narradores.     Dice Marina Mayoral que ” la novela es como un veneno lento y el cuento, como un navajazo”; he aquí la primera característica de un relato corto: debe dar una visión concisa, profunda, e intensa de la realidad. Horacio Quiroga, autor de excelentes cuentos, aconseja: “No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adonde vas. En un cuento bien logrado las tres primeras palabras tienen casi la misma importancia que las tres últimas”. En el relato, todos los elementos deben estar interrelacionados de principio a fin para que consigan su objetivo: atraer la atención del lector.     En este tipo de relato, es importante planificar y seleccionar todos los elementos narrativos (historia, personajes, situaciones, tiempo…) para obtener el máximo rendimiento narrativo, renunciando a todo lo accesorio. Así, para describir el aspecto, el comportamiento o la actuación de los personajes es conveniente seleccionar rasgos significativos, que sugieran, que transmitan al lector incluso lo que no se dice. Recurramos a un ejemplo de Manuel Rivas: “María da Visitaçao había llegado hacía poco […]

Seguir leyendo

El Sastre de Elena Siles

El Sastre Era un día de otoño cuando iba en mi moto a unos90 Km. / h por una carretera segundaria del oeste de Estados Unidos en Texas. Estaba conduciendo a casa de mi hermana, Dafne, cuando vi una sombra que huía hacia el bosque. Me llamó la atención así que paré la moto y la saqué de la carretera. La dejé al lado de un árbol cercano a la carretera y dirigí mi mirada hacia el suelo. Entonces vi restos de sangre que iban a parar a la cuneta de la carretera y en ella había una bolsa de basura. Olía putrefactamente y yo me acerqué a abrir la bolsa, entonces vi algo horrible. Vomité en el árbol y me horroricé al ver la cabeza sin ojos de un ser humano. No sabía si era hombre o mujer puesto que estaba completamente descompuesta y algo calcinada. Deprisa llamé a la policía, pero no había cobertura y entonces miré a mis espaldas.Una sombra me golpeó con algo y quedé inconsciente. Estaba almorzando cuando oí gritos. Mi presa, un hombre de unos 40 años aproximadamente seguía desangrándose. Lo que más me gustaba de la carne humana eran las tripas. He de […]

Seguir leyendo