Sexopia Cap 19 por Elisabeth Thor

Capitulo 19
images

Érica  salió de las duchas y miro a su alrededor, ya no estaba allí Helen. Al abrir su taquilla vio que había una foto colgada, en donde aparecían Nick, Robert, Helen y Rachel. Ella sonrió y pensativa pensó como había llegado esa foto a su taquilla. También en como en poco tiempo Rachel ya formaba parte de su grupo de amigos, negó con la cabeza unos instantes. No tenía que pensar en lo que echaba de menos a esa gente, que siempre estaba allí para ayudarle en cualquier ocasión. A hora era una animadora, una de las mejores amigas de Julia. Se quedó pensativa por unos instantes, pude ser que lo hacía por estar más cerca de Julia. Se estaría enamorando de esa pija?

Helen cuando se deprimía se escondía siempre en su cuarto, buscaba compresión en aquella película. Buscaba la ternura que el mundo había perdido y volvía a ver el Mago de Oz. Sus canciones y su mundo de fantasía hacia que olvidara las miserias diarias y sobre todo cuando estaba tan abatida. Sonó el timbre de la puerta, Helen no quería dejar su cojín no quería despertarse y volver a su odiosa realidad. Pero seguía sonando el timbre sin cesar. Entre suspiros la joven abrió la puerta, allí estaba Lilith.

-Hola cariño me esperabas-Lilith le dio el diario-Aquí tienes lo que estabas buscando.

Helen lo cogió con fuerzas y sonrió dejando caer alguna lágrima de alegría:

-Gracias, Lilith-Dijo Helen.

Esta la miro forzando una sonrisa:

-Me dejaras entrar no es así.

Lilith entro en casa de Helen, comenzó a manosear una de las figuras que tenía encima del televisor y se sentó en el sofá, poniendo sus pies encima de la mesa de centro.

-Te agradecería una cerveza, esa que guarda papa.

Helen cogió la cerveza y volvió junto a Lilith esta le dio un largo trago, le contaría lo que quería hacer su odiada novia:

-Cariño esto es mejor que falsificar un carnet falso-Lilith cogió fuertemente la mano de Helen le miro a los ojos-As conseguido recuperar a Nick, dime que sí.

Helen pensó en las duchas y como Érica pasaba totalmente de ella, estaba tan absorbida por ese agujero negro llamado Julia que era imposible devolverla a la realidad.

-Ella no es la misma por Julia.

Enfadada Lilith le dio otro trago a la cerveza:

-Esa asquerosa pija, quiere gastarle una cruel broma a Érica.

-Cómo?-Pregunto Helen.

-Quiere que sea la reina del baile y cuando recoja la corona le tiraran un cubo de sangre.

Helen se quedó alucinando al escuchar aquello no suponía que la maldad de Julia podría llegar tan lejos. Lilith al ver que Helen le iba a responder le puso el dedo en los labios:

-No digas nada Helen, ya tenemos el diario………Que Érica siga yendo a la fiesta y allí comenzaremos nuestra venganza.

Lilith le explico su plan y como lo arian en la fiesta, como Julia recibiría su merecido. Helen asentía con la cabeza al escuchar las palabras de la delincuente.

Al terminar la cerveza Lilith suspiro mirando a Helen:

– Lo estoy sintiendo, Steve desaparecerá. Puede ser que Nick también lo Haga dentro de un tiempo-Lilith se llevó a la mano a la cara sonriendo-Llevo más tiempo que el en este estado y ser lo que es sufrir, no quiero volver a ser Steve pero no quiero perder a Nick.

Lilith suspiro mirando a Helen le temblaba el labio:

-Yo soy la que le mando la carta de amor, soy una chica mala del instituto pero……….Siempre estuve enamorada de Nick, no quiero que desaparezca.

Helen le miro comprensiva, ella tampoco quería que desapareciera su mejor amigo, una de esas personas por la que sentía una extraña atracción, podría llamarse amor.

Lilith se dirigió a la puerta, sintió como la mano de Helen se posaba en su hombro:

-Steve ira a la fiesta?

Lilith la miro a los ojos:

-Claro que ira, si no va el novio trofeo de Julia ella jama iría……aunque tenga que sufrir me volveré a transformar en chico-Lilith cogió de la mano a Helen-Quieres un baile con Steve??

-Que, yo es que.

-Sé que Steve te gusta, siento tu mirada en el gimnasio.

Érica estuvo esperando en la puerta del instituto, miraba la foto de sus amigos y por su mente pasaba aquel día, como fue la foto. No entendía como a hora quería olvidarlos para siempre, al fin era alguien importante en el instituto y que poco a poco se sentía más cómoda como mujer. A parte de eso podría estar junto a Julia, esa pija egocéntrica era arrebatadora por su belleza hacia que olvidara a Jessica. Escucho un claxon, al girarse vio en un coche a Julia junto a Patricia.

-Quieres subir-Dijo Julia.

Érica subió al coche, un bonito deportivo el típico coche de pija. Julia y patricia la miraron sonriendo:

-Estas preparada, vamos a mirarte un bonito traje para la fiesta. La reina del baile tiene que estar perfecta, No es así Patricia-Dijo Julia.

Patricia acaricio el pelo de Érica y sonrió:

-Te hemos cambiado ese horrible peinado pero a hora toca la principal el traje para la fiesta y Julia sabe las mejores tiendas-Dijo Patricia.

Andando por el centro comercial, Érica iba cargada de bolsas. Mientras que Julia no dejaba de mandar mensajes por el móvil, estaba perfectamente informada vía twitter de todo lo que pasaba.

-Sabes Érica gracias a mi ganaras y serás la nueva reina del baile.

Patricia asintió con la cabeza mientras llevaba las bolsas de Julia. Érica las miro y se quedó pensativa, era increíble que todo el mundo pensara eso de ella, un marginado como chico y una chica admirada gracias a Julia. Justo a su lado pasaban Rachel y Chin-Fu compartiendo unos auriculares y riéndose sin cesar mientras se tomaban un granizado rosa. Julia levanto su mirada viendo a esa despreciable freak y a su amiga. Un fuerte codazo de Julia hizo que Rachel y su amiga se mancharan completamente de granizado. Julia comenzó a reírse al ver como se quedaron:

-A veis visto chicas como se han quedado estas freaks tan asquerosas, por favor enana pelirroja y la china de importación poneros unos cascabeles para que os pueda ver, no existís para mí-Miro a Patricia que también se rio y a Érica-Son tan o sea patéticas.

Érica Se quedó mirando a Rachel, le supo tan mal lo que dijo Julia y como las trato a las dos. Pero no tenía valor para hablar. Sus miradas se entre cruzaron, Rachel miro a Érica con sus ojitos tristes.

-Érica-Dijo Rachel.

Esto puede interesarte también

4 comentarios

Deja un comentario