Sexopia Cap 25 por Elisabeth Thor

Capitulo 25
images

Chin-fu estaba junto a Rachel en su cuarto, estaban hablando de la fiesta y que les hacía ilusión el poder ir. Para Rachel sería la primera vez que iba a una fiesta como aquella, hacía pocos meses que había comenzado el instituto en esa ciudad y aparte de tener buenos amigos le hacía mucha ilusión el poder ir a la fiesta de primavera. Tirada en la cama y con una sonrisa en los labios podía dejarse llevar por su imaginación, Chin-fu la escuchaba mientras trasteaba con su ordenador portátil.

-Chin-fu que ilusión me hace ir a la fiesta de primavera………con vosotros y sobre todo con Robert-Soltó un largo suspiro-Me cogerá de la cintura y bailaremos toda la noche.

Chin-fu se puso bien las gafas sonriendo, era increíble como las occidentales como Rachel se dejaban llevar por esos sentimientos:

-Mis padres no me dejaran ir-Dijo Chin-fu.

-Que dices Chin-fu?-Pregunto Rachel.

Rachel se acercó a ella preocupada, no podía ser que uno de sus amigos no fuera a la fiesta, en un momento como aquel quería estar bien acompañada. Chin-fu miro a su preocupada amiga y comenzó a sonreír.

-Ja ja mi padres piensan que pueden evitar que su hija no valla a la fiesta-Miro a Rachel sacándole la lengua-Me parecéis los occidentales tan fascinantes que no me perdería la fiesta y aparte de eso-Miro algo triste su ordenador-Jamás he tenido unos buenos amigos como vosotros……..

Chin-fu se crujió los nudillos y de sus bolsillos saco una foto suya, un trozo de cristal y una webcam. Bajo la atenta mirada de Rachel comenzó a unir esas tres cosas. Hasta que consiguió crear un holograma con movimiento y comenzó a sonreír:

-Esto será lo que verán mis queridos padres, mientras yo estoy con vosotros en la fiesta. Sé que será genial……….

-Tú crees Chin-fu-Dijo Rachel.

-Fastidiar a esa pija de Julia, será la justa venganza para mis ancestros.

Rachel se quedó por unos instantes mirando el gorro de su amiga, siempre llevaba uno perfecto para cada ocasión y esta vez tenia forma de ballena. Se llevó el dedo a la boca ya que tenía muchas preguntas que hacer:

-Chin-fu no es por nada pero llevaras un gorro a la fiesta…….

Chin-fu la miro con los ojos entrecerrados, esa pregunta era difícil de responder:

-Si Rachel llevare un gorro ya que escondo un gran y aterrador secreto.

-Ostras-Dijo Rachel al llevarse la mano a la boca-Tienes canas, estas calva o tienes un cuerno?.

Chin-fu negó con la cabeza y se cogía con fuerza el gorro, para que su amiga no se lo pudiera quitar y descubrir el secreto que escondía. Miro los ojos comprensivos de Rachel, eso le dio fuerzas para desvelar su oscuro secreto:

-Estas preparada Rachel, cuando veas mi secreto tu mundo cambiara y posiblemente el de toda la humanidad……..

Rachel curiosa asintió con la cabeza, Chin-fu comenzó a quitarse el gorro lentamente, al ver aquello su amiga se llevó las manos a la boca sorprendida. Era la primera vez que lo veía, era impresionante, jamás había visto tanto pelo a lo afro y sobre todo de una asiática.

-Ostras sí parece un casco de moto, cuanto pelo rizado, pero sabes una cosa-Rachel sonrió-Tenemos tiempo para alisar todo ese pelo.

-No que va me gusta a sin……….porque quiero pasar unas horas infernales bajo una plancha de pelo………yo es que.

Rachel cogió del brazo a su amiga y tiro de ella, esta no quería sufrir aquel suplicio y se agarró fuertemente de la cama, pero la fuerza de su amiga pudo con ella y la arrastro al lavabo, sus gritos de agonía se escuchaba desde lejos:

-Nooooooooooooooooooooo-Gritaba Chin-fu.

Llego la hora de la fiesta

Érica respiro profundamente, después de a ver tenido esas extrañas ideas ya tenía miedo de todo. Se cruzó de brazos comenzó a andar por la habitación muy nerviosa, era solo una pieza para la venganza contra Julia. Pero a ella le había tocado lo peor ir a la fiesta con Walter, tenía que comportarse como una manipulable chica en sus manos. Solo esperaba que no se pasara de la raya. Se sentó en una silla inclinando su cuerpo y poniendo su cabeza entre las piernas:

-Seguro que ese pedazo de burro piensa que todas las mujeres se enamoran de el por sus músculos………..ese pedazo de animal me metió la cabeza en el váter siendo Nick……….

Se levantó y se volvió a mirar al enorme espejo, ese traje era realmente bonito, como hubiera deseado que Jessica lo hubiera llevado para su primera cita…….

Abrió sus ojito de par en par al escuchar como sonaba el timbre de la puerta, trago saliva e intento encontrar fuerzas para continuar. Respiro sin cesar ya que estaba poniéndose muy nerviosa. Comenzó a contar hasta diez y poso su mano en el pomo de la puerta, al abrir vio allí a Walter con un brazalete. Érica lo miro forzando una sonrisa mirando ese gran floripondio que tendría que ponerse en la muñeca.

-Huy que monada………gracias Walter, eres un sol-Dijo Érica.

Sintió como su manita era cogida por la enorme manaza de su acompañante, miro hacia el frente pudiendo ver el coche de Walter. Seguro que consiguió las piezas con el dinero que le quitaba a los pardillos como él y Robert.

Walter abrió la puerta y Érica se sentó en el asiento del copiloto, mientras el daba la vuelta Érica se sacó de su diminuto bolso una aguja, le dio un pequeño beso solo esperando que le salvara la vida más de una vez en aquella noche. Walter se puso delante del volante, antes de arranca miro a su acompañante sonriendo y puso un cd de Metallica en la radio. Al arrancar espero que pasara lo de siempre, que la chica que estaba de copiloto se derritiera al escuchar el rugido del motor. Érica forzó una sonrisa, por su mente solo podía pasar lo estúpido y creído que era ese montón de músculos. La mano de Walter se resbalo y fue a caer en la pierna de Helen. Al ver como esa enorme mano le manoseaba el muslo uso el alfiler pinchándole, Walter sorprendido quito la mano sin saber de dónde venía ese pinchazo:

-Coño que ha pasado…..

Érica miro sorprendida el alfiler ya retorcido, si llega a saberlo traía la aguja de coser lana…

Esto puede interesarte también

2 comentarios

Deja un comentario