“El demonio de la máscara de hielo” por Asilo Oscuro, Ikormar, Olga LaFuente, Luis Miguel Loaiza, JJ Kastle, Informático Farero, Nicolás Oleinizak, Dagmar Sola, Nefelibata y Elena Siles

El demonio de la máscara de hielo @AsiloOscuro El invierno se había extendido más de lo normal. Las noches eran tan largas que las personas llegaban temprano a casa como si en la atmósfera existiera un miedo comunitario por la oscuridad. @Ikormar Los postigos de las ventanas permanecían cerrados. Nadie sentía curiosidad por ver lo que acaecía fuera. Los hogares estaban siempre cargados de leña. Nunca el fuego debía de apagarse. Las sombras, más oscuras que la noche, recorrían las calles. @Olga_LaFuente Una de ellas corría sin rumbo por las callejuelas del barrio chino, jadeaba y miraba hacia atrás. En su mano derecha llevaba un machete sangriento y en la otra, un colgante con un amuleto totémico. Parecía dudar, pero de repente, paró en un local presidido por dos figuras de león y los farolillos rojos, entró, atravesó el local que solo tenía dos clientes en una escondida mesa y franqueó.una puerta con un cartel de “Solo personal”. En aquel cuarto de ambiente nebuloso y una luz roja de baja intensidad, se encontraba la matriarca. De una de las más poderosas familias chinas llegadas de la ciudad hacía casi un siglo. La anciana no esperó. —¿La tienes? Una adolescente caucásica […]

Seguir leyendo

“Giros de la rutina” por Nefalibata, Elena Siles, Dagmar Sola, Eidsei, Dswaltz, Informático Farero, JJ.Kastle, Olga Lafuente, Dianamarcelared y Ana Centellas

Giros de la rutina @jardindebonsais (Nefelibata) Como cada domingo tras la sobremesa, le sobrevino la típica depresión post-fin de semana y pre-lunes. En momentos como ése, lo único que deseaba con todas sus fuerzas era…   @ElenaSilesB poder tener un solo segundo de paz para sí mismo. Conocía demasiado bien la rutina que lo abrumaba diariamente. En momentos como ese, sencillamente pensaba que no podría continuar al día siguiente. Sentía como si el tiempo se le escapara entre los dedos y no…   @DagmarSola lograba alcanzarlo nunca. Tanto metafórica como literalmente. Escurridizo como él mismo, todas las alteraciones que había sufrido en el periodo en el que había estado durmiendo eran imposibles de reparar. Y venga trabajar para arreglarlo aún así. El guardián no comprendía   @Eidsei por qué seguía intentándolo, si cada vez que lo lograba volvía a caer en aquel duermevela del que despertaba para trabajar. Una y otra vez. Dejó las divagaciones de lado y se puso manos a la obra, moviéndose como una máquina. O quizá era una, llevaba demasiados…   @dswaltz Meses atrapado por aquella rutina: trabajar, comer, trabajar y caer en su estado de duermevela para volver a trabajar. Lo raro era que su […]

Seguir leyendo