Hojas de otoño por Ana Centellas

HOJAS DE OTOÑO Corría un mes de octubre en el que el otoño había hecho acto de presencia en su máxima expresión. Cada mañana, después de la noche, las aceras de la ciudad aparecían cuajadas de hojas secas que los árboles, acunados por la suave brisa nocturna, habían ido dejando caer de manera lenta pero firme. Casi podría decirse que aquel otoño los árboles de la ciudad donde vivía Nerea habían arrojado más hojas secas que las que ellos mismos tenían, o al menos esa era la impresión que causaban. De nada servía que los servicios de limpieza se afanasen por recoger y mantener las aceras despejadas porque, noche tras noche, un nuevo manto dorado cubría la ciudad. Una de aquellas tardes, Nerea, melancólica, soñadora, pensante, se asomaba a través de los cristales de su habitación para ver el lento caer de las hojas cobrizas. Faltaba menos de una hora para que la noche hiciese acto de presencia y el espectáculo ya era hipnótico. Con lágrimas en los ojos, recordaba ojerosa la ruptura con Marcos hacía solo tres días. Con la mirada perdida tras los cristales de su cuarto, mientras miraba sin ver el vaivén de las hojas desde las […]

Seguir leyendo

“La casa” por Fran Rubio

La casa…., podría estar horas hablando de ella, y ciertamente algo hablare sobre ello….Era una vieja mansión que había estado por generaciones ocupada por mi familia, mis tatarabuelos, bisabuelos, abuelos, mi madre, y finalmente yo, estaba edificada sobre un promontorio desde donde se divisaba el pueblo entero y gran parte del contorno y si de día a la luz del sol ya intimidaba, no os quiero contar las noches de tormenta, cuando los relámpagos cimbreaban las sombras de sus ángulos,….hasta los más pérfidos demonios hubiesen temblado a sus puertas, oyéndola crujir al compás del granizo y la lluvia, si, ciertamente podríamos decir que tenía un aire tétrico y misterioso., La verdad era que nos gustaba así, nos gustaba que su sola presencia nos librara de curiosos y gente entrometida. Las gentes del pueblo siempre nos habían tratado de brujos y hechiceros….casi queman a uno de mis antepasados, pero se libro….jajajaja y esa es una historia para otro día, hoy no le corresponde, hoy quiero hablaros del paraíso, más concretamente de sus puertas….y de su guardián, sí, habéis acertado, de mí, el guardián de las puertas del paraíso, y que mejor forma de ocultarla que disfrazándola de oscuridad?. No cualquier miembro […]

Seguir leyendo

Cuando regresemos a casa por Ana Gutiérrez

Una tarde de septiembre, cuando el sol poco a poco iba escondiéndose detrás del horizonte y mientras mi cansado cuerpo descansaba sobre la aún caliente arena, de pronto noté como si alguien me empujara. Como si alguien me diera alas para poder volar. Como si pudiese flotar. Sentía un inmenso calor. Aunque al mismo tiempo, tenía la sensación de no tener temperatura. Era como si estuviese sin estar. Me sentía tan extraña… Intenté mirarme las manos y los pies pero no entendía su forma. Daba saltos en el aire, traspasaba hojas, palmeras…Ya no podía acariciar la tierra como antes. Ni juntar mis manos para sentir el frescor del agua. Ahora sólo podía caminar sobre ella sin hundirme, y traspasar la arena sin llegar a sentir nada. Cuando me giré para intentar estabilizarme y mantenerme de pie, pronto entendí lo que había ocurrido. Pude ver mi pálido y delgado cuerpo que yacía sereno cual movimiento de un mar en calma, mientras los rayos de aquel inmenso sol aún iban proyectándose sobre lo que quedaba de mí. – He muerto- me dije. Y lentamente, abandoné aquel hermoso lugar. Aún me costaba sostenerme en pie. ¿Qué clase de cuerpo era aquello? ¿Cómo es que […]

Seguir leyendo

Abrázame por Ana Gutiérrez Expósito

Y entonces, sólo deseé abrazarte. Sentir todo tu dolor en mí. Sentir la sal de tus lágrimas caer por cada poro de mi piel. Sentir tus ganas de gritarle al mundo lo infeliz que eras. Sentir tus ganas de odiarme, de abofetearme, de irte sin decirme adiós. Pero en el fondo, pese a tu mar bañado en llanto, sabías que tú también deseabas que te abrazara. Deseabas pedirme una explicación.  Por qué ahora. Por qué a mí. No entiendo nada… estoy en un laberinto indestructible para mí. Llévame hasta la salida porque siento que me ahogo. Llévame hasta el sigilo de la noche donde podamos sentirnos, amarnos, abrazarnos sin demora, apretar nuestros corazones tan fuerte que parezca que dejan de latir. Abrázame fuerte. Pero déjame que me rompa en llanto hasta caer sobre tu regazo. Déjame que te mire y desee odiarte. Déjame que te odie y que al mismo tiempo desee tenerte entre mis brazos susurrándote al oído cuánto te quiero. Déjame que desee alejarme de ti para que cuando me vaya, sólo desee y anhele buscarte. Déjame jugar a quemarme para después volver a hidratarme besándote sin retorno. Vuelve a mi lado… Pero sobre todo, abrázame. Siente mi […]

Seguir leyendo

Premios YouAreWriter 2017

En YouAreWriter hemos decido volver a celebrar los premios de YouAreWriter. Se llamará premios YouAreWriter 2017 Su objetivo será valorar a los autores y relatos que se han unido a nosotros hasta el momento. Tendreis para votar desde el día 8  hasta el dia 21 de Octubre. Aquellos relatos que se publiquen a partir del día 8 contarán para los premios del próximo año. ¡Así que no dejéis de publicar!. Los relatos  o cortos que hayan sido seleccionados no podrán ser nominados para el siguiente año, pero sí sus autores. Un autor podrá repetir premio de mejor autor mientras vosotros, los seguidores de YouAreWriter le sigáis votando.. En las encuestas podréis seleccionar a vuestros favoritos en todas sus categorías. El día 211 se dará por finalizada todas las encuestas (aunque luego sigáis votando no contará). Bien los relatos o cortos seleccionados para las nominaciones serán los 10 primeros (o menos sino existen más candidatos) , pero  sólo ganará el más votado (en cada categoría). Vosotros elegís quien gana los premios de YouAreWriter asi que a votad! A continuación los candidatos: Las categorías son: * Mejor Autor/a del año 2017 – Elena Saavedra – Cayetano Salas – Javier Garcia – Nicolás López […]

Seguir leyendo

Un lugar mágico por Ana Gutiérrez

29: Nuevamente, como cada 29 de abril, estoy aquí. En el sitio donde el sol nace en las estrellas y su brillo se observa en el alba. Estoy en el mismo sitio donde una vez me enseñaste que el sol nunca se apaga si confías en que su luz, pase lo que pase, siempre te acaricia el alma. Sigo en el mismo lugar que durante tantos años nos mostró que si uno de los dos se iba y el otro se quedaba, su esencia siempre permanecería viva. Y como cada abril, he vuelto a buscarte en el reflejo que juntos formábamos sobre el agua… Los destellos de mis lágrimas hicieron que mirara al cielo… Y ahí estabas. Sólo tuve que cerrar los ojos para escuchar tus palabras: “Intentaré arreglarte de nuevo. Entre los dos en verdad no hay distancia, sólo la que tus ojos quieren que haya. Si miras a lo lejos, allí donde el ocaso se entrega cada tarde y cada mañana, cierras los ojos y miras con tu mano puesta sobre el corazón de los dos latiendo, sobre todos nuestros te quieros, podrás notar mi alma. Hazlo siempre que quieras verme y te guiaré a casa. Es decir… […]

Seguir leyendo

La Dama del Arpa, por Alma Escritora

Cuenta la leyenda que en un punto perdido en la inmensidad de un océano se asienta un pequeño islote. Visto desde la superficie, no parece tener nada extraordinario, tan solo es una roca desnuda que se alza ligeramente sobre las aguas. Sin embargo, lo que le hace especial se encuentra bajo esta fachada, oculto en diversas grutas que serpentean en el interior de la rocosa torre que ancla el islote al lecho marino. Eran los Nymurièn, una antigua tribu cuya vida se desarrollaba durante la noche de forma sumergida. Su sociedad nunca se había visto contaminada por el mundo exterior, y quizá ello explique la utópica organización por la que se regían. Mas no todo era alegría en su micromundo. Tenían los Nymurièn unos enemigos ancestrales que habitaban en el fondo del océano, en una cueva excavada en los cimientos del islote. Los Varrun eran criaturas monstruosas que cada noche salían a cazar, siendo su alimento predilecto los Nymurièn.   Es aquí donde aparece en escena el ser a quien se debe esta leyenda. Su origen es incierto: en algunas de las historias, los marineros la describen como una nereida que sentía una gran simpatía por los habitantes del islote; […]

Seguir leyendo

Duelos por Ana Gutiérrez Expósito

PIEDAD ANTE LA MUERTE Cada tarde, cuando el sol poco a poco se va apagando, hay una sensación de soledad que no deja de rondarme ni un solo segundo. Entre los tristes cipreses aún se pueden observar multitud de tumbas que no reflejan una muerte sino una vida que ya ha llegado a su fin. Al alzar los ojos hacia ellas, me quedo quieta. Inmóvil. Casi sin respiración. No siento miedo sólo la calma del silencio. Cada día cuando vuelvo, hay un hueco completado. Otra vida entregada al cielo. Y sin demora me pregunto:” ¿Cómo es posible esto?”. Hoy estás aquí, pero un solo segundo puede cambiarlo todo. En un solo segundo dejas de existir, ya no hay nada que quede de ti. Tu voz se apaga, tus ojos se cierran, tu corazón enferma y deja de latir. Lo que un día fuiste queda sellado detrás de una pared o inmerso bajo la tierra. Ya te has ido para siempre. Y es que morir me provoca tanto respeto.. Hoy vives, estás aquí, piensas que serás eterno. Pero al final te das cuenta de que sólo eres polvo capaz de formar una figura para después, volver a destruirse. Cada vez que […]

Seguir leyendo

La Ventana por Elena Saavedra

Lucía miraba a través de la ventana al exterior desde su habitación vacía. Hacía tiempo que estaba sola; aunque estaba acostumbrada llevaba demasiado tiempo en aquella fría habitación esperando que entrara un poco de luz y esperanza a través de la ventana. En el exterior la gente caminaba despreocupada; apenas se detenían a mirar a su alrededor y ella les compadecía por no valorar la belleza de lo que les rodeaba. Ella estaba deseando sentir el sol sobre su piel blanca como la nieve, cerrar sus ojos de color miel y disfrutar de su nueva vida. – Hola Lucía- dijo una voz masculina a su lado. – Hola doctor García. ¿Es ya la hora?- preguntó Lucía. – Sí, debemos irnos. Hoy es el día de tu alta. Por fin has el cáncer, eres una luchadora. – Gracias. Creo que después de todo lo que me ha pasado en los últimos meses miraré las cosas de forma distinta. Incluso echaré de menos mirar por la ventana- reconoció Lucía. – Nosotros también te vamos a echar de menos Lucía, todo el equipo quiere despedirse de ti. Vamos te llevo con ellos y después a casa. ¿Te parece bien?- preguntó el doctor y […]

Seguir leyendo