Inmoral cap 20 por Elena Siles

Capítulo 20 Jung había visto como masacraban a las personas en la calle, acusándolas de ser inmorales y arrojándolas a la fosa común. Su odio era tan intenso y profundo que eran incapaces ver nada más. Entonces Jung comprendió que todas aquellas leyes, eran para controlar a la población. Se le daba algo con lo que plasmar su ira que había sido provocada por las injusticias de la vida para que no lo usasen en contra del reino. Era tan… patético… tan repugnante que apenas encontraba las palabas para describir lo que sentía. Sobre su cama descansaba su amada esposa, después de las revueltas no quiso arriesgarse más. Quién sabe si un día no irían a por él para intentar arrebatarle sus negocios y le acusaban de inmoral, o peor aún iba tras Clarisa. Así que tras una boda rápida y una luna de miel que había terminado aquel mismo día habían decidido hacer algo al respecto. Jung sabía que ni la desaparecida Aelle ni Johan plantarían cara a Horlk II. Estaba asustado, Kauko ya había intentado derribar a Horlk II y no había terminado nada bien. Sin embargo, no podía seguir allí cruzado de brazos. Debía matar a Horlk […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 19 por Elena Siles

Capítulo 19 Talia estaba al lado de su amante, Freya, observando su hermosa piel blanca cuando la luz de la ventana entró en su habitación. Después de haber terminado abruptamente su relación con Lydia había decidido que quería pasar página. Freya era una mujer con curvas en forma de reloj de arena y de estatura media. Tenía el pelo castaño, corto y lacio, sus ojos eran marrones intensos, sus labios gruesos y su nariz respingona. Freya se despertó, se puso un camisón y dio un beso a Talia. Desayunaron juntas en el comedor y decidieron ir a dar un paseo por el pueblo. De pronto mientras hacían unas compras a Talia le pareció ver por el rabillo del ojo a Lydia, al darse la vuelta vio a Aelle a su lado. Su corazón se paró durante lo que pareció una eternidad, pero un dulce beso de Freya la volvió a la realidad. Talia sacudió la cabeza, a pesar de tener una mujer magnífica a su lado no pudo evitar que la envidia la invadiera.   Shire había pasado un día maravilloso con Johan y había decidido darle una oportunidad cuando la noticia de que Aelle había escapado llegó a sus […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 18 por Elena Siles

Capítulo 18 Lydia y Aelle estuvieron dos días viajando por mar hasta que llegaron las costas del reino de Cirne. La noticia de la huida de Aelle había llegado ya hasta allí y por lo tanto Oberyn estaría muy furioso con su hija. El reino de Cirne era bohemio y lleno de color, sus ciudadanos eran de distintas razas y procedencia. Las casas eran altas y hechas de piedra, todo con un estilo barroco en su diseño. El castillo alzado sobre la cima de una colina era majestuoso, casi una obra arte. Por las calles cogidos de la mano había parejas homosexuales, tanto hombres como mujeres; y lo más increíble para Aelle era ver que los ciudadanos lo veían absolutamente normal. Incluso vio a una pareja homosexual con un pequeño de unos seis años subido a los hombros de uno de sus padres. Aquello era como otro mundo totalmente distinto al que conocía Aelle. Había un teatro precioso en aquella misma calle y la escuela y el hospital no estaban lejos. Era como viajar a un futuro casi idílico para Aelle, era impresionante. Por supuesto la moda y la forma de vestir era similares a la de Rausvai, pero en […]

Seguir leyendo

Inmoral cap 17 por Elena Siles

Capítulo anterior: http://youarewriter.es/inmoral-cap-16-por-elena-siles/ Capítulo 17 Aelle llegó corriendo hasta el barco de Lydia después de haberse despedido de su hermano y de haber dejado una nota a su prometido Kern, deshaciendo el compromiso. A pesar de todo, había vencido a sus miedos y ahora estaba dispuesta a arriesgarse a lo que les esperase en Cirne junto a Lydia. Lydia con lágrimas en los ojos no pudo evitar brincar de alegría al ver a Aelle con su ondulante pelo rubio corriendo hacia el barco. Al subir al barco, Aelle fue recibida con un gran abrazo por parte de Lydia, ambas emocionadas se miraron a los ojos, no hacía falta decir nada más. Lydia indicó al capitán que el barco zarpara y él la obedeció. Mientras se alejaban de Rausvai, Aelle observó como todo aquello que conocía se quedaba atrás. Lydia besó a Aelle en los labios y la llevó hasta su camarote emocionada, estaba deseando tenerla en sus brazos. Al llegar al camarote, Lydia cerró la puerta y volvió a besar a Aelle en los labios.   — ¡Estoy tan contenta porque hayas venido! — dijo emocionada Lydia — ¿Qué te hizo cambiar de opinión? — Cuando te marchaste, se lo conté […]

Seguir leyendo

Hirviente guerra fría cap 11. Final? por Javier García

Capítulo 11  Al día siguiente, en supermercados DonMarket, no notarían el uso de uno de sus camiones, ni la incursión nocturna, ni que faltaban varios palés de mercancía. Quizá se dieran cuenta en el próximo balance, o quizá nunca. Lo que si quedaría patente, y de eso daría buena cuenta la prensa, es el estado en el que había quedado la sede de la FRE, y de la inexplicable presencia de su secretario, encontrado dormido y desnudo en un céntrico parque, con los labios pintados y un sol rojo dibujado en su prominente barriga. La prensa reanudaría sus ataques contra Sol Rojo, tan sólo consiguiendo hacerles una nueva campaña publicitaria. -La mala noticia es que creo que estás loca y eres peligrosa… La buena, y menos mal que hay una a la que pueda llamar buena, es que has dado con un material sumamente interesante. Se le puede sacar partido para lo que quieres sin tener que ir por ahí repartiendo golpes. Descansa unos días porque si sigues así, podemos acabar todos muy mal. Esas eran las palabras de Asier, que se encontraba frente a Nuria en su despacho en un estado mental entre la furia y el júbilo. Nuria […]

Seguir leyendo

Hirviente guerra fría cap 10 por Javier García

Capítulo 10 A Nuria, aunque no lo dijera, se le notaba demasiado que era lo que quería hacer a continuación. Lo llevaba escrito en la cara, y por muchas ruidosas discusiones que tuviese con Asier, no se lo quitaba de la cabeza. Hasta que lo hizo. Aquello no era otra cosa que incautar, como ella decía, mercancía que los directivos de DonMarket acumulaban en sus almacenes. Al principio, pensó en hacerlo con las furgonetas de la asociación, aunque no le convencía por el espacio tan limitado, tenía que ser algo más grande. Finalmente se las arregló para llenar uno de los camiones de la misma empresa a la que aligerar de peso. Fue gracias a sus contactos de el sindicato, que desde hacía mucho deseaban que ocurriera algo, algo como aquello, y mucho más. Todo el personal del turno de noche, y la mayor parte de los diurnos, le prestaron todo tipo de ayuda para que pudiera llevarse a cabo, incluso acordando entre todos una coartada con la que no pillarse los dedos en todo aquel asunto. Nuria y su gente consiguieron llevarse el camión, descargarlo y llevarlo de vuelta en sólo unas pocas horas con la ayuda de todos […]

Seguir leyendo

Hirviente guerra fría cap 9 por Javier García

Capítulo 9 Unos días después, Nuria, disfrutando de un plácido sueño, fue arrancada de el por efecto del sonido de su propio teléfono móvil. Eran apenas las diez de la mañana, y respondió a la llamada aún sin haberse despertado por completo. -Mmm… si? -Nuria? -Si, soy yo… quien es? -Soy Jaime, del sindicato, el que ayudaste a crear… no se si te acuerdas de mi… -Jaime, si, me acuerdo. Hacía tiempo que no sabía de ti. Pasa algo? -Pues si, es Sonia, tu hermana. Está borracha, y ha entrado en la tienda, montando un buen show, insultando y escupiendo a todos. Podrías venir a recogerla. -Joder! Esta tía tía no sabe hacer otra cosa que no sea dar por el culo! Voy enseguida. Gracias por avisar. Corrió a despertar a Clara para que la llevara, mientras se vestía a toda prisa. Por suerta, Clara era madrugadora, y ya estaba despierta y lista para lo que fuese. Dudaron en si coger o no una de las furgonetas, pero no había tiempo para pedirle a Asier si podía dejarles usar su coche, así que cogieron la furgoneta y se marcharon a toda prisa. Cuando llegaron, dejaron el vehículo en el aparcamiento […]

Seguir leyendo

Hiviente guerra fría cap 8 por Javier García

Capítulo 8  Sonia, como de costumbre en los últimos tiempos, estaba tirada en un bar, bebiéndose la prestación por desempleo para mitigar sus dolores. Exhibiéndo sus atributos y acostándose con desconocidos para olvidar la penosa existencia que era su vida cotidiana, intentando olvidar una vida que le era desagradable. En casa se tumbaba en la cama, medio borracha y entumecida, con los ojos abiertos, mirando al techo e intentando evocar una mejor existencia, más agradable, pero fracasando siempre en sus intentonas, para acabar una vez más por ser invadida por el desasosiego. De vez en cuando, su vegetar en la cama era interrumpido por angustiosas y recurrentes vomitonas, originadas por su generosa ingestión de alcohol, sumadas a su ruinoso estado de ánimo. Vomitonas en las que expulsaba lo que a Sonia se le antojaba gran parte de su estéril y desperdiciada vida. En ocasiones, en su ebrio deambular por las calles, se detenía frente a la puerta de su antigua empresa, DonMarket, deseando entrar sin atreverse, mientras veía a los miembros de la plantilla, a los que obsequiaba con numerosos balbuceos, que pretendían ser insultos y amenazas, tras lo que volvía a emprender su marcha sin rumbo. Un día, se […]

Seguir leyendo

Hirviente guerra fría cap 7 por Javier García

Capítulo 7 Amaneció siendo viernes. Llegó la mañana del día en que todo iba a comenzar. Nuria, en su pequeño cuartito, totalmente espartano, acorde con su personalidad, en el que sólo contaba con una cama sobre una plancha de madera y nada más, como único mobiliario,se despertó enseguida, levantándose de un salto, notando su cuerpo lleno de energía para enfrentarse a lo que fuera. Se estiró, bostezando escandalosamente, y salió del cuarto con la ropa en la mano, vistiéndose en el pasillo, como era su costumbre. No le importaba que nadie la viese en ropa interior, ni tampoco le importaría que le viesen desnuda, tenía lo mismo que tenían los demás, no creía que nadie fuese a asustarse por eso. Se detuvo frente a la habitación de Asier, mientras se calzaba. Una vez más pensó en arrancar los cordones de las zapatillas deportivas y tirarlos. Se perdía mucho tiempo en atarlos y desatarlos. Mientras se peleaba con los cordones, la puerta se abrió, y salió Asier, que casi chocó contra ella. Ella se levantó y se dirigió a él: -Hombre, has madrugado hoy, eh? -Si, tengo documentación que repasar antes de… de que nos precinten el local por los líos que […]

Seguir leyendo

Hirviente guerra fría cap 6 por Javier García

Capítulo 6 Un mes después de haber hablado con Nuria de las actividades que llevaba a cabo, y las que pensaba realizar, Asier aún rumiaba sus palabras. Se sentía… ni siquiera sabía como se sentía, no acertaba a encontrar las palabras adecuadas. La conocía bien, y sabía de su propensión al conflicto, pero esto iba aún más allá, quizá demasiado para su gusto. Ese pequeño ejército que estaba montando, podía llegar a ser problemático, y aún más comandado por ella. Pensó en volver a intentar hablarlo, pero sabía que sería inútil. Ella era como un perro de presa, jamás desistía, y menos aún si veía a su alcance posibilidades reales de hacer algo como lo que se traía entre manos. Tan sólo esperaba que no se extralimitase demasiado, y acabasen todos en la cárcel. Se consolaba pensando en que, al menos, no tenía acceso a armas de fuego, lo que sería una horrible pesadilla para el. Se sentó en el pequeño despacho que él mismo había habilitado en el antiguo hotel consistente en un portátil, sobre una mesa, un armario-fichero, y un par de sillas, sin nada más. Trató de alejar sus pensamientos de las actividades de Nuria, y se […]

Seguir leyendo