Tu eterno recordar por Maria H.L.

Tu eterno recordar Asfalto, miles de veces rodado, en cientos de ocasiones extraordinarias de la vida. Su ruta ascendente te conduce a insospechados parajes, desconocidos por aquellos que no fueron elegidos para sentir su esplendor. Rincones que te proporcionan emociones inefables que se desprenden de las raíces de la tierra, de sus entrañas con las que te hermanas. Tanto fulgor cala en mi ser y ahí se instala hasta su deportación a mundos más monótonos .Mi vergel resplandece en el día y en la noche .Mi mirada, mi piel y respiración se confunden con él, cuando nos encontramos en un eufórico y emocionante baño de aromas y colores. La luna que platea en sus noches de plenitud todo cuanto alcanza a la vista y Venus creando en el firmamento un halo de ilusión en los corazones que lo contemplan. Trotando con pasos lentos y placenteros te dejas rociar por toda la magia y la calma que la burbuja milagrosa te invita a sentir. Todo a tu alrededor se torna excitante por algo en el ambiente que decrece la acepción del vocablo belleza … Mientras te sumerges en el aroma de este nirvana, sueñas despierto y no quieres cerrar los párpados […]

Seguir leyendo

Te siento aquí en mi mente por Maria H.L.

Te siento aquí en mi mente. Vago por el mar de los abismos, lo seductor de tu sombra, deleitoso tormento, golpetea aquí en mi pensamiento. Anida en mi sacramento el encanto de tu inspiración, seducida por tu milagro, receptora de esta fascinación. Celestial resplandor, que mora en mi orilla vestal. Palpitante turbación al gozar tu nacer espiritual. Atravesada por tu verbo labrado, donador de tempestuosas misivas celestiales. Enardecido mi lirio, Extasiado mi corazón, doquiera, un bulevar, una alameda, un arrecife, mi lecho, en ellos eternamente, despierto y espiritoso, tu milagro, tu ángel, tu recuerdo, tu dulce sombra. ¡ Exquisita desazón, al evocar tu añorar, al evocar, tu sustancia de loto!

Seguir leyendo