El valle del miedo, por Alma Escritora

Tras las montañas de Escocia se halla oculto un pueblo cuyo nombre no se pronuncia. Está mal comunicado con el exterior y su población es escasa, pero no es esto lo que infunde tanto temor, sino la leyenda que se cierne sobre él como la niebla que siempre lo cubre; la misma historia que Noah Moore, periodista en ciernes, se disponía a registrar y cuya veracidad planeaba someter a su escéptico juicio. No se le escapaba que el verdadero motivo por el que su jefe le había autorizado a hacer aquel viaje había sido librarse de él, pero albergaba la esperanza de que aquel artículo le valiera al fin la columna que tanto ansiaba, incluso aunque esta resultara ser solo mensual. El trayecto desde Londres no había estado exento de imprevistos y accidentes que una persona más supersticiosa hubiera interpretado como malos augurios. Pero no así Noah, que era un acérrimo creyente de que no había suceso que no tuviera una explicación racional. Por ello, los contratiempos no le impidieron fantasear con la idea de que aquel viaje sería decisivo para impulsar su carrera. Su ánimo comenzó a decaer al llegar a Edimburgo, donde se vio obligado a ir saltando […]

Seguir leyendo

El genio dormido, por Alma Escritora

“La escritura es un acto de autohipnósis.” Por esa razón, tras meses de frustrados intentos de componer una novela, Roger decidió hipnotizarse a sí mismo. Probó a hacerlo durante una hora, y el experimento tuvo tanto éxito que a esta le siguieron muchas más, hasta que la autohipnósis terminó por convertirse en un acto inevitable. Pasaron los meses y las palabras continuaban fluyendo de él como un torrente imparable. Roger apenas comía ni dormía, ya solo vivía para escribir. Con el paso del tiempo aquel ritmo de vida comenzó a hacer mella en su salud, y llegó el fatídico día en que su médico le dijo que debía parar o le costaría la vida. Para entonces, Roger ya había publicado tres novelas que le habían otorgado renombrada fama. Tras mucho cavilar llegó a la conclusión de que con lo que ya tenía se daba por satisfecho, amén de que renunciar a la autohipnósis no significaba renunciar a escribir por completo. De manera que aquel día se fue a dormir sin poner en marcha su acostumbrado ritual. Sin embargo, cuando despertó sintiéndose terriblemente cansado y descubrió un taco de folios manuscritos sobre su escritorio comprendió que el genio que había creado […]

Seguir leyendo

Premios YouAreWriter 2017

En YouAreWriter hemos decido volver a celebrar los premios de YouAreWriter. Se llamará premios YouAreWriter 2017 Su objetivo será valorar a los autores y relatos que se han unido a nosotros hasta el momento. Tendreis para votar desde el día 8  hasta el dia 21 de Octubre. Aquellos relatos que se publiquen a partir del día 8 contarán para los premios del próximo año. ¡Así que no dejéis de publicar!. Los relatos  o cortos que hayan sido seleccionados no podrán ser nominados para el siguiente año, pero sí sus autores. Un autor podrá repetir premio de mejor autor mientras vosotros, los seguidores de YouAreWriter le sigáis votando.. En las encuestas podréis seleccionar a vuestros favoritos en todas sus categorías. El día 211 se dará por finalizada todas las encuestas (aunque luego sigáis votando no contará). Bien los relatos o cortos seleccionados para las nominaciones serán los 10 primeros (o menos sino existen más candidatos) , pero  sólo ganará el más votado (en cada categoría). Vosotros elegís quien gana los premios de YouAreWriter asi que a votad! A continuación los candidatos: Las categorías son: * Mejor Autor/a del año 2017 – Elena Saavedra – Cayetano Salas – Javier Garcia – Nicolás López […]

Seguir leyendo

Duelos por Ana Gutiérrez Expósito

PIEDAD ANTE LA MUERTE Cada tarde, cuando el sol poco a poco se va apagando, hay una sensación de soledad que no deja de rondarme ni un solo segundo. Entre los tristes cipreses aún se pueden observar multitud de tumbas que no reflejan una muerte sino una vida que ya ha llegado a su fin. Al alzar los ojos hacia ellas, me quedo quieta. Inmóvil. Casi sin respiración. No siento miedo sólo la calma del silencio. Cada día cuando vuelvo, hay un hueco completado. Otra vida entregada al cielo. Y sin demora me pregunto:” ¿Cómo es posible esto?”. Hoy estás aquí, pero un solo segundo puede cambiarlo todo. En un solo segundo dejas de existir, ya no hay nada que quede de ti. Tu voz se apaga, tus ojos se cierran, tu corazón enferma y deja de latir. Lo que un día fuiste queda sellado detrás de una pared o inmerso bajo la tierra. Ya te has ido para siempre. Y es que morir me provoca tanto respeto.. Hoy vives, estás aquí, piensas que serás eterno. Pero al final te das cuenta de que sólo eres polvo capaz de formar una figura para después, volver a destruirse. Cada vez que […]

Seguir leyendo

La Ventana por Elena Siles

Lucía miraba a través de la ventana al exterior desde su habitación vacía. Hacía tiempo que estaba sola; aunque estaba acostumbrada llevaba demasiado tiempo en aquella fría habitación esperando que entrara un poco de luz y esperanza a través de la ventana. En el exterior la gente caminaba despreocupada; apenas se detenían a mirar a su alrededor y ella les compadecía por no valorar la belleza de lo que les rodeaba. Ella estaba deseando sentir el sol sobre su piel blanca como la nieve, cerrar sus ojos de color miel y disfrutar de su nueva vida. – Hola Lucía- dijo una voz masculina a su lado. – Hola doctor García. ¿Es ya la hora?- preguntó Lucía. – Sí, debemos irnos. Hoy es el día de tu alta. Por fin has el cáncer, eres una luchadora. – Gracias. Creo que después de todo lo que me ha pasado en los últimos meses miraré las cosas de forma distinta. Incluso echaré de menos mirar por la ventana- reconoció Lucía. – Nosotros también te vamos a echar de menos Lucía, todo el equipo quiere despedirse de ti. Vamos te llevo con ellos y después a casa. ¿Te parece bien?- preguntó el doctor y […]

Seguir leyendo

Sin palabras por Natalia Linares

El cielo parecía que iba a arrancar a llorar en cualquier momento. Las nubes estaban de lo más gris que se había visto desde hacía meses y, como siempre, Lucy se dirigió al pequeño café en el que trabajaba. Como era habitual, pasó por el puente que unía la ciudad separada por el río y observó con una sonrisa divertida al mimo con el semblante serio, la mano a modo de visera, divisando el horizonte. Por un instante, Lucy pensó que en un día como aquel, el muchacho que representaba con su atuendo todas las dimensiones de la expresión “teatro callejero” no debía estar pasándolo bien ya que nadie le prestaba atención. Se quedó absorta contemplando su delgada figura subida sobre un pequeño cajón que hacía las veces de escenario y durante unos breves instantes sus miradas se encontraron. Una gélida bocanada de aire glacial le recordó que llegaba tarde. Sin más dilación, embozada en su capa, se fue rumbo al trabajo. Afortunadamente para ella y también para el mimo callejero, la tarde mejoró y el sol decidió asomarse un rato tras las nubes. Muchos niños y sus padres observaban al mimo, lanzando monedas para que hiciese alguna acción y […]

Seguir leyendo