Te siento aquí en mi mente por Maria H.L.

Te siento aquí en mi mente.

Vago por el mar
de los abismos,
lo seductor de tu sombra,
deleitoso tormento, golpetea
aquí en mi pensamiento.

Anida en mi sacramento
el encanto de tu inspiración,
seducida por tu milagro,
receptora de esta fascinación.
Celestial resplandor,
que mora
en mi orilla vestal.

Palpitante turbación
al gozar tu nacer espiritual.
Atravesada por tu verbo labrado,
donador de tempestuosas
misivas celestiales.

Enardecido mi lirio,
Extasiado mi corazón,
doquiera,
un bulevar, una alameda,
un arrecife, mi lecho,
en ellos eternamente,
despierto y espiritoso,
tu milagro, tu ángel,
tu recuerdo,
tu dulce sombra.
¡ Exquisita desazón,
al evocar tu añorar,
al evocar, tu sustancia de loto!

Esto puede interesarte también

Deja un comentario