Un Regalo de Luz y Amor cap 17 por Cayetano Salas Salas

Capítulo 17

cayetano-libro

El Amor es sabio y se entrega. El pecado es enfermedad e hiere. Tú eliges dónde quieres estar. Puedes ir en busca de una santidad obrando en el Amor a tus hermanos como obra de fraternidad. No busques que te aplaudan, busca la paz para repartírsela a otros, pues si das paz es que tienes Amor dentro.

Dios es El Maestro y nosotros sus misioneros. Como humildes siervos debemos asemejarnos. Es importante la fe, la caridad y el Amor; eso cura muchas enfermedades. Es importante ir a misa, confesar los pecados y comulgar tanto con la Palabra como con el Pan Vivo. Ahí tenemos unos favores fabulosos; es medicina para el alma y cura las depresiones y ansiedades, entre otras muchas enfermedades. No sólo es una asistencia, sino que es una manera de agradecer su entrega, una fe que nos lleva hasta su puerta: la necesidad de saber que lo necesitamos, que nada nos pertenece y que sin Él no somos nada.

Es por Su Amor que escribo esta obra: una llamada, una invitación a su Reino de Amor Puro. Puede ser breve y concisa, y Su finalidad es hablar a los corazones. Porque sin Él no somos nada y con Él tenemos el Cielo en la mirada. Por eso el Amor te llevará a la Gloria cuando sientes que Jesús te acompaña.

Imagina que eres una vela encendida. Cuando tienes fe en que no se apagará nunca, ella siempre iluminará otras vidas. Tu Luz es precisa en el mundo, no creas que tu trabajo es insignificante. Cada una hace el trabajo necesario y son esas personas que puedes alumbrar las que mantendrán una nueva llama viva. El esfuerzo merece la pena, por eso es tan importante no desfallecer nunca.

Como el deseo de ser puro te lleva a hacer obras con pureza, el deseo de alumbrar será Amor que se coseche. No mires para atrás para herirte, sino para darte cuenta de todo el bien que hiciste.

¿Estás dispuesto a alumbrar este mundo?

Si brillas es porque tienes Amor. Camina con paciencia como virtud. Camina con Amor hacia cada corazón. Haz pequeñas obras humildes y sencillas. Son ésos los gestos que te harán crecer, hermano. Tu oportunidad es tan brillante que te dieron tantas enseñanzas como días había en el calendario; a veces llueve, otras hay viento fuerte, otras Sol radiante, otras días de paz. Todos valieron para algo; por eso el Amor siempre debe ir en cada uno de tus pasos. Es imprescindible obtenerlo para entregarlo y cuidarlo para mantenerlo. Es un arma eficaz y, aunque no puede comprarse, sigue moviendo el universo; y aun cuando la vida parezca muy dura, todavía hay que agradecer mucho.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario